Los Sistemas Integrados de Transporte Masivo podrán aumentar su capacidad de operación en el Aislamiento Selectivo

Actualidad

En atención al Decreto 1168 del 25 de agosto de 2020, que regula la fase de Aislamiento Selectivo y Distanciamiento Individual Responsable que empezó a regir el primero de septiembre y se extenderá hasta el 30 del mismo mes, y que permite continuar con la reactivación de diferentes sectores económicos, el Ministerio de Salud y Protección Social expidió la Resolución 1537 de 2020, la cual da la posibilidad a los municipios de aumentar la capacidad en sus Sistemas Integrados de Transporte Masivo. Para esto, tanto los Entes Gestores como los usuarios deben cumplir de manera rigurosa y en todo momento las medidas de bioseguridad definidas para la actividad.


Para poder aumentar de manera gradual la capacidad de los sistemas de transporte público de las principales ciudades del país, los Entes Gestores de los Sistemas Integrados de Transporte Masivo tienen que garantizar que se cuenta con ventilación natural y adecuada en los vehículos, continuar con la limpieza y desinfección permanente de estaciones, portales y buses, realizar pruebas de COVID-19 al personal de mayor contacto con los usuarios, promover la ubicación de pasajeros que tengan viajes que duren más de 29 minutos lejos de las puertas, para facilitar la salida de quienes tienen viajes cortos, y mantener los puntos de limpieza y/o desinfección al ingreso y salida de los sistemas.

“La capacidad de ocupación no puede superar el 50%. Los alcaldes deben tener en cuenta que, para autorizar el aumento de aforo de pasajeros en los sistemas, tienen que realizar un monitoreo constante junto con sus Secretarías de Salud del comportamiento del virus en la ciudad. El camino es reactivar, pero necesitamos el compromiso de todos”, aseguró la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Es importante resaltar que los usuarios también son responsables de evitar la propagación del virus. Por eso deben cumplir con las recomendaciones entregadas por las autoridades de salud como, por ejemplo, evitar hablar, cantar, atender o realizar llamadas telefónicas al interior de los vehículos, no consumir alimentos, usar adecuadamente el tapabocas durante todo el viaje y mantener el distanciamiento en los portales, paradas y puntos de espera.

Finalmente, hay que resaltar que los ministerios de Salud y Protección Social y de Transporte realizaron un trabajo conjunto, donde analizaron estudios realizados por expertos en temas epidemiológicos de modelamiento y de movilidad, como el Grupo Colaborativo de Modelamiento de COVID y Movilidad en Colombia, conformado por las Universidades de los Andes, Nacional, el Imperial College de Londres, Numo Alliance, el Instituto Nacional de Salud, la Gobernación de Antioquía y la Alcaldía de Medellín, así como experiencias internacionales, que permitieron concluir que a través de las medidas adecuadas de bioseguridad, el riesgo de contagio en el transporte público se puede mitigar. Entonces, el aumento de ocupación en los sistemas masivos podrá llegar hasta máximo el 50%, lo cual tendrá una vigilancia constante de las autoridades de salud y entidades territoriales para evaluar la gradualidad de ese aumento.
 

Tomado del Ministerio de Transporte

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •