EN URIBIA, LA GUAJIRA, TODOS SE UNEN PARA SU TRANSFORMACIÓN

Uribia, La Guaijra. Capital indígena de Colombia
Actualidad Caribe Gestión Gobierno Regiones

Bonifacio Henríquez fue “enlace indígena” del Programa Nacional Familias en Acción entre 2008 y 2009, en el cual cooperó con la asignación de subsidios para los hogares en Uribia. Gracias a esta labor se ganó la confianza de la comunidad y fue elegido como representante único del Resguardo Indígena del municipio caribeño para ayudar a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Además, fue concejal de Uribia para el periodo 2016-2018 con la votación más alta del municipio y del departamento de La Guajira con 1.980 votos. El trabajo que realizó entonces, fue premiado por la comunidad con su elección como alcalde de la localidad con una cifra histórica de más de 25.000 votos.

El municipio de Uribia, ubicado en el departamento de La Guajira proyecta un futuro sostenible, competitivo y socialmente viable, en el que la prioridad será fortalecer el turismo y mejorar el servicio de agua potable. Pero también respetuoso con el medio ambiente, para lo cual la administración adoptará medidas que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático sobre la población en el corto y mediano plazo. Y es que su alcalde no solo buscará alcanzar un crecimiento con una adecuada red vial terciaria, sino también avanzar hacia un desarrollo humano integral, en el que converjan la prosperidad y la convivencia pacífica entre sus moradores.

Integrantes de la comunidad con sus trajes típicos.
Integrantes de la comunidad con sus trajes típicos.

Uribia es un municipio que se caracteriza por ser la cuna de los indigenas Wayuu, ya que el 95% de sus habitantes pertenece a esta comunidad, ante lo cual el mandatario enfocará sus acciones de gobierno en la defensa de su autonomía, derechos y costumbres ancestrales. Precisamente para preservar sus raíces y brindarles mayores oportunidades a quienes allí residen, el alcalde proyecta “construir un presente para transformar el futuro” del municipio, tarea en la que espera contar con el respaldo de los gobiernos nacional y departamental. Es así como bajo el eslogan “Unidos por la transformación de Uribia”, como se ha denominado su plan de desarrollo para estos cuatro años, se propuso dejar un legado de identidad, progreso y transparencia. Para responder a las necesidades de la gente en la hoja de ruta que lo guiará durante su periodo como gobernante, Henríquez ha recorrido las veredas que hacen parte de esa jurisdicción con el fin de escuchar sus inquietudes y evaluar salidas a sus problemas más apremiantes, lejos de la politiquería de la que ha sido víctima la región por tantos años. En la agenda figuran, por ejemplo, la recuperación de la seguridad y el garantizar bienestar con independencia y autonomía a la comunidad.

Uribia es un municipio extenso con 8.200 Km cuadrados, en donde el 95% de sus habitantes son indígenas pertenecientes a la etnia wayuu residentes en comunidades dispersas a lo largo y ancho del territorio. Las familias de este importante grupo étnico son altamente vulnerables, ya que su sustento económico depende del día a día. Esta forma de trabajo (en su mayoría informal), se ha visto seriamente perjudicada por el aislamiento preventivo nacional, todo esto sin dejar a un lado aquellas familias que dependen del sector turismo.

fuerzos para garantizarles a todos los uribieros una cuarentena con garantías. “Se han adoptado medidas de restricción a través de decretos, pedagogía personalizada y bilingüe (lengua wayunaiki) y hemos reforzado el suministro de agua potable, entre otras acciones. Articulamos con la Gobernación de La Guajira, comerciantes locales y esta administración las entregas de 10.000 ayudas humanitarias dirigidas a las familias vulnerables. Pero no son suficientes, aún necesitamos llegarles a esos 26 mil hogares que esperan y se encuentra entre la incertidumbre de quedarse en casa o salir a buscar el pan de cada día”, sostiene el mandatario. Por tal motivo, lanzó un S.O.S a nivel nacional, pidiendo la solidaridad de todos los colombianos. “Estamos recolectando alimentos no perecederos, agua potable, Kits de prevención (tapabocas, alcohol, antibacterial, guantes), insumos médicos para la adecuación del centro de aislamiento del plan de contingencia, combustible y dinero en efectivo. Las donaciones las pueden realizar a través de las cuentas bancarias habilitadas o comuicarse al call center disponible las 24 horas del día”. Esta importante campaña estará supervisada por los entes de control.

Mientras el resto del país ha avanzado hacia el progreso a un ritmo prometedor, en Uribia se ha sentido el abandono estatal y la segregación por décadas. Esto se ha evidenciado en la falta de cobertura de necesidades básicas como el acceso al agua potable, la desnutrición aguda y severa en la niñez, las condiciones precarias en las viviendas rurales y la baja densidad vial. Es por ello que el alcalde hace un llamado al Gobierno Nacional para que le preste mayor atención al municipio, y así articular proyectos con diferentes entidades que puedan apoyar la ejecución del plan de desarrollo, sobre todo en lo relacionado con los servicios públicos. Mientras tanto se inició el trabajo en el microacueducto de Buenos Aires que abastecerá un gran número de personas en la Alta Guajira, lo que representará un alivio para el 50% de los nueve corregimientos. “Hemos tenido por años la problemática del agua potable en esta región, por lo que es prioritario y nos hemos enfocado en hacer las gestiones pertinentes. Estamos trabajando con la empresa de servicios públicos para articular opciones con diferentes instituciones” con miras a ofrecer una mejor cobertura, asegura el mandatario.

 

Debido a que gran parte de los habitantes pertenecen a la comunidad indígena Wayuu, en algunas ocasiones ha habido resistencia de la población a cambiar de hábitos. Por esa razón, la administración municipal se preocupará por ampliar las oportunidades laborales en la zona y desarrollar conjuntamente con la gente programas que mejoren su calidad de vida en salud, educación, vivienda e infraestructura vial, sin transgredir las costumbres, ni la identidad cultural.

Uribia cuenta con una enorme riqueza ancestral, natural y paisajística, por lo que durante este cuatrienio Henríquez potencializará el etnoturismo, ecoturismo y el turismo cultural y recreativo para consolidar al municipio como destino ideal para la recreación y el descanso. Como una de las estrategias para promover el sector, el alcalde se ha dedicado a gestionar recursos de regalías para mejorar el tramo que conecta a Uribia con Puerto Bolívar. “Es una gestión que se ha realizado con El Cerrejón, el Instituto Nacional de Vías, INVÍAS, la Gobernación de La Guajira y nuestra administración, para poder mejorar las vías de acceso que interconectan al municipio con diferentes corregimientos”, destaca el mandatario local. Además, se está llevando a cabo un programa de artesanías que es liderado por madres cabeza de hogar, el cual busca no solo impulsar el turismo, sino también fortalecer la cultura.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •