El Quindío se prepara para el cambio

Actualidad

El gobernador del Quindío es Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, odontólogo de profesión y quien fue elegido con 82.424 votos en las elecciones del año pasado. El nuevo mandatario ha ejercido varios cargos públicos como asesor en el área social, fue secretario del Interior y Desarrollo Social en 2009 y 2010. Y durante 30 años ha liderado la fundación Abrazar, dirigida a la población en condición de discapacidad de bajos recursos del departamento cafetero.

Con el plan de desarrollo “Tú y yo somos Quindío”, la administración de Jaramillo quiere garantizarle un desarrollo económico y social al departamento, aprovechando las oportunidades que se abren con la megaobra del Túnel de la Línea, que no solo mejorará la conectividad del Eje Cafetero con el resto del país, sino que ayudará a impulsar el comercio, el empleo y el turismo en esa zona del país.

Si hay una obra de infraestructura que los colombianos han seguido paso a paso a lo largo de su proceso de construcción, es el Túnel de La Línea, un proyecto que cruza la cordillera Central entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío), acortando el tiempo de movilidad entre el centro del país y puertos importantes como el de Buenaventura, sobre el Pacífico colombiano, lo que traerá beneficios para el comercio exterior y la industria turística de la región. Y es que tras 15 años de trabajos, la obra pasó del mito a la realidad. “Estamos asistiendo a un momento histórico, anhelado por los colombianos y, sobre todo, por los quindianos, que veremos materializado un sueño centenario”, asegura el gobernador. Con sus 8,65 kilómetros de longitud, el túnel principal pasa a ser el más largo de América Latina, en un trayecto al que se suman 17 galerías, cinco puentes o viaductos y 13,4 kilómetros de doble calzada. 

La historia de su excavación para atravesar los andes colombianos se remonta a 1922. Desde el Siglo pasado se analizaba la complejidad geológica, que luego Roberto Jaramillo, gobernador del Quindío. CORNIZA 119 de una cadena de obstáculos por los diseños de la fase 3, diferencias con el consorcio constructor, licitación y licencia ambiental, entre otros, logró consolidarse con el pasar de los años y hoy es una realidad. Según el Instituto Nacional de Vías, Invías, con su entrada en operación la velocidad del tramo pasará de 18 a 60 kilómetros por hora, lo que significará un ahorro en tiempo de 50 minutos y una reducción considerable de los accidentes de carretera en esa zona. Se estima que cuando la obra esté completa, en abril de 2021, los colombianos disminuirán en una hora y 20 minutos, su desplazamiento entre las ciudades de Armenia e Ibagué. 

El Quindío es una de las zonas turísticas más importantes del país que con la apertura del Túnel de la Línea, espera que el número de visitantes a ese departamento, famoso por sus paisajes cafeteros y parques temáticos, se incremente en un 45% en el corto plazo. Y es que con el ahorro en el tiempo de viaje, este quedará a una distancia de 4,5 horas de Bogotá, por lo que sus autoridades se preparan para una avalancha de turistas, una vez termine la emergencia sanitaria generada por la pandemia en el país. “Para ello, tenemos planeado la construcción de tres nuevos parques una vez el gobierno del presidente Iván Duque declare la creación de la Zona Turística Especial”, señala el mandatario. La idea es complementar las obras con la apertura de hoteles, vías y centros de convenciones, que tendrían beneficios en aranceles e impuestos para quienes inviertan. “Contemplamos construir tres parques temáticos, uno alusivo al yipao, otro a nuestra cultura indígena ancestral Pijao y un retroparque de los años 60, 70 y 80, como atracción nocturna con bares, discotecas, casinos y autocinemas”, agrega. Se busca también promocionar en el exterior el municipio de Salento como destino ideal para la recreación y el descanso, por el espectacular valle del Cocora y la palma de cera, principales atractivos de esa región.

De manera simultánea, la Gobernación espera fortalecer el tema agroindustrial como parte del cambio y la transformación que vivirá el departamento. “Vamos a ejecutar proyectos por 54.000 millones de pesos con el Ministerio de Agricultura en lo que tienen que ver con clusters de cafés especiales. Vamos a fortalecer al caficultor. Les estamos haciendo préstamos para que siembren más hectáreas”, subraya el mandatario, quien esta convencido que ahora que se convertirá en Zona Turística Especial, son muchos los beneficios que le esperan. La estrategia va de la mano con la promoción de la marca “Quindío corazón de Colombia” con la que se busca resaltar la mayor virtud de los quindianos que es la bondad, los valores humanos y la amabilidad de su gente. Además, se proyecta tener un departamento con cobertura total en energía eléctrica, con la mejor malla vial del país, dobles calzadas y señalización bilingüe en todas las carreteras.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •