Actualidad La Revista

Datos y hechos de las relaciones entre prensa y política a propósito de los 25 años de la Revista El Congreso Siglo XXI.

Presidentes vinculados con medios de comunicación (Desde 1886)*

Rafael Núñez
Carlos Holguín
Miguel Antonio Caro
Carlos E. Restrepo
José Vicente Concha
Marco Fidel Suárez
Pedro Nel Ospina
Miguel Abadía Méndez
Enrique Olaya Herrera
Eduardo Santos
Mariano Ospina Pérez
Laureano Gómez
Roberto Urdaneta Arbeláez
Alberto Lleras Camargo
Guillermo León Valencia
Gustavo Rojas Pinilla
Carlos Lleras Restrepo
Misael Pastrana Borrero
Alfonso López Michelsen
Belisario Betancur
César Gaviria

Fuente: La industria de los medios masivos de comunicación en Colombia. María Teresa Herrán. 1991. Fescol. Página 57

Posesión presidencial de Alberto Lleras Camargo el 7 de agosto de 1945.

En la década de los años 30 del siglo XX, la prensa colombiana era, según lo expresaba Alberto Lleras Camargo, “la más segura, la más consolidada y la más perdurable de nuestras instituciones políticas y sociales”. (El Liberal, diciembre 10 de 1939).

Y sí. Hay partes de la vida republicana en las que la altura intelectual, la contribución a la democracia, la construcción de una opinión pública que alienta el debate responsable y serio de los grandes temas nacionales y el servicio informativo a la ciudadanía han sido características del ejercicio periodístico en la Nación.

Debe agregarse que también ha existido una relación directa entre las labores periodísticas y la política o entre políticos y periodistas, más todavía, un complejo y útil periodismo político que ha perdurado como actividad en medio de las más duras circunstancias de un territorio en el que los conflictos, la guerra interna y las desigualdades han marcado una agitada historia.

El devenir de las publicaciones que generan opinión y que hacen circular contenidos sobre la política ha conectado siempre acontecimientos y personajes con públicos también ávidos de conocer lo que ocurre en la vida nacional, como es el caso de la Revista El Congreso Siglo XXI, publicación que ha sido promotora de un periodismo útil en lo informativo, firme en la divulgación de las ideas y persistente en sus objetivos de emprendimiento.

La Revista es heredera de casi dos siglos de desarrollo de los medios de comunicación que, como lo señala el historiador Antonio Cacua Prada, han mantenido esa relación entre instituciones democráticas, prensa y dirigencia política. “La gran mayoría de mandatarios colombianos, desde el Jefe del Estado Soberano de Cundinamarca, don Jorge Tadeo Lozano y Peralta, en 1811, han sido periodistas”.

Así lo reseña Cacua Prada en una de sus obras al presentar una larga lista de periódicos que desde las luchas independentistas de 1810 fueron conformando el panorama de los medios en la República.

Se incluye la Gaceta Colombiana, un medio oficial editado en Cúcuta durante los debates sobre el naciente estado colombiano. También El Insurgente, atribuido a la inquieta y creativa mente del prócer Antonio Nariño y cuya función era controvertir las ideas de sus opositores que se expresaban en el Correo de Bogotá. Nariño con su famosa Bagatela es considerado el primer periodista político de la historia republicana.

Simón Bolívar también usó como arma ideológica a las imprentas y Francisco de Paula Santander tuvo a su servicio El Patriota (1823).

Medios como El Granadino, El Constitucional de Cundinamarca, La Gaceta de la Nueva Granada, El Cachaco, El Conservador, La Noche, El Nacional, El Neogranadino, El Siglo, El Conservador, La Verdad y la Razón, El Catolicismo, El Porvenir, El Bogotano, La Paz, La Fe, El Obrero, El Tradicionista, El Espectador o El Tiempo, se imprimieron durante agitadas décadas desde el siglo XIX, en las que fue abriéndose paso una institucionalidad que ha reconocido a la prensa como otro de sus pilares.

En estos periódicos escribieron y afilaron su pluma política personajes centrales de la vida pública y quienes alcanzaron los más altos cargos de la Nación. Florentino González, Manuel Murillo Toro, Lorenzo Lleras, Mariano Ospina Rodríguez, Julio Arboleda, José María Samper, Salvador Camacho Roldán, José María Vergara y Vergara, Miguel Antonio Caro, Rafael Núñez y José Manuel Marroquín, entre otros.

Para el siglo XX los historiadores destacan períodos en los que política, Estado y prensa conformaron el carácter de la nacionalidad como elementos centrales. Para Jorge Orlando Melo, entre 1930 y 1946 todos los presidentes habían sido directores de periódicos. Enrique Olaya Herrera, fundador del Diario Nacional, Eduardo Santos, director de El Tiempo y luego llegarían los López y los Lleras.

Melo añade que, Alberto Lleras, el político más importante del siglo XX, fue director de La Tarde y El Liberal y fundador de Semana. Además, fue director de El Espectador. Más recientemente, Carlos Lleras Restrepo quien dirigió El Tiempo, López Michelsen, orientó El Liberal y Belisario Betancur, que pasó por La Defensa, El Siglo y dirigió La Unidad.

Se fortaleció, además, una prensa regional y bogotana que igualmente ha tenido nexos importantes con la política y los políticos. Los periódicos, cada vez en mayor convivencia con múltiples medios de comunicación como la radio, la televisión, la Internet y los demás espacios de tecnologías y redes sociales, se han sumado a un entramado global de canales y flujos de mensajes en los que también se juega mucho de la política y del mismo manejo del Estado.

Mirado desde la actualidad, los últimos presidentes y buena parte de las dirigencias locales han compartido con los medios modernos tanto en su dirección como en sus estructuras de propiedad. Juan Manuel Santos, exdirector de El Tiempo o Andrés Pastrana, con vinculaciones a prensa y televisión, son ejemplos de esa unión permanente de periodistas y políticos.

Revistero

Las revistas generales, de entretenimiento, universitarias, institucionales o académicas han sido otra parte de la actividad de medios informativos en la historia nacional.

De los jesuitas se registran El Mensajero del Corazón de Jesús (1867) o Universitas de la Javeriana (1951). Otras como Bogotá Ilustrado (1908), Horizontes (1913) y el caso de Cromos (1916), un semanario que al cumplir 50 años recibió la Cruz de Boyacá otorgada por el Presidente Guillermo León Valencia. Todas estas publicaciones influenciadas por la clase política al igual que Revista Colombiana, en la que participaron Laureano Gómez y Mariano Ospina Pérez o la Revista de América, una iniciativa de El Tiempo (1945).

Otro medio de importancia es Semana (1946), bajo la tutela de Alberto Lleras Camargo con la idea de que no era “una revista política ni doctrinaria, ni literaria” y más bien que obedecía a “la necesidad del nuevo tiempo y a la creación natural de un público nuevo”.

Carlos Lleras Restrepo impuso una línea editorial y una forma especial de hacer un periodismo de alto impacto en la opinión con impresos que dirigió como Nueva Economía y Nueva Frontera.

En la tradicional contienda política de liberales y conservadores circularon medios de otras corrientes como Alternativa (1974) o Cambio (1998), de la mano del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Con estas referencias generales nació y creció la Revista El Congreso Siglo XXI, con una visionaria y firme posición editorial, fruto del esfuerzo de un periodista emprendedor, su actual director, Álvaro Erazo Paz, para quien los temas políticos solo pueden ser difundidos mediante criterios y principios de pluralidad, de contribución al fortalecimiento de la democracia y de cumplimiento de los valores informativos.

La Revista ha sido un mecanismo de conexión entre las regiones y las ramas del poder público, cuyos centros de operación están en Bogotá. Y se ha convertido en la tribuna de las diversas ideas de los congresistas, que como columnistas han encontrado en esta publicación un lugar para exponer ante la ciudadanía sus proyectos y realizaciones.

Por esto, Erazo Paz no duda al afirmar que en 25 años de intenso trabajo periodístico ha cumplido con la misión que se impuso de informar con la verdad, con ética, con respeto por las ideas de todos los conglomerados sociales, bajo preceptos democráticos que permiten entender a cabalidad lo que significa una libertad de prensa responsable.

FUENTES:

CACUA Prada Antonio. Historia del periodismo colombiano. 1968. Editorial independiente.

MELO Jorge Orlando. (Conferencias varias).

HERRÁN María Teresa. La industria de los medios masivos de comunicación en Colombia. 1991. Fescol.

MORALES Benítez Otto. El periodista Alberto Lleras. 1992. Universidad de Antioquia.

ERAZO Paz Álvaro. Impacto de la Revista El Congreso de la República en la ciudad de Bogotá (tesis de grado). 2014. UNAD.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 1
  •  
  •  
  •