“Queremos que el Gobierno ponga sus ojos en Clemencia”

Actualidad Caribe Gestión

Los resultados presentados en el informe de rendición de cuentas reflejan los avances que ha logrado la administración del alcalde de Clemencia, Bolívar, Miguel Guillermo Grau, en materia de infraestructura vial, educación, vivienda y salud. Desde que ocupó el cargo en 2016, el mandatario asumió el compromiso de transformar el municipio, de la mano con la gente, para dejarle a las nuevas generaciones un territorio con un notable desarrollo.

En cumplimiento al Plan de Desarrollo que fue trazado para el cuatrienio por la administración local, el municipio de Clemencia ha seguido “avanzando unido” en los frentes económico y social. Es así como en los más de dos años de gestión, se han atendido las necesidades de la comunidad con un equipo comprometido con los proyectos y programas que se han puesto en marcha en las zonas urbana y rural.

Entre los logros, se destaca, por ejemplo, la construcción de dos consultorios externos, la recuperación de los recursos de impuesto de gas dejados de percibir en vigencias anteriores, la consecución del Punto Vive Digital en la cabecera municipal, la conformación del grupo de atención y prevención de desastres que está al servicio de la comunidad, la firma del convenio de asociación con la clínica cardiovascular Jesús de Nazaret, la adecuación de la oficina administrativa y el archivo UOL Miguel Ayola Coneo, la asignación de becas a los mejores estudiantes (bachilleres) con mejores promedios, la pavimentación de varias calles con recursos del Sistema General de Regalías, la construcción de la etapa del alcantarillado que va desde la urbanización San José de Franco hasta la calle Arena y la gestión del proyecto de 250 viviendas en el casco urbano, entre otros.

Consciente de que la educación incide directamente en el desarrollo económico y social del municipio, el alcalde le ha dedicado a ese sector un capítulo especial para dar respuestas oportunas a las nuevas necesidades del estudiantado en su proceso de formación. En primera instancia, se creó el Fondo Educativo Municipal y se entregaron becas a alumnos que tuvieron un buen desempeño en las pruebas ICFES o un destacado rendimiento académico en sus instituciones. También se dispuso la adecuación y mantenimiento físico de las instalaciones, la dotación de un salón de primera infancia en la escuela del Socorro y se avanzó con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) en la preparación de jóvenes y adultos mayores para su acceso a la enseñanza superior.

Desde la Secretaría de Educación, se han implementado varios proyectos, entre ellos, el de “Mi primera lectura”, que busca promover el hábito de leer desde la primera infancia, así como “La hora del cuento”, para generar espacios de convivencia través de la lectura, escritura y la imaginación.

Para el alcalde Miguel Grau la salud ha sido un sector prioritario. Por ello bajo su administración se propuso la construcción de una sala pediátrica en la unidad local operativa Miguel Oyola Coneo. Pero las actividades en ese campo han sido varias, como, por ejemplo, la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna con la colaboración de las entidades territoriales, el desarrollo de capacidades en guías de atención clínica y la realización de campañas de prevención de enfermedades como el VIH.

La construcción de cunetas, bordillos y andenes hacen parte de las obras que ha puesto en marcha la alcaldía para el embellecimiento del municipio, las cuales han incluido también la pavimentación de calles en la cabecera municipal y el área rural. En vivienda los avances son palpables. Con el proyecto de 250 unidades habitacionales gratis, se han visto beneficiadas más de mil personas en la urbanización San José de Franco. En la agenda el tema de agua potable y saneamiento básico ha tenido un tratamiento especial. Además de la instalación de material filtrante en la planta de tratamiento del acueducto, se ha efectuado el mantenimiento del pozo 2 y la reparación de la bomba y el motor de la planta que surte del líquido a la región.

Pero Clemencia también ha avanzado en el sector agropecuario. El municipio al igual que María La Baja, es uno de los mayores productores de plátano de la zona. “Estamos entregando a los campesinos los insumos, ellos están volviendo a sembrar distintos productos, estamos reactivando el campo, tenemos todos los implementos y la maquinaria que requieren para que obtengan de la mejor manera una mayor productividad en sus cultivos”, señala el mandatario.

El alcalde espera del nuevo Gobierno que “ponga los ojos” más en el municipio y que haga realidad los compromisos adquiridos en campaña con la región en cuanto a calidad educativa, mejor atención en salud y estimulo a los campesinos para elevar la productividad y competitividad. Pero sobre todo que “nos incluya en la agenda nacional a todas aquellas poblaciones que han sido olvidadas” por el Estado. “Quisiéramos que este no fuera el caso y que el doctor Iván Duque y todos sus ministros apuntaran a que nuestro municipio se desarrolle de tal manera como las grandes capitales que tiene el país”.

La administración busca reactivar el campo con la entrega de insumos para la siembra de distintos productos.
Con la creación del Fondo Educativo Municipal se entregaron becas a alumnos que tuvieron un destacado rendimiento académico en sus instituciones.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 2
  •  
  •  
  •