ALMIRANTE, UN HOTEL “SIN BARRERAS”

Actualidad
Almirante-Congreso4-2021banner-1024x83

ALMIRANTE, UN HOTEL “SIN BARRERAS”

Para el Hotel Almirante, la clave de la recuperación y la reactivación está en su gente

El Hotel Almirante, ubicado en el sector de Bocagrande, reabrió sus puertas hace un año completo, en medio de la pandemia, con fuertes medidas de bioseguridad, estrictos protocolos y sendas acreditaciones que certifican sus procesos internos. Poco a poco ha recuperado el ritmo dándole prioridad al reintegro de sus colaboradores.

Con más de 120 funcionarios entre directos e indirectos, “Almirante te cuida, Almirante te quiere” fortalece su operación desde el interior, haciendo principal énfasis en sus programas de inclusión laboral, empleabilidad y promoción profesional. “Estamos enfocados en el desarrollo de tres ejes primordiales: bienestar físico-social, sicológico y emocional; logrando así el desarrollo integral de nuestros colaboradores¨, afirma Liliana Padilla, Gerente de Gestión Humana del Hotel Almirante.

Es por ello, que el hotel y sus directivas hacen especial énfasis en fortalecer su programa estrella llamado “Labor sin barreras”, cuya finalidad es garantizar la empleabilidad a personas con algún tipo de discapacidad, apoyando así su desarrollo laboral, social y económico, y por ende impactando de manera positiva en su entorno familiar cercano.

“Labor sin barreras, es el programa insignia del Hotel Almirante Cartagena desde hace cuatro años”, señala Liliana Padilla, quien agrega que “en el Hotel Almirante somos pioneros en programas de inclusión. Nuestra experiencia ha sido compartida con el comité de Recursos Humanos  de Cotelco logrando que hoteles como Bastión Real, Las Américas, Casa San Agustín y casino vincularan trabajadores con discapacidad emulando nuestro programa, lo cual nos motiva a seguir adelante liderando esta iniciativa de inclusión laboral de personas con discapacidad en el sector turismo y hotelería en Cartagena”.

Datos

Hotel Almirante Cartagena ha logrado vincular ocho aprendices en condición de discapacidad.  Actualmente cuenta con cuatro colaboradores con discapacidad auditiva, tres de ellos vinculados laboralmente y uno como aprendiz. El Hotel ha logrado generar una imagen positiva frente a los diferentes grupos de interés, haciendo visible nuestra determinación por ser reconocidos como un lugar para trabajar socialmente responsable. Se ha posicionado como un referente de la inclusión laboral en el sector turístico nacional gracias a ambientes laborales más productivos e inclusivos. Ha desarrollado una cultura interna en donde los trabajadores con discapacidad comparten sus experiencias y motivan a sus compañeros a mejorar sus proyectos de vida, reconocer al otro y a respetar la diferencia.

“Labor sin barreras” es un programa de inclusión que nos ha permitido aprender que cuando se contrata a una persona con discapacidad debemos valorar sus habilidades, sus capacidades y competencias laborales sin ningún distingo o diferenciación. Hemos logrado naturalizar con equidad las diferencias de cada quien. En el hotel Almirante, no hay barreras.

El programa es ícono y ejemplo del sector hotelero de la ciudad, por tal razón seguirá sostenido en el tiempo. El Hotel Almirante espera dar acceso laboral a más personas que no tienen una posibilidad clara para ubicarse laboralmente.  “A futuro el objetivo es vincular al programa a muchas otras personas con algún otro tipo de discapacidad diferente a la auditiva o visual en donde ha estado nuestra experiencia”, asegura Edilson Posada, Gerente General.

Víctor vive desde niño con sordera profunda, una discapacidad que lo aísla del mundo y lo mantiene en un silencio eterno. “Estudié en el Sena, pero fue muy difícil conseguir la práctica. Toqué muchas puertas pero me rechazaban… me decían ‘cómo te vas a comunicar’.
Pero como reza el programa del Hotel Almirante: “su sordera no es barrera para que cumpla con sus responsabilidades en detalle”. El 27 de octubre será especial para Víctor, para el Hotel y para todos sus compañeros: completa 4 años vinculado al Almirante y dando lo mejor de sí: su actitud, ¡su servicio y su sonrisa. “Sé que fui el primero en vincularme al hotel, pero después de mí se abrió paso para que otras personas con discapacidad lograrán encontrar una oportunidad para crecer laboralmente. Hoy están conmigo Daniel Paternina Jiménez, aprendiz de panificación; Yili Pérez Franco, Auxiliar de cocina, y Dayanis Diaz Perez, Auxiliar de Aseo”.  

En el Hotel, recuerdan con mucho cariño a Roberto Carlos Arnedo, aprendiz de cocina y panificación; Wendy Perez Cantero, aprendiz de mercadeo y Jesús Vergara Pardo, aprendiz de sistemas, quienes hicieron parte de este programa de inclusión.

Porta en su pecho, sobre su camisa blanca, una escarapela que lo identifica como trabajador del hotel con discapacidad auditiva. ‘Soy sordo, pero estoy aquí para atenderle’, señala su escarapela que le permite tener un primer contacto efectivo con los clientes y comensales.

Cartagena de Indias es reconocida como “la ciudad más romántica de Colombia”, al tiempo que su riqueza arquitectónica, religiosa e histórica, el puerto marítimo y las distintas posibilidades de vivir y disfrutar en pareja, con familia o amigos, la convierten en el principal destino turístico del Caribe y del país. “Proyectamos un panorama esperanzador para fin de año, con altas expectativas no solo para las fechas tradicionales sino también durante todo el mes de diciembre y enero 2022, en donde esperamos un buen número de visitantes a la ciudad tanto nacionales como extranjeros”.  

Hotel Almirante completa un año de operaciones desde la reapertura posterior a las cuarentenas con unas cifras alentadoras y optimistas frente a los viajes de placer y de descanso Al cierre del tercer trimestre del 2021, hacemos un balance positivo de lo que ha sido el proceso de reactivación en el sector.  Un proceso escalonado que nos ha mostrado su mejor resultado el pasado mes de septiembre, cuando cumplimos un año de la reapertura post Covid”, comenta Diana Infante, Directora Comercial del Hotel.

Las cifras

  • El hotel manifiesta una ocupación promedio del 43% acumulado, en el último trimestre.
  • Hotel Almirante ofrece tarifas muy competitivas. En promedio COP 305 mil por noche.

La reactivación hotelera se viene dando de manera gradual, muy pausada para lo que el sector desearía. Las cifras de ocupación de los últimos dos meses son alentadoras y reflejan en parte lo que podría ser la temporada de fin de año. Esa recuperación ha estado marcada en gran medida por el turismo nacional con grupos de amigos y familias viajando, lo cual ha sido tendencia en las últimas semanas.

Cartagena históricamente ha sido un destino de primer orden para el viajero internacional y es ese turismo el que precisamente a la fecha no ha llegado en gran número debido en parte a las diferentes reglamentaciones y restricciones en sus lugares de origen, “ese es el turismo que hace falta en Cartagena para retomar, recuperar y ojalá superar las cifras y promedios de ocupación prepandemia”.

Los viajes corporativos y la realización de eventos aún muestran una tendencia de lenta reactivación. Hotel Almirante proyecta una recuperación relativa, gradual y real de ese segmento para el 2022.

“El 2022 lo proyectamos como un año de consolidación. Este ha sido un año de grandes retos que nos llevaron a repensar nuestra propuesta de valor y nuestros esquemas de trabajo. El próximo año será el  año del fortalecimiento y posicionamiento de una oferta de servicio más completa y robusta, que nos permitirá ser un referente de la hotelería independiente, 100% colombiana”, comenta Edilson Posada, Gerente General del Hotel.

 Hotel Almirante Cartagena cuenta con dos restaurantes, terrazas y 7 salones en centro de convenciones que le permiten organizar eventos con un aforo total de hasta mil personas. A la fecha el hotel ha retomado la realización de eventos y reuniones sociales, familiares y matrimonios con aforos limitados. El corporativo ha buscado la realización de reuniones igualmente limitadas, sin grandes espacios para muestras comerciales, por ejemplo,  como era la tendencia anteriormente.

En la actualidad,  Hotel Almirante trabaja en la consolidación de su marca “La Terraza” como un restaurante enfocado en el servicio para los cartageneros. Un hermoso espacio al aire libre que ofrece música en vivo y coctelería de autor en un complejo con un concepto moderno.

Al tiempo, el hotel invierte presupuestos en la actualización de un 20% de sus habitaciones con una nueva y mejorada dotación que incluye ofrecer habitaciones de tipo familiar adecuadas cómodamente para grupos familiares y de amigos.

En el mes de noviembre hará la reapertura de su restaurante Los Corales, lugar tradicional del Hotel, que tendrá una nueva carta y un nuevo concepto enfocado en la gastronomía local – tradicional. “Y trabajamos en otros proyectos que estamos seguros nos permitirán consolidarnos como hotel icono de la ciudad en donde la característica es resaltar la cultura local. Un Hotel donde se vive, se respira y se siente Cartagena”.

De esta manera, el hotel complementará la oferta de servicios que ofrece en sus instalaciones y que lo convierten en una “microciudad turística”, la cual en sus 21 pisos ofrece 258 habitaciones, gimnasio & spa, piscina bar, cuatro restaurantes, agencia de viajes, peluquería, 10 salones y centro de convenciones para eventos, salones de juegos para adultos y niños, bar y casino.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •