Continúan las jornadas de protestas en Colombia

Actualidad Colombia

A pesar de la renuncia del Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, y el retiro de la polémica Reforma Tributaria del Gobierno, las manifestaciones por parte de los colombianos se mantienen. Además, los excesos por parte de las Fuerza Pública aumentaron la indignación de la población.


A lo largo de las protestas que se han presentado en el país, las organizaciones no gubernamentales (ONG) a favor de los derechos humanos han reportado que hasta el momento se han denunciado 1.181 casos de abuso policial y 26 víctimas mortales. Por su parte, la Defensoría del Pueblo dio a conocer cifras distintas, según ellos se contabilizan 16 muertos, así como 254 civiles y 457 policías heridos.

Los efectos y reacciones que se han desencadenado tras el para Nacional fueron de todo tipo. El Presidente Iván Duque por ejemplo, dijo que las acciones como las del paro de transportadores son criminales, “estas acciones, son delictivas y tenemos que actuar con la firmeza del Estado para garantizar desde el punto de vista logístico el suministro de alimentación”.

Otros efectos de esta coyuntura social fue la Moción de Censura al ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, solicitada por el representante a la Cámara por Boyacá, Wilmer Leal Pérez, vocero del partido Alianza Verde y la bancada de oposición presentaron al presidente de la corporación, Germán Blanco, una solicitud de debate de moción de censura por darle tratamiento de guerra a las movilizaciones.

En el sur de la capital (Bosa), se presentaron enfrentamientos entre la noche del 4 de mayo y la madrugada de este miércoles, puesto que las autoridades llegaron a dispersar la zona. Según el balance que entregó la Policía Metropolitana, 25 Comandos de Atención Inmediata (CAI), de estos, tres fueron incinerados, otros 19 vandalizados y tres más destruidos completamente. Además, 10 uniformados que prestaban s servicio en el CAI Aurora, intentaron ser quemados por un grupo de violentos.

En Tunja por su parte, el alcalde Alejandro Fúneme, solicitó la no militarización de la ciudad como garantía de los derechos de los ciudadanos, la Administración Municipal ratifica su posición de no asistencia militar en el perímetro urbano.

En Cali, en la noche del 3 de mayo, alrededor de las 9:00 p.m., un gran número de policías llegaron a realizar un operativo para despejar el sector de Siloé. No obstante, la población denunció que se trató de un ataque injustificado debido a que estaban marchando de forma pacífica. También, se dieron a conocer vídeos en los que se muestran a personas gravemente heridas.

Por su parte, medios internacionales como CNN en Español y el periódico El País (España) han calificado las protestas en el país como sangrientas y de “cacería”

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •