Egan Bernal, campeón del Giro de Italia

Actualidad Colombia Deporte

De nuevo el himno nacional se entonó con orgullo, con fuerza y entusiasmo. Una vez más el tricolor nacional se izó para divisarlo con emoción, aunque en esta ocasión, no fue amarillo, azul y rojo. ¡Fue amarillo, azul y rosa!. Gracias a Egan Bernal, Colombia festeja otra gesta para nuestro deporte. 


En Milán se bajó telón de la mítica carrera, con una contrarreloj de 30.3 kilómetros. Una prueba contra el cronómetro totalmente plana que sirvió para sentenciar la victoria del ciclista nacional en la clasificación general, la cual se convierte en la segunda para el país en esta prestigiosa competencia, primera desde que Nairo Quintana lograra el triunfo en 2014.

Bernal afrontó los últimos kilómetros con coraje. La concentración, fuerza mental y física fueron una sola y sirvieron para que el pedalista del Ineos entregara hasta su último batio de energía sobre la bicicleta. Aunque perdía segundos con Damiano Caruso, el tiempo acumulado a lo largo de las 20 etapas fue más que suficiente para no apresurarse, rodar con inteligencia, buena cadencia y un paso formidable.

“Pensaba en que no tenía que cometer errores, sabía que había zonas en las que podía tener más potencia. Era una contrarreloj que pude disfrutar, la preparamos muy bien con mi entrenador y al final logramos el objetivo”, dijo Bernal tras finalizar la crono. “Cuando llegué me di cuenta de mi victoria, es indescriptible. Me veo tranquilo, pero por dentro estoy que exploto de la felicidad”, añadió el campeón.

Cedió segundos con el italiano, pero no los necesarios para perder el primer lugar, ese que se labró con entrega, dedicación y con el trabajo en equipo del equipo Ineos, que manejó con sapiencia cada una de las fracciones que se afrontaron en el Giro y lo apoyó en los momentos difíciles con hombres como Filippo Gana, Jhonatan Castroviejo y su compatriota que lo llevaba hasta los últimos kilómetros de los ascensos: Daniel Felipe Martínez, quien finalizó quinto.

Egan Bernal demostró toda su resiliencia, esa que hace únicos a los deportistas de Colombia, porque no solo supo recuperarse de problemas en la espalda, dejó atrás esas malas sensaciones para llenar al país de alegría y terminar en lo más alto del podio su segunda carrera grande. “Volví al juego”, dijo emocionado, después de vivir un 2020 difícil, en el que no contó con su mejor forma.

El deporte, la herramienta que no solo une a todo un país, también lo transforma y lo llena de esperanza. Egan Bernal, Daniel Felipe Martínez, Einer Rubio, Harold Tejada, Juan Sebastián Molano y Fernando Gaviria volvieron a llenar el corazón de los colombianos de orgullo. La presentación de estos ciclistas fue notable. Los seis comenzaron y todos terminaron cada uno respondiendo al trabajo que tenían que hacer para sus respectivos equipos, dejando el nombre del país en alto y confirmándolo como una tierra de atletas.

Cortesía de Mindeporte. 

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •