EN LA REGIONAL No. 8 SE TRABAJA CON DISCIPLINA Y HUMANISMO

Actualidad

El Comandante de la Policía Regional No 8, Brigadier General Mariano de la Cruz Botero Coy, ha servido a la patria desde la institución durante 32 años. A lo largo de su carrera en la fuerza policial, se ha desempeñado como Comandante de patrullas del Grupo Jungla, Jefe de bases áreas, piloto y copiloto de helicópteros en zonas de antinarcóticos, Comandante operativo de la Policía Metropolitana de Bogotá y Comandante de la Policía en el Valle del Cauca y Barranquilla. Además, cuenta con estudios en Administración de Empresas una maestría en política de seguridad y defensa. En las labores que ha ejercido, se ha destacado por sus altas condiciones profesionales y humanas.

Siguiendo los lineamientos trazados ante la nueva dinámica institucional, el oficial colombiano ha basado su trabajo como Comandante de la Regional No 8 en la disciplina, el humanismo y la integridad, valores fundamentales para enfrentar momentos difíciles como el que hoy vive el país. Es así como desde el pasado mes de marzo, cuando se decretó el aislamiento social para contener el avance del Covid-19 en el territorio nacional, el Brigadier General puso en marcha varias estrategias en el Caribe colombiano para educar a la comunidad sobre las medidas sanitarias preventivas, brindar asistencia a las familias más vulnerables de la zona y preservar el orden público, priorizando la persuasión para crear conciencia en la población sobre la compleja situación.

El propósito de la institución en la coyuntura actual ha sido uno solo: garantizar bienestar social, para lo cual se ha enfocado en educar a la comunidad sobre el peligro que representa el nuevo virus para su salud física y mental. Por eso, una vez el Presidente Iván Duque anunció el aislamiento preventivo, el Brigadier General, en coordinación con el Director de la Policía Nacional, General Oscar Atehortúa, inició una campaña de socialización en la regional a su cargo. “Aquí adoptamos las patrullas con cuñas invitando a la ciudadanía a que se recogiera en sus casas, y advirtiéndole que si tenía previsto salir a la calle, debía acatar las normas establecidas en los decretos 457, 531 y ahora el 593” para evitar el contagio, explicó el oficial. La estrategia de difusión, incluyó la orientación a la población sobre el uso de tapabocas, guantes y gel antibacterial para protegerse del germen infeccioso. Las autoridades también acudieron a la implementación de los drones para localizar los puntos donde se presentan aglomeraciones, las cuales fueron prohibidas por el Gobierno Nacional mientras dure la emergencia sanitaria en el país.

Caravanas de desinfección.
Caravanas de desinfección.

Aunque a nivel nacional hubo actos de violencia, cacerolazos y amotinamiento de presos para pedir mercados y elementos de bioseguridad a las administraciones locales, en el Caribe no hubo ese tipo de comportamientos. Sin embargo, se adoptaron medidas para prevenir situaciones como las ocurridas en otras ciudades colombianas. Por ejemplo, la Regional No 8, en coordinación con las autoridades militares y carcelarias, reforzó los anillos de seguridad para impedir una fuga masiva de internos. “Al momento tenemos caravanas montadas con la fuerza militar y la Policía Nacional, en plena coordinación con las autoridades penitenciarias, con el fin de evitar que exista una afectación”, aseguró el Brigadier General. La labor desarrollada por la institución para ayudar a los hogares en condición de pobreza y vulnerabilidad en esa zona del país también ha sido loable. Durante 40 días, se realizaron 54 caravanas para abastecer de víveres a los distintos municipios y aliviar un poco su situación en medio de la crisis. “Tuvimos una anomalía, en un corregimiento cercano a Valledupar, en el que un ciudadano omitió deliberadamente seguir la caravana. Entonces salieron casi 60 personas y le botaron la carga. Se le informó a la Policía, y se realizó la respectiva captura. Ante lo ocurrido, les dijimos a las empresas y a los ciudadanos que se acogieran a las normas, para que ellos tampoco perdieran. Las caravanas no pueden seccionarse”, enfatizó el oficial, quien además consiguió en estos primeros meses una reducción importante de los delitos que mayor impactan a la comunidad, como el homicidio (10%), la extorsión (36%) y el hurto común en todas sus modalidades (34%).

A raíz de la emergencia que vive el país, el Comandante de la Regional No 8 se ha enfocado en disminuir otros delitos como la violencia intrafamiliar, que debido a medidas como el confinamiento social, aumentó en un 17% en esa región. “Aquí uno se da cuenta que realmente entre familias no se conocen, y eso obliga a que en ese pequeño campo en que habitan las 24 horas del día se generen esos choques. Por eso fue necesario intervenir con la Fiscalía a través de campañas preventivas y adaptar las líneas de atención contra la violencia intrafamiliar y la mujer. Hoy hemos logrado reducirla y despertar la intención en las víctimas de denunciar, a que no sientan temor, y que al realizar una captura por acciones de esa naturaleza, no se de casa por cárcel bajo ninguna circunstancia”.

Recolección de elementos de bioseguridad.
Recolección de elementos de bioseguridad.
Aportes de juguetes didácticos.
Aportes de juguetes didácticos.

La comunidad indígena de la Alta Guajira ha sido una de las más afectadas por el aislamiento preventivo, ya que sus ingresos provienen de la agricultura y de lo obtenido en los diferentes mercados que se comercializan en los centros urbanos y rurales. La situación llevó a que algunos de los habitantes se trasladaran a las vías del departamento para pedir asistencia humanitaria. Por ello, el Comandante de la Policía en el Caribe, Mariano de la Cruz Botero, coordinó con las autoridades indígenas y la GobernaCaravanas de desinfección. Recolección de elementos de bioseguridad. Aportes de juguetes didácticos. 74 ción un censo para la entrega de ayuda a los miembros de cada uno de los resguardos. La mayoría de los kits fueron distribuidos por policías wayúu en su idioma, quienes además socializaron con las familias nativas las medidas sanitarias adoptadas para contener el avance de la pandemia en la zona. “Hubo una situación en que integrantes irreverentes de estas comunidades se negaron a acatar, y por eso el gobernador autorizó el uso de la fuerza de control. En dos días se generaron 42 capturas, con sus respectivos procesos judiciales. Desde entonces no hemos tenido más afectación. Sabemos que no podemos rendirnos y debemos seguir apoyando a los pueblos indígenas, porque ellos aún conservan sus costumbres ancestrales”, afirmó. Dentro de las ayudas ofrecidas por la Policía en la región, se destaca la que han brindado las autoridades a la población en condición de autismo, para que pueda tener contacto con la naturaleza y disfrutar del espacio al aire libre durante una hora al día. “Con la Alcaldía de Barranquilla, por ejemplo, se generó un trabajo muy lindo. Se adaptó la norma para que una persona responsable saliera con ellos de la casa con la debida protección biomédica para que se desestresaran. “Hay que entender que las personas con comportamientos cognitivos distintos a los nuestros, generan un estado de ansiedad y por ende un estado de agresividad”. La institución también recolectó con aportes de la comunidad, juguetes didácticos para que se compartiera con los menores de edad en familia durante el distanciamiento social. El apoyo se extendió igualmente a los hogares de los integrantes de la Policía Nacional, a los cuales se les entregó mercados para mitigar el impacto de la emergencia.

Una de las tareas más complejas que ha tenido que asumir el Comandante de la Regional 8 es persuadir a los ciudadanos del acatamiento de las normas expedidas por el Gobierno Nacional para responder a la crisis derivada de la epidemia. Ante la desobediencia ciudadana, se han tenido que expedir alrededor de 36 mil comparendos. “Yo quiero generar conciencia. Que no acaten el decreto por el costo que pueda generar el comparendo, sino por el daño que le pueden generar a su familia. Hoy tenemos más de 200 muertos a causa del Covid-19. Nosotros podemos tomar de ejemplo lo que ocurrió en otros países de Europa, como España e Italia, y prevenirlo”. El Brigadier General ha mostrado también su preocupación por mantener a los integrantes de la Policía libres de contagio. “Le digo a la ciudadanía que si nosotros acatamos con disciplina los mandatos establecidos, rápidamente saldremos de este momento difícil que está generando la emergencia sanitaria. Se trata de disciplina a conciencia, que si todos lo hacemos de manera unificada, el país gana y todos ganamos”.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •