Licorera del Tolima
Actualidad Andina Empresa Especiales

Generar oportunidades después de la crisis de la pandemia del covid-19 ha sido el desafío que la Fábrica de Licores del Tolima ha asumido con propiedad y determinación para mantener a flote una de las marcas más representativas y queridas por los colombianos en el tradicional mercado de los licores: El Aguardiente Tapa Roja.


La Fábrica de Licores del Tolima busca contribuir con el me­joramiento del nivel de vida de los tolimenses, a través de las transferencias del impuesto al consumo de licores, que sirven de aporte para el desarrollo de la infraestructura en salud, educación y deporte del plan de desarrollo “El Tolima Nos Une”. Es así como mediante una planeación estratégica y sinergias entre las áreas de producción, comercialización, ventas y todas las áreas de apoyo de la factoría, a pesar del confinamiento obligatorio por la pandemia y los cierres de los espacios de comercialización de los productos tapa roja, se ha logrado avanzar en los procesos, rein­ventándose con nuevos productos con altos estándares de calidad y nuevos modelos de negocios.

illustration of colorful splash in Holi wallpaper

“Con un dominio del 75% del mercado de aguardientes en el departamento del Tolima y con unas transferencias acumuladas a octubre 3 0 cercanas a los $ 5.600 m illones de p esos, se cons­truyó un Plan de Acción Comercial, PAC, enfocado en cuatro objetivos dirigidos al posicionamiento de la marca, con proce­sos más eficientes e interactuando más con clientes y consumidores, con máxima res­ponsabilidad social empresarial” resalta su gerente Franz Bedoya.

A partir de marzo de 2020, cuando el mundo se paralizó por el covid-19, la Fábri­ca de Licores del Tolima diseñó dos nuevos productos con gran compromiso y proyec­ción social: alcohol glicerinado al 70% y al­cohol antiséptico al 70% a partir de la Re­solución de aprobación del INVIMA, para contribuir al cuidado de la población. “Se incursionó en una nueva unidad de negocio con la comercialización y venta de la línea de este medicamento, con ventas de junio a octubre de este año por más de 154.000 litros en todo el territorio nacional, a través de distribuidores locales y multinaciona­les, cadenas de supermercado, droguerías, conjuntos residenciales y entidades territo­riales, que han preferido la calidad de nues­tro alcohol que cumple con estándares de calidad”, afirma. Una nueva economía que ha generado empleos directos e indirectos de logística y/o transporte, comerciales y administrativos, lo que ha contribuido a la sostenibilidad financiera de la factoría

Franz Bedoya Rubio

el gerente de la Fábrica de Licores del Tolima, es abogado, especializado en Derecho Comercial y Negocios y tiene un magister en contratación pública y privada de la Universidad Santo Tomás. También ha sido asesor jurídico de la empresa de servicios públicos de Natagaima, promotor de la lista de auxiliares de la Superintendencia de Sociedades, asesor jurídico en varias compañías del orden local y nacional, distribuidor exclusivo de Redbull para Colombia entre 2003 y 2006 y gerente general de la compañía Bedoya y Asociados.

El proceso de innovación también involu­cró a la marca preferida por los Tolimenses. Aguardiente Tapa Roja evolucionó a nuevas formas de presentación para satisfacer las ne­cesidades de nuevos mercados y nuevos con­sumidores. “En los próximos meses se darán a conocer a los colombianos y sin lugar a du­das serán un referente en la industria por su variedad y su sabor”, destaca Bedoya.

Con los Ingenios azucareros de Risaralda, Cauca y Valle del Cauca, la Fábrica de Li­cores del Tolima gestionó la donación de 41.000 litros de alcohol carburante, los cuales se han entregado a los hospitales del departamento del Tolima. Igualmente, como estrategia de promocionar el autocui­dado entre todos, se lanzó el “Escuadrón de la Salud”. Desde el 2016 la empresa ins­titucionalizó el popular concurso “Barrio Rumbero de Ibagué” a través del cual se convoca a los residentes para que mediante la recolección masiva de envases al final del año se premie al sector ganador con una fiesta de celebración para todos los veci­nos. “Año tras año se fue consolidando la participación de los diversos sectores que además de la integración social que gene­raba con la comunidad, iba creando con­ciencia de la separación en la fuente y del cuidado ambiental”, sostiene el gerente.

Reconoce que hoy la pandemia y los pi­cos de contagio que atraviesa el departa­mento les han hecho replantear la activi­dad, pero el fondo sigue siendo el mismo. “Por eso presentamos a la comunidad el Barrio Ecológico Tapa Roja”, agrega Be­doya. Esta iniciativa que coincide con los planteamientos de la Resolución 1407 de 2018 del Ministerio del Medio Ambiente, pretende además promover la integración de los hogares tolimenses, siempre de manera responsable, acogiendo los pro­tocolos de bioseguridad.

Siguiendo esa misma línea, a finales de año comenzará de manera oficial el pro­grama donde se espera una masiva parti­cipación de los tolimenses y mes a mes se premiará al barrio o municipio que recoja la mayor cantidad de botellas vacías de Tapa Roja y de otros licores para su fortaleci­miento. “Sin lugar a dudas estamos en un momento que nos invita a reflexionar sobre el cambio climático y las repercusiones que tienen nuestras acciones sobre la naturaleza. La Fábrica de Licores del Tolima es cons­ciente de esta situación y queremos liderar de forma creativa e incluyente este principio de sostenibilidad ambiental en el Tolima, para todos”, subraya su gerente. Pese a las dificultades generalizadas en la industria y en la economía por la pandemia, el 2020 ha sido un año de reinvención general de la factoría. La empresa cuenta con un equi­po humano y técnico que ha visionado los nuevos escenarios y está listo para enfrentar con éxito y tenacidad los nuevos retos para el futuro. La Fábrica de Licores del Tolima, está lista. Mucho más allá de las fronteras.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •