JEP establece que por lo menos 6.402 personas fueron falsos positivos

Falsos Positivos
Actualidad Posconflicto

Hoy, 18 de febrero, la JEP anunció a los sujetos procesales, intervinientes especiales, víctimas acreditadas y a la sociedad colombiana que la primera fase de investigación del Caso 03: “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes de Estado”, se concentró en seis territorios del país.


Las regiones que fueron priorizadas fueron: Antioquia, Costa Caribe, Norte de Santander, Huila, Casanare y el Meta. La decisión de concentrar la investigación en estos puntos se dio luego de la indagación y contrastación de información de cuatro bases de datos.

En el proceso de este caso salió a la luz que por lo menos 6.402 colombianos fueron víctimas de las ejecuciones extrajudiciales entre 2002 y 2008, etapa en la que según la Jurisdicción se presentó el 78% del total de casos en la historia del país.

Aunque existen diferencias, en cuanto a la magnitud de este caso entre la JEP y el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA), el Sistema de Información Judicial de la Fiscalía (SIJUF), el Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y la Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos (CCEEU), todos coinciden en que el fenómeno macrocriminal cayó drásticamente en 2009, al pasar de 792 víctimas en 2008 a 122 casos reportados en 2009.

Respecto a cada subcaso, es decir cada una de las regiones que fueron priorizadas, Antioquia reportó el 25% del total de víctimas ocurridas a nivel nacional entre 2002 y 2008, es decir, una cuarta parte del total; en la Costa Caribe el 7,3% del universo de víctimas, para el periodo comprendido entre 2002 y 2008, se encuentra en el departamento del Cesar, el tercer departamento con mayor nivel de victimización en el país; La Guajira reporta el noveno lugar de incidencia en la victimización del país con 90 muertes, equivalentes a un 4%; Norte de Santander reporta 420 víctimas reportadas en el período 1985-2016 y ocupa el sexto lugar a nivel nacional.

Por su parte, el Huila se caracterizó por un incremento sustancial de casos de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate entre 2005 y 2008, en comparación con el número de casos que se registran antes y después de ese lapso; en Casanare se pudo determinar que, para el periodo entre 2002 y 2008, la tasa para este departamento fue la más alta en todo el país con casi 12 por cada 100.000 habitantes. Finalmente, en el Meta, el Batallón de Infantería No. 21 “Batalla Pantano de Vargas” (BIVAR) presentó el incremento más significativo en la cantidad de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate entre 2002 y 2005. En consecuencia, se priorizará el esclarecimiento de los hechos ocurridos en este periodo.

En la segunda fase de la investigación del caso, la Sala abordará los hechos ocurridos en los departamentos de Arauca, Boyacá, Caquetá, Guainía, Guaviare, Sucre y Putumayo, entre otros.   

Comparte este contenido en tus redes sociales