Un Chigorodó competitivo

Actualidad

Eleazar Palacio Hernández ha construido una trayectoria en el sector público enfocada en el trabajo social y el empoderamiento de su región. Con convicción ha defendido por varios años el diálogo comunitario y el reconocimiento de las necesidades del municipio antioqueño de Chigorodó, donde se han consolidado herramientas para contribuir a la calidad de vida de la población. Con la propuesta de avanzar en progreso y competitividad, logró la mayor aprobación electoral para convertirse en su alcalde y ayudar desde el cargo al crecimiento económico del ente territorial.

Desde la idea de una transformación regional y un diálogo comunitario permanente, se consolidó el plan de gobierno “Chigorodó Competitivo”, que tiene como ejes principales la inversión en el deporte, la ejecución de proyectos de saneamiento básico, la dotación de insumos hospitalarios y la recuperación de vías de acceso que permitan la comercialización de productos y un transporte digno y eficiente. Desde luego, el acompañamiento a las poblaciones indígenas, afrocolombianas y campesinas, ha sido fundamental, además, de apoyar el empoderamiento femenino.

En la subregión de Urabá se ubica Chigorodó. Sus principales fuentes económicas son la agricultura, la ganadería, la minería y la creación de artesanías. Actualmente, cuenta con una población aproximada de 83 mil habitantes, asentados principalmente en la cabecera municipal, lo que incentivó una crisis económica y social por la llegada de la pandemia al territorio. Sin embargo, la administración desarrolló una gestión positiva en el primer año de gobierno que supera los $70.000 millones en inversión. Para atender la emergencia sanitaria, Palacio Hernández no detuvo la intención de trabajar por mejorar las condiciones de vida de los distintos sectores, en especial de la población vulnerable. Entre los proyectos importantes está el “Río de Guaduas”, así como la aprobación de $11.000 millones para la pavimentación de placa huellas con 6.5 kilómetros de vías en el sector rural. Recientemente fueron aprobados 2.3 kilómetros más de pavimentación en el sector de la Vereda Remigio”, destaca el mandatario. También se resalta el acompañamiento del senador del Partido Conservador, Samy Mergeh Marún, en la gestión del alcalde Eleazar Palacio Hernández.

El sector deportivo es fundamental en el desarrollo social de la región. Por ello, después de cumplir con las fases del proyecto del estadio de fútbol con graderías y cerramiento, el mandatario firmó un acuerdo con el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, que garantiza la inversión de $11.999 millones para la construcción de escenarios deportivos. “Se tiene previsto que para el primer semestre del 2021 se ponga la primera piedra para el inicio de las obras de construcción del estadio de fútbol que mejorará la infraestructura deportiva del municipio y servirá para la formación de deportistas de alto rendimiento”, agrega.

La dotación hospitalaria ha sido fundamental para atender la emergencia sanitaria del coronavirus, pues el actual centro hospitalario no cumple con los requisitos para atender servicios generales y de hospitalización, y además tiene dificultades locativas y de infraestructura que ya cumplieron su vida útil. Es por ello que surgió la necesidad de construir un nuevo hospital moderno que cumpla con los estándares de calidad exigidos por el Gobierno Nacional. Actualmente se adelanta la construcción de las nuevas instalaciones en Chigorodó, con el apoyo del Ministerio de Salud y de la Seccional de Salud del departamento que han viabilizado cerca de 17.000 millones de pesos. Se esta a la espera de la aprobación de los recursos.

Con la ejecución del plan de acueductos veredales, la administración espera llegar a 600 familias. El proyecto tiene una destinación de 7.700 millones de pesos para tres comunidades en la zona rural del Chigorodó. “Con la aprobación de esta iniciativa por primera vez la vereda de Champitas y las comunidades indígenas de Dojura y Saundó, tendrán agua potable”, explica el funcionario. Se destaca también la gestión del mandatario para llevar inversión a la comunidad, iniciativa focalizada en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) que buscan disminuir la brecha social con la población víctima del conflicto armado.

Por otro lado, con la pavimentación de 6.5 kilómetros de vías se mejoran las condiciones para el desarrollo rural de las veredas de Sadem, Guapá, El Dos, Maporita y la entrada al Instituto Agrícola de Urabá. Con el mejoramiento de la malla vial, se beneficiará el sector agrícola, que aumentará su producción y comercialización, dinamizando de paso la economía de la región. Un total de 7 mil personas se favorecerán de la infraestructura vial.

 

Al menos 17 mujeres emprendedoras de la zona rural de Chigorodó recibirán $700 millones para proyectos productivos que beneficiarán a 200 familias. “La iniciativa se hace en articulación con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y se destaca el trabajo conjunto con la oficina de la primera gestora Virginia Cuadrado (para hacerlo realidad). Las beneficiarias recibieron el 40% para poner en marcha el proyecto
productivo, el cual ha tenido seguimiento por parte de la cartera de Agricultura. De igual forma los proyectos agrícolas tienen asistencia técnica y acompañamiento de las entidades participantes”.

La administración fortalecerá la infraestructura hospitalaria.
Con una política de vivienda, la población vulnerable tendrá casa digna.
El mandatario con el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, en la firma del acuerdo de voluntades para la construcción del estadio.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •