LEONOR MOJICA SÁNCHEZ, LA SONRIENTE GUERRERA

Actualidad Educación Empresa Especiales La Revista Mujeres Orinoquía Regiones

Es la magnolia de acero del llano, pero a pesar de su austeridad, minuciosidad y rigor en el trabajo, a cada instante suelta una hermosa sonrisa acompañada de sus intensos ojos azabache. Ese don de gente apacigua a todos y le confiere un liderazgo único. En esta época en que aparecen en las redes planificadores retóricos, genios de la gerencia de un día y cientos de gurúes fungibles, esta mujer construye, y se diferencia de los demás en que “hace” las cosas. Concreta, diseña, aclara, sugiere y decide el destino de una de las instituciones que más ha fortalecido a los Llanos orientales: la Corporación Universitaria del Meta – UNIMETA. Adicional, Leonor Mojica es una de las rectoras de IES más jóvenes del país.

Leonor Mojica Sánchez creció literalmente en la biblioteca de la Corporación Universitaria del Meta – UNIMETA. Cuando ella tuvo noción de la lectura y de los libros, su tío Rafael Mojica, rector fundador, la sacaba la tarde de cada sábado a largos paseos por el barrio El Caudal de Villavicencio. En esos trayectos la pequeña debía hacerle un resumen del libro leído esa semana. Es así como antes de cumplir los 12 años ya había leído biografías de mujeres que en la historia desorganizaron el mundo para organizarlo después a su antojo. A esa edad conoció las vidas de María Estuardo, Ana Bolena, Juana de Arco, Catalina de Médicis y otras. Rafael Mojica guió su formación y su apreciación del mundo. Desde temprano conoció la inmensa importancia de la educación y el humanismo para el crecimiento económico de cualquier región y la forma como afecta a las generaciones. Es abogada de la Corporación Universitaria del Meta, siguió sus estudios profesionales en la Universidad Externado de Colombia, en el año 2005 obtuvo el título de especialista en contratación estatal y en el 2006 alcanzó el de especialista en derecho administrativo. Años después obtuvo el título como doctora en Educación de la Universidad de Salamanca- España, graduada con honores pues su tesis de doctorado “La transformación de la autonomía universitaria. Disertaciones y praxis en las IES colombianas” fue distinguida como tesis de Cum Laude, ganando el Premio Extraordinario a la mejor en la misma universidad. En 2009 su trabajo “Medusa. Método Educativo de la Universidad de Salamanca” fue destacado con un premio en Moscú. Consistió en adaptar al programa de licenciatura de Pedagogía de dicha institución académica, una propuesta pedagógica curricular y didáctica a través del Método de Educación de la Universidad de Salamanca (MEDUSA), basándose en el MEUM (Método Educativo de la Corporación Universitaria del Meta), documento que fue destacado por el Instituto de Investigaciones científicas y ecológicas de España.

Su larga trayectoria la ha llevado a coordinar diferentes cargos en la Corporación Universitaria del Meta desde el año 2000. Y es que Leonor Mojica es investigadora Junior de Colciencias y se ha desempeñado como par académico del Ministerio de Educación Nacional. Desde el año 2016 dirige todas las actividades académicas y administrativas de UNIMETA. Rectora de la Corporación Universitaria del Meta (UNIMETA), Leonor Mojica Sánchez Gestió n 103 Su producción intelectual se ha centrado en la generación de artículos y publicaciones, donde ha disertado en diversas temáticas, sobre el campo de la enseñanza en un contexto histórico, haciendo particular invitación a pensar la educación superior en las dimensiones pedagógicas y los procesos de transformación y modernización de la misma. Estas reflexiones las ha planteado en el marco de su formación doctoral y como líder en la dirección de la Corporación Universitaria del Meta; también como delegada de las universidades en espacios de discusión académica de la región. Hoy se le reconoce como una mujer que abre posibilidades de formación y desarrollo a los metenses, sobre todo a los menos favorecidos. Su equipo de jefes y directores, con algunas excepciones está conformado por mujeres. Hace algunas semanas el Concejo Municipal de Villavicencio la destacó como una mujer que contribuye con la continuidad de la educación aportando al desarrollo social en el Meta, Colombia y el mundo.

Instituciones de carácter nacional, así como las distintas alcaldías del departamento han exaltado su compromiso con superar las brechas que impiden el acceso a la educación superior de cientos de habitantes en el Meta. Es conocido su actuar inmediato cuando se trata de situaciones que ameritan un espíritu social para las poblaciones menos favorecidas. Su labor en la divulgación y defensa de los Derechos Humanos en la región también ha sido destacada. Entidades y personas de diversos ámbitos de la vida social y cultural resaltan sus calidades humanas y profesionales, así como la gestión empresarial y social, que le han merecido reconocimientos como la Gran Orden a la Mujer Metense otorgada por la Gobernación y la Orden de la Democracia Lanza Llanera, categoría oro, en el grado de Gran Caballero de la Asamblea del Meta.

Bajo su liderazgo, y en medio de la pandemia que afecta al país, UNIMETA fue una de las primeras instituciones educativas que en Colombia hizo frente a la situación activando escenarios de aprendizaje apoyados por las TIC para la presencialidad remota en los procesos de formación a nivel de pre y postgrado. Así mismo emprendió acciones solidarias con el fin de hacer frente a la propagación del virus en Villavicencio, tanto en el brote de la cárcel de la ciudad, como en otros sitios de alto riesgo donando más de 1.200 unidades de trajes y elementos de bioseguridad. Igualmente gestionó la donación de 1.500 mercados para apoyar entidades como la Gobernación del Meta, Alcaldía de Villavicencio, Cruz Roja Seccional y las Asociaciones de Periodistas del Meta.

Desde el momento en que asumió la rectoría en 2016, Leonor Mojica ha impuesto su lema: “Una nueva generación”. Actualmente guía a la Corporación hacia su renovación institucional aspirando a la alta calidad en todos sus procesos académicos y administrativos, y reforzando el ejercicio de su autonomía en cuanto al desarrollo de una cultura de la evaluación, el mejoramiento continuo y su capacidad de autorregulación. Muchos aseguran que ella heredó de Rafael Mojica, una especie de intuición con la que percibe las capacidades de la gente antes de integrarla a su equipo. Siempre con su sonrisa ella sabe que las metas deben ser reales, que los pies deben estar en la tierra mientras se sueña o se imaginan los proyectos, que el respeto se gana con trabajo y estímulo, que el liderazgo más que privilegio es una inmensa responsabilidad, que cada persona tiene su talento e identificarlo es la labor de ese líder, y que el éxito está en la suma de las valoraciones que hace de cada individuo el líder genuino y que forma parte de una nueva generación que en 35 años de creación de Unimeta sigue haciendo historia.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •