Para abordar la importancia de la Contingencia que se vive a nivel Nacional, la Plenaria de la Cámara descentralizó una de las audiencias públicas en Cali

Actualidad Cámara de Representantes Estado Gestión

La Cámara de Representantes en pleno ha asistido este 13 de mayo a una Audiencia Pública  “en Territorio” convocada en Cali para escuchar cada uno de los puntos de vista de la sociedad civil que intervienen en la situación social que conmueve a la capital del Valle del Cauca y al departamento, con ocasión de las jornadas de protesta que iniciaron el pasado 28 de abril, bloqueos de vías de transporte, excesos de fuerzas pública, performance de vandalismo, coletazos económicos de las prácticas de descontento, defensa de la institucionalidad, entre otras.


Variados actores se dieron cita en el Coliseo de la Escuela del Deporte para manifestar sus posiciones frente a la situación alarmante que ha vivido Cali. En representación del Consejo Regional Indígena del Cauca intervino temprano en la mañana Aida María Virtuo Cuvas  quien enviando un saludo en nombre de la Minga, manifestó: “Quisiera precisar que venimos desde tiempos milenarios y en el marco de este gobierno en movilización permanente porque nos están matando. No tenemos garantías plenas para la vida, la paz y el territorio. Hoy la minga indígena se sigue moviendo con ocasión del llamado del 28 de abril, por eso los pueblos indígenas y quienes hoy nos estamos movilizando queremos es cambios estructurales”.

El representante a la Cámara del Partido de la U por el Valle del Cauca John Jairo Hoyos manifestó su voz solidaria con los manifestantes en estos términos: “Miles de jóvenes no tienen ninguna alternativa laboral y han caído presas de drogadicción. Familias que antes accedían a tres comidas al día ya solo acceden a dos. El gobierno agravó la situación al querer impostar más  los productos de consumo. Es la hora del reavivamiento de Cali a recuperar y reconstruir nuestro tejido social”.

Por su parte el representante del Partido liberal Fabio Fernando Arroyave Rivas comentó: “Hoy la ciudad, el país y el departamento no permite radicalismos sino llamados de sensatez y lógica. Salgamos a decirle si a la protesta pacífica, pero también salgamos a decirle no a los vándalos. Tenemos que tener humildad para asumir el diálogo con cada uno de los sectores. Pongámonos de acuerdo en lo fundamental, apoyar lo que hay que apoyar y rechazar lo que hay que rechazar”.

En nombre de la Red de Derechos Humanos Francisco Javier Isaías Cifuentes tomó la palabra uno de sus defensores James Iván Larrea. Se pronunció así: “tenemos que decirles que pese a que desde la institucionalidad y el Ministerio Público se han desvirtuado nuestros reclamos a la fecha tenemos 109 personas registradas como desaparecidas. Hasta el día de hoy 30 personas asesinadas en el marco del Paro”

Por su la lado Francia Márquez en vocería del Consejo Nacional de Paz dijo “hemos estado en las calles no porque somos terroristas o vándalos, sino porque hemos sido negros, indígenas y mujeres, quienes no han tenido voz” Y agregó: “hay un pueblo cansado, pero si quieren seguir la narrativa de que hay un enemigo interno, sigan. Los jóvenes negros no pueden ir a la Universidad Pública porque recibieron educación precaria.

Como una de los tantos intervinientes que en nombre de los gremios de la  producción participaron del diálogo, la directora de Acopi Valle del Cauca Gitzy Becerra dijo: “las empresas que llevan el alimento al departamento están en situación crítica, los trabajadores y colaboradores deben pagar peajes ilegales para poder llegar a trabajar. Invitamos a jóvenes para que con nosotros construyan. Nosotros podemos decirle como se hace empresa, como ser innovadores”.

Por el gremio de estaciones de servicio de combustible intervino Sandra Auacon, quien se refirió a la situación que atraviesa la distribución minorista de combustible. “Este sector ha sido uno de los más afectados con ocasión de las manifestaciones de protesta del Paro Nacional. Fueron banalizadas 63 de 120 estaciones, 23 de ellas arrasadas y destruidas. Se trata de un sector que genera 6000 empleos indirectos y otros tantos indirectos. En Cali han sido saqueados 63 mil barriles de combustible y este sector ha dejado de vender más de 120 mil millones de pesos.

Por cerca de ocho horas, la Plenaria la Cámara de Representantes atendió las exigencias y la exposición de motivos de diferentes sectores de la sociedad civil: entre gremios, organizaciones indígenas, gobernantes, jóvenes y asociaciones estudiantiles, organización de reivindicación racial, comerciantes y miembros de ONG y colectivos culturales.

 

Se espera que de este ejercicio de escucha democrática se promuevan nuevos proyectos y herramientas políticas para enfrentar la crisis.

Cortesía de la Cámara de Representantes. 

 

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •