Suecia reafirma apoyo a búsqueda de paz en Colombia

Actualidad

A lo largo de 140 años, Suecia ha mantenido relaciones diplomáticas con Colombia, país con el que coopera en la construcción de la paz desde hace varias décadas. Pero la agenda que maneja su embajadora en Bogotá, Helena Storm, abarca muchos más temas, como el fortalecimiento del comercio bilateral, proyectos ambientales enfocados en el impacto climático limitado y el manejo y uso sostenible de los recursos naturales, así como alianzas estratégicas para fomentar la innovación y las industrias creativas.

La diplomática habló con la Revista El Congreso Siglo XXI sobre los programas que desarrolla la Embajada del Reino de Suecia en Colombia, las actividades que se tienen previstas como país invitado de honor a la Feria Internacional del Libro en Bogotá y la experiencia de esa nación europea en resolución de conflictos. Considera que Colombia necesita un diálogo nacional en el que participen todos los sectores.

Colombia es un país muy importante para Suecia con el que llevamos más de 140 años de relaciones diplomáticas. La embajada sueca en Bogotá es la segunda más grande en las Américas después de Washington y hemos venido apoyando la construcción de paz en el país desde hace varias décadas. Una prioridad para la embajada es la nueva estrategia de cooperación bilateral con Colombia por cinco años más en temas de paz, sostenibilidad y derechos humanos, así como una nueva estrategia de cooperación regional para América Latina, que será liderada desde Bogotá e incrementará el tamaño de la embajada con un 30%. 

Otra prioridad es seguir profundizando las relaciones comerciales entre nuestros países. Tenemos alrededor de 90 empresas suecas presentes en Colombia que ofrecen soluciones sostenibles e innovadoras. Un ejemplo reciente es la inversión de 1.5 billones USD de la compañía sueca Essity en el Grupo Familia, empresas que vienen trabajando juntas desde 1985.    

Para nosotros es muy importante destacar que Suecia sigue siendo socio de Colombia en tiempos difíciles e inciertos. Por eso fue importante mantener nuestro compromiso con la FILBo, que ya teníamos desde el año pasado cuando llegó de sorpresa la pandemia. Con el mensaje “Suecia Socio Sostenible” esperamos compartir nuestra cultura con un pabellón virtual, exposiciones en diferentes partes de Bogotá y una programación que contará con más de 40 eventos durante los 17 días de feria. Los tres grandes temas para nuestra programación serán a.) Suecia y Colombia, donde contaremos las relaciones de los dos países en diferentes momentos de la historia. b.) Clásicos de Suecia donde encontraremos todos los temas de literatura, cine y música y finalmente c.) Suecia Transforma donde compartimos cómo Suecia es un motor de cambio en diversos sectores como la sostenibilidad, la igualdad de género, la innovación y la construcción de paz.

En temas ambientales Suecia y Colombia tienen gran potencial de mayor colaboración tanto en sus relaciones bilaterales como en negociaciones multilaterales en beneficio del planeta. En el campo internacional, Suecia hospedará en 2022 la conferencia multilateral Estocolmo +50, que enmarcará los 50 años desde la primera conferencia global sobre el medio ambiente en Suecia en 1972, donde contaremos con una participación de Colombia. 

En Colombia apoyamos la meta nacional de reducir en un 51% las emisiones de GEI al 2030. Con este propósito brindamos cooperación para la reducción de emisiones de Co2 a través de múltiples proyectos que hacen parte del Fondo Colombia Sostenible y también trabajamos con el Fondo Acción en el Pacífico Colombiano. Adicionalmente tenemos una garantía con el BID y otros países donantes cuyo enfoque es el crecimiento sostenible y resiliente, en el cual venimos trabajando con múltiples sectores y ministerios del país. Nuestra nueva estrategia de cooperación incluye objetivos ambientales enfocados en el impacto climático limitado, así como en el manejo y uso sostenible de los recursos naturales, los ecosistemas y la biodiversidad.

En Suecia no sólo hubo décadas y décadas de políticas públicas que activamente intervinieron para disminuir las distorsiones que creaban desigualdad entre hombres y mujeres, sino que este tema se convirtió en la prioridad del gobierno, a tal punto que en 2015 fuimos el primer país del mundo en adoptar una política exterior feminista. Esto significa poner la igualdad de género en el centro de todas nuestras acciones y decisiones.

En Colombia y en el mundo trabajamos de manera muy estrecha con ONU Mujeres, y por medio de este aliado hemos podido concretar importantes iniciativas con la Vicepresidencia, como: el fortalecimiento de la CEPEM, los programas de mujer rural, el trazador presupuestal de género, estadísticas sensibles al género, mujeres en PDETS, el Observatorio colombiano de mujeres, entre otros muchos proyectos más.

En la experiencia sueca, fue clave a.) El modelo “triple hélice” en el cual convergen el Estado, la academia y el sector privado, para identificar, investigar y desarrollar innovaciones tecnológicas; b.) La Educación con enfoque en investigación, especialmente a largo plazo; y c.) No hay innovación sin igualdad de género y seguridad social: no nos cansamos de repetir que no se puede alcanzar el 100% del crecimiento económico y de la innovación si se excluyen a las mujeres, que son el 50% de la población del mercado laboral. Es más, un estado de bienestar con seguridad social generosa permite a los ciudadanos tomar riesgos para realizar sus ideas sin miedo de fracasar. 

Para compartir nuestra experiencia hemos venido avanzando en establecer una mesa de trabajo entre Suecia y Colombia sobre innovación e industrias creativas. Además de esta colaboración general en temas de innovación, la mesa contará con espacios para generar alianzas estratégicas en sectores puntuales como el de videojuegos y de tecnología verde.

La decisión de renovar la estrategia de cooperación con Colombia en materia de construcción de paz ilustra cómo el gobierno sueco quiere seguir jugando el papel histórico desde mucho antes de que se firmara el Acuerdo de La Habana. Suecia ha apoyado salidas negociadas al conflicto desde los años 70. Hoy acompañamos al gobierno, a la sociedad civil y a diferentes organizaciones en la implementación de los Acuerdos de Paz. Es importante subrayar que la implementación de la paz duradera es un proceso a largo plazo y hay que tener paciencia, especialmente en una sociedad como Colombia, con la variedad de perspectivas y de opiniones políticas. 

En relación con el actual descontento social, de nuevo, la salida está en el dialogo. Los consensos han sido en Suecia el elemento central para la construcción de una sociedad en donde todos sean escuchados, y todos se sientan escuchados. Colombia necesita un diálogo nacional para avanzar y en él es clave que participen todos los sectores, económicos y grupos sociales.

Para Suecia es evidente que los problemas que enfrenta el planeta son globales y que tenemos que colaborar en el campo internacional para encontrar soluciones comunes. Estamos muy contentos con la carta de intención entre la Embajada de Suecia y la Alcaldía de Bogotá que firmamos este año y que justamente aborda temas relacionados a los ODS en las líneas conjuntas de trabajo que incluyen educación, cultura y cultura ciudadana, paz y reconciliación, sostenibilidad, igualdad de género, y ciudades inteligentes.

Björn Olin/Folio/imagebank.sweden.se. Ayuntamiento de Estocolmo, recinto del banquete de los Premios Nobel.
El 15 de marzo de 2021 la Alcaldesa Claudia López y la Embajadora Helena Storm firmaron la carta de intención.
Embajadora Storm en su reciente visita a Montes de Maria junto con Naciones Unidas.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •