Comisiones Segundas y cuerpo diplomático acreditado, escucharon representantes y actores del paro nacional

Actualidad Orden Púbico Orden Público Senado

 Un llamado a generar diálogo y confianza, para que se superen las diferencias que, en parte, han dado origen a enfrentamientos entre la fuerza pública y manifestantes, en el marco del paro nacional, que tienen casi paralizado gran parte del Valle del Cauca, expusieron los asistentes a la audiencia especial convocada por las Comisiones Segunda conjuntas del Congreso.


El presidente de la Comisión Segunda del Senado, Juan Diego Gómez (Partido Conservador) destacó que la sesión tuvo especial importancia porque el cuerpo diplomático acreditado en Colombia, invitado a la audiencia, conoció de primera mano lo que realmente está sucediendo en la región.

Por su parte las embajadoras de Suecia y de la Unión Europea, Helena Storm y Patricia Llombart, respectivamente, manifestaron que esta es una gran oportunidad para promover un diálogo constructivo y de acompañamiento que ofrezca esfuerzos de generación de confianza que conduzcan a que se creen canales institucionales que lleven a levantar los bloqueos.

Intervenciones

Durante la audiencia el senador Iván Cepeda (Polo Democrático) le solicitó al gobierno que acceda a la visita que hará la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) para conocer lo que ha sucedido durante el paro nacional.

Por su parte el también senador Antonio Sanguino (Partido Verde) pidió al Cuerpo Diplomático que reconozca el gobierno la violación de los derechos humanos.

A su vez Ernesto Macias (Centro Democrático) insistió en que seria irrespetuoso tergiversar lo que se ha dicho. “La violencia ha venido de lado y lado. Deben ser las autoridades quienes aclaren cual es la verdad”.

De otro lado el senador John Harold Suárez (Centro Democrático) invitó a desarmar la palabra, a que se sanen las heridas, a que no se promuevan odios y resentimientos. “No hay duda del respeto a la protesta. Lo que si es cierto es que se están violando con las manifestaciones varios derechos fundamentales”.

Actores del paro

En el marco de la Audiencia Especial la Alta Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez resaltó que “no es desprestigiando a Colombia internacionalmente o acabando con las empresas como se hace patria. Colombia no es una dictadura. Este gobierno y el presidente Iván Duque respetan y protegen los derechos humanos”.

Por su parte el ministro de Justicia y el Derecho, Wilson Ruiz Orejuela insistió en que el gobierno ha garantizado el derecho a protesta. Actuamos dentro del marco de la Constitución y la ley”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita dijo que lamentablemente la sociedad caleña está polarizada. “Se necesita que la protesta sea pacífica y con tolerancia para los jóvenes”.

Entre tanto Luís Felipe Collazos, edil de la Comuna 22 de Cali, hizo un llamado a la comunidad internacional para que la ciudad no sea estigmatizada y que se garanticen los derechos humanos de los caleños, sin distingo de raza.

Edinson Giraldo, vocero de Grecocentro (Comerciantes y empresarios de Cali) solicitó al Cuerpo Diplomático que ayuden a mediar y a bajarle a las palabras en las redes sociales. “Los jóvenes se quieren organizar, encontrémosle propuestas”, enfatizó.

En la audiencia representantes de la iglesia y de los jóvenes tuvieron oportunidad de exponer sus opiniones.

El pastor Carlos Iriarte pidió que en Cali se inicie una gran reconstrucción social. “Necesitamos paz, esto tiene que terminar. La situación de los jóvenes es terrible”.

Alex Jónico de Orivac (Organización Regional Indígena del Valle), por su parte denunció que el pueblo indígena ha sido objeto de ataques de la fuerza pública hasta en sus resguardos, igual que en sitios donde hay manifestaciones.

Valeria García, Juan Camilo Silva, Luís Cardona, Alfredo Mondragón e Irene Vélez, entre otros, presentaron a los embajadores la necesidad de que los Estados apoyen a los jóvenes.

En ese sentido el senador John Milton Rodríguez de Colombia Justa y Libres, propuso que se creen en Cali tres mesas de trabajo, derechos humanos, problemas sociales y emprendimiento.

Cortesía de el Senado.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •