Algarrobo construye tejido social

Actualidad Caribe Gestión

La creación de políticas públicas que benefician a las poblaciones vulnerables, entre ellos, los afrodescendientes, víctimas del conflicto armado, madres cabezas de hogar, campesinos y jóvenes, han permitido cerrar brechas sociales en el municipio de Algarrobo. Al frente de esa tarea ha estado su alcaldesa Maribel Andrade Zambrano, quien, a través de obras de infraestructura, así como el acceso a una educación de calidad, quiere aportar a la reconstrucción de tejido social en la región.

Desde que asumió el cargo, esta líder social y administradora de empresas se puso como tarea promover la dignificación de la vida de los algarroberos. Para lograrlo, le apostó a una mayor inversión en recreación, deporte, comunicaciones, vivienda, transporte, seguridad alimentaria e infraestructura, dentro de un programa integral para la comunidad.

Los esfuerzos de la mandataria ya comienzan a arrojar sus frutos, con el mejoramiento de la cobertura de los servicios de agua potable y alcantarillado, la reducción del riesgo de inundaciones en la cabecera municipal; mediante obras de reforzamiento del jarillón, la recuperación de las vías de acceso a la población rural, beneficiando a ganaderos y pequeños agricultores, la adecuación y construcción de parques y escenarios deportivos y la pavimentación de vías en las zonas urbana y rural.

La agenda de gobierno ha sido amplia. Por ello, se han incluido programas de seguridad alimentaria para las comunidades víctimas del conflicto armado interno, madres cabeza de hogar y campesinos. La educación ha sido otro frente de trabajo, con la rehabilitación de centros académicos y la promoción de la segunda lengua en las escuelas y colegios del municipio, con un curso virtual gratuito de inglés.

Para la alcaldesa, es fundamental avanzar en la parte social. Es así como ha puesto en marcha programas de prevención del consumo de sustancias psicoactivas por parte de los jóvenes de Algarrobo y ha defendido a la población LGTBI y protegido a la niñez. También ha brindado una atención especial a las personas en condición de discapacidad.

El acceso al conocimiento, el mejoramiento de la movilidad y la conectividad, hacen parte de la estrategia gubernamental. El deseo de servir a la comunidad ha llevado a la mandataria a impulsar la creación de la red de parques inteligentes con acceso a internet (wifi) gratuito. “Se busca evolucionar hacia un medio más eficiente, más sostenible y donde la movilidad y conectividad juegan un papel fundamental en la superación de la pobreza, la calidad educativa, la globalización y acceso a la comunicación digital”, señala la funcionaria.

Garantizar el desplazamiento de los habitantes de un lugar a otro es otra de sus preocupaciones. Por eso, la alcaldía gestionó la cuarta fase de pavimentación de la vía Loma del Bálsamo- Algarrobo, consistente en un tramo de 4 kilómetros que mejorará la movilidad de la población del municipio. “Logros que agradezco a Dios y al apoyo de nuestra gobernadora Rosa Cotes de Zúñiga, quien ha sido un ángel para esta administración”, afirma.

La violencia que por décadas ha vivido Colombia ha dejado en el municipio de Algarrobo secuelas imborrables en la vida de la gente y sus instituciones. “La confrontación armada causó heridas psicológicas, materiales y económicas insuperables, como fue el caso del desplazamiento colectivo del corregimiento de Bella Vista, ubicado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde se presentaron enfrentamientos entre grupos guerrilleros y paramilitares, desplazando al pueblo por completo, así como asesinatos selectivos”, recuerda la alcaldesa.

Por esta razón, la mandataria espera que se sigan implementando los conceptos de reparación integral como son la verdad, justicia, restitución y garantías de no repetición. “También la obligación de investigar los hechos para determinar responsables y sancionarlos”, asegura Andrade.

Consciente del impacto que ha tenido el conflicto armado en la región, la alcaldesa concentrará sus esfuerzos en lo que resta de gestión en la reconstrucción de tejido social, en el desarrollo de obras de infraestructura vial y en la construcción de canchas deportivas y viviendas para sectores vulnerables de la población.

Respetar la Constitución Política de Colombia de 1991, así como los tratados internacionales sobre derechos humanos debidamente ratificados por el Congreso de la República. “Acogerse a los marcos constitucionales y legales de Colombia evitaría que la población en general se dividiera en extremos radicales por llamarlo así en, derecha o izquierda, blancos y negros o malos y buenos; un país no puede sujetar su política interna en divisiones que destruyen la capacidad de reflexionar de los ciudadanos de manera crítica”, enfatiza.

La mandataria considera que los actores políticos deberían impulsar propuestas que dinamicen la economía del país, fomenten el emprendimiento y respeten la propiedad privada.  

Se pavimentaron 4 kilómetros de malla vial.
La alcaldía gestionó la cuarta fase de pavimentación de la vía Loma del Bálsamo, en Algarrobo.
Comparte este contenido en tus redes sociales