Egan Bernal ganó la etapa 16 del Giro de Italia y amplió su ventaja en el liderato de la carrera

Actualidad Deporte Gestión Gobierno

El pedalista colombiano logró su segunda victoria en esta edición de la competencia y es la número 31 de un pedalista nacional en la historia.


Por el clima: lluvia, frío, dos grados en la Marmolada y en Pordoi, los gigantes de los Dolomitas que convertían la etapa 16 del Giro en la reina de la carrera, la fracción que en un principio era de 212 kilómetros pasó a ser de 153. Pero, a pesar de todas las dificultades que se vivieron, Egan Bernal, con el objetivo claro, nuevamente dio un espectáculo en la montaña, ganó la etapa 16 en Cortina dAmpezzo y amplió su ventaja en la primera posición.

Seis corredores hicieron parte de la fuga del día, que llegó a tener más de cuatro minutos de ventaja. No obstante, por el ritmo de carrera, los ciclistas escapados se fueron desgranando con el paso de los kilómetros. Antes de empezar a ascender al Passo de Giau, premio fuera de categoría y último de los dos que se subieron hoy, el grupo líder aceleró su andar.

El ritmo impuesto el equipo EF Education, que trabajaban para mejorar la posición de Hugh Carthy en la general, quebró por completo el grupo líder: dejó a Egan Bernal (Ineos) con un gregario, Daniel Felipe Martínez, y perjudicó a ciclistas como Aleksandr Vlasov y Simon Yates. No obstante, una vez comenzó la subida a Giau, donde se superan los 2.000 metros, cuando Vlasov estaba conectando con el grupo, Bernal hizo un ataque que dejó sin respuesta a sus rivales.

La altura, un terreno conocido para los colombianos, fue el terreno aprovechado por Bernal para lanzar un ataque devastador, que hizo que sus rivales solo pudieran seguir su figura con la vista, poco a poco la ventaja a favor del pedalista nacional se fue ampliando, dejó atrás a los pedalistas que restaban de la fuga y pasó primero en el Passo de Giau, a más de 40 segundos de Damiano Caruso (Bahrain) y más de un minuto del resto de corredores.

En el descenso, Caruso aceleró, recortó tiempo con respecto a Bernal, pero no le alcanzó al italiano para cazar al colombiano, quien remató en buena forma la etapa. En Cortina d??Ampezzo, Bernal pasó en primera posición, celebró con brazos abiertos y después con puño al aire su segunda victoria en este Giro, que lo deja como más líder de esta competencia.

“Es una gran victoria. Lograrla con la camiseta rosa es especial, porque no todos los días se puede. Por eso quería mostrarle el respeto que se merece”, dijo una vez finalizó la competencia. “El equipo ha creído en mí, queríamos hacer algo especial y lo logramos. Fue difícil, pero cuando la carrera está así, hay que tener la mentalidad fortalecida, sabíamos que había que sufrir y lo hicimos, pero al final disfrutamos”, concluyó. 

Este martes habrá jornada de descanso en el Giro y el miércoles vuelve la alta montaña, con un recorrido de 193 kilómetros entre Canazei y Sega di Ala. Será una fracción en la que se destacan los últimos dos puertos de montaña de primera categoría. Sobre todo, la subida final, que es de 11 kilómetros. Los primeros 9,5 están prácticamente siempre por encima del 10 % de desnivel con picos prolongados de alrededor del 15 % (máximo 17-18 %). Tras las últimas curvas cerradas, se entra en la meseta del Passo Fittanze, donde las pendientes se suavizan hasta la línea de meta.

Cortesía del Ministerio del Deporte. 

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •