“Con sumercé podemos”

Actualidad

Fabio Alberto Medrano Reyes nació en Paipa (Boyacá). Se formó en el seno de una familia que fortaleció sus valores éticos, donde la educación y el trabajo social fueron de la mano para consolidar un profesional amante a la naturaleza y su territorio. Es biólogo de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC). Tiene una especialización en Planeación y Gestión del Desarrollo Territorial y en Ingeniería ambiental. Actualmente estudia Maestría en Gobierno del Territorio y la Gestión Pública. Ha sido coordinador de educación ambiental y apoyo a la subgerencia de la Empresa de Servicios Públicos Red Vital de Paipa. También se ha desempeñado como Coordinador Ambiental en la Unidad de Trabajo Legislativo en la Cámara de Representantes. Así mismo, fue director Departamental de Juventudes, Director de Medio Ambiente y Asesor de Despacho del gobierno Creemos en Boyacá. Del mismo modo, ejerció como alcalde encargado del municipio de Sáchica y desde muy joven su convicción lo llevó a buscar la alcaldía de la Capital Turística de Boyacá.

Alcalde de Paipa
Alcalde de Paipa (Boyacá), Fabio Alberto Medrano Reyes.

Construir desde la diferencia es el principio de FabioMedrano, quien se ha comprometido con los 32.441 habitantes del municipio a cumplir con el plan de gobierno “Con Sumercé Podemos”, el cual fue elaborado sobre varios ejes, como el empoderamiento del ciudadano desde la transformación social, el fortalecimiento de la educación, la concepción de territorio con la conservación del medio ambiente y el impulso del sector turístico como motor de la economía regional.

Desde el concepto de territorio la administración quiere fortalecer los vínculos de la población con su región. “En Paipa existen tan solo 14 individuos del frailejón Espeletia Paipana, única en el mundo y su hábitat natural está en peligro”, afirma el alcalde. Por eso, con la motivación quiere desarrollar un Plan de Ordenamiento Territorial que delimite la nueva cara del municipio en el país, porque “Nadie defiende lo que no ama y nadie ama lo que no conoce”, sostiene. Con la llegada de la pandemia del covid-19, los recursos se destinaron a la atención de las familias vulnerables, porque la prioridad siempre fue la comunidad. El mandatario destaca la solidaridad de los paipanos durante la emergencia sanitaria, quienes se unieron masivamente al programa de banderas verdes que fue creado para ayudar a los más necesitados. “Aquellas familias que quisieran donar, extendían una bandera verde, la alcaldía se desplazaba hasta allá y brindaba el apoyo a quienes tenían su bandera roja”. También se desarrolló un programa para atender a los estudiantes que estaban fuera del municipio con el acompañamiento en
el transporte y el respaldo necesario para el retorno a su núcleo familiar. “Lo más importante son los ciudadanos. Ellos son el cambio, no un político. Cada uno tiene un momento, porque el desgaste es continuo. Es mejor trabajar con toda y hacer un cambio real”, expresa el funcionario.

Paipa como capital turística de Boyacá ha sido por años un foco de inversión y esparcimiento para muchos colombianos. Las restricciones por la llegada de la pandemia limitaron el ingreso de turistas y el traspaso de recursos, resultando perjudicado el Instituto Termal de Paipa (ITP). Sin embargo, con el compromiso de la administración se asumieron las responsabilidades tributarias, donde el municipio se encargó de la deuda “para defender lo público”. Con ello, el ITP continuó como principal centro de acopio en la ciudad, y en noviembre se convirtió en uno de los primeros lugares en reabrir al público bajo todos los protocolos de bioseguridad, constituyéndose en ejemplo para el territorio nacional.

El sector hospitalario se fortaleció con la presencia institucional en zonas rurales para brindarles servicios dignos y justos a la población. Con el programa el “Hospital a la vereda” se estableció una unidad móvil avaluada en 84 millones de pesos para mejorar la atención médica a sus habitantes. La oferta institucional llegó, por ejemplo, a la vereda el Venado, ubicada a cuatro horas del casco urbano en carro. El programa incluía consulta de medicina, odontología y enfermería, toma de citologías cérvico uterinas, vacunación, toma de muestras de laboratorio clínico, controles de crecimiento y desarrollo y campañas de promoción y prevención. Se visitaron 22 veredas con un total de 714 pacientes y se realizaron más de 4.416 actividades especialmente en población vulnerable El Instituto Termal de Paipa (ITP) se convertirá en el principal centro de acopio para la reactivación económica. El trabajo interinstitucional ha fortalecido las alianzas productivas. con niños y adultos mayores. “Con este proyecto que es interdisciplinario se involucra a las secretarías municipales de Salud, Infraestructura,Cultura y Juventud, el Instituto de Educación Física, Recreación y Deportes, la empresa de servicios públicos Red Vital y líderes de las distintas comunidades a través de la Oficina de Juntas de Acción Comunal, las cuales intervienen con aportes logísticos, presentaciones artísticas, sesiones lúdicas y deportivas, apoyo psicosocial y otros espacios de sensibilización, en especial, acerca del autocuidado contra el coronavirus”, subraya el alcalde.

Para fortalecer la red hospitalaria, se invirtieron $110.872.931 millones de pesos en el Hospital San Vicente de Paúl con la adquisición de 1.327 pruebas antígeno, las cuales fueron destinadas a grupos poblacionales vulnerables, como transportadores, vendedores informales, mineros y empleados públicos.

A través de esta iniciativa se busca poner en marcha la estrategia Prass (Pruebas, rastreo y aislamiento selectivo y sostenible), promovida por el Ministerio de Salud y Protección Social para combatir  la pandemia y lograr la disminución de la cadena de contagios. 

El Instituto Termal de Paipa (ITP) se convertirá en el principal centro de acopio para la reactivación económica.
El trabajo interinstitucional ha fortalecido las alianzas productivas.

Para la administración, la educación es fundamental en el crecimiento y empoderamiento de la población joven. Es así como la Alcaldía dispuso de 383 millones de pesos para mantener la ayuda financiera a los cerca de 83 beneficiarios que actualmente integran el Fondo de Apoyo de Acceso a la  Educación Superior (FAES). Como parte de las acciones gubernamentales, se entregarán ayudas tecnológicas y se garantizarán alrededor de 2.000 millones de pesos para el Plan de Alimentación Escolar (PAE). Gracias a otras iniciativas de los gobiernos nacional, departamental y local como Conectados Tic Para la Educación, Donatec y Computadores para Educar, los niños y jóvenes paipanos con mayores necesidades de conectividad de los diferentes planteles académicos oficiales, podrán acceder a partir de 2021 a nuevas herramientas tecnológicas, entre ellas 139 computadores portátiles, 67 tablets, 15 centros digitales, celulares con paquetes de datos y morrales con diversos útiles escolares, que facilitarán su proceso formativo intelectual en esta época de pandemia.

La recuperación de las vías será un eje de crecimiento económico.
La educación es fundamental en el crecimiento y empoderamiento de la población joven.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •