Altos del Rosario reclama mayor atención estatal

Jacinto Rodriguez
Actualidad Caribe Gestión Vivienda

Altos del Rosario, un municipio ubicado al sur de Bolívar, depende de la actividad agrícola y agropecuaria para su sustento, con cultivos como el maíz y el arroz. Una población que enamora por su historia, tradiciones, paisajes, cultura y alegría de su gente. Una tierra tan encantadora que quedó inmortalizada en las letras del compositor de música vallenata Alejo Durán.

Con una población de 14.500 habitantes, este territorio fértil da pequeños, pero significativos pasos para alcanzar el desarrollo que su comunidad pide a gritos. Ante los retos que se imponen, su alcalde Jacinto Rodríguez Ardila se ha puesto el overol para ir solucionando los problemas que en materia de educación, salud e infraestructura padece el municipio, en medio de las dificultades presupuestales que se tienen por la centralización y limitación de recursos.

A través del Fondo de Adaptación, la alcaldía pasada logró la aprobación de 185 viviendas para las familias afectadas por la ola invernal del 2011. El mandatario asumió la tarea de conseguir la legalización de los lotes para hacer realidad este proyecto. Con entusiasmo, Rodríguez Ardila anuncia que pronto se anexarán al programa 10 casas más para los habitantes de Altos del Rosario.

El Gobierno Nacional ha hecho presencia en la entrega de las viviendas, pero el funcionario espera mayor atención para la mitigación de otros problemas que impactan la calidad de vida de la población. Una de las más urgentes es la protección de los cultivos que se ven amenazados por la ola invernal. “Se está construyendo un muro de contención, que es para prevenir el impacto de las lluvias”, un proyecto que se está haciendo a través del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD), asegura el alcalde.

El municipio no cuenta con un hospital. El centro de atención que existe es insuficiente para la demanda actual. Por ello, el alcalde se ha puesto en la tarea de legalizar el predio donde se construirá el nuevo centro médico local y de gestionar la aprobación y financiación del proyecto.
Al asumir el cargo, el puesto de salud ya sumaba 14 años de estar en la categoría de alto riesgo. Hoy, gracias a la gestión del mandatario y de la gerente actual, el municipio ya no pertenece a esa categorización y se están dando pasos firmes para constituirse en un hospital de mayor capacidad en el corto plazo.

Ante la falta de vías en las áreas urbana y rural, las posibilidades para el desarrollo económico del municipio son pocas. Altos del Rosario depende de su producción agrícola y agropecuaria, por lo que se requiere de un mayor apoyo estatal para mejorar los puntos de entrada y salida al campo. “Con vías, nuestros agricultores podrían evitar los intermediarios, porque al final son ellos quienes se llevan las ganancias, pero el Estado sigue sin llevar a cabo intervenciones para este rincón del país”, sostiene el alcalde.
Al igual que el resto de sus colegas, Rodríguez Ardila cree que la centralización de recursos y las trabas que se ponen desde la administración central para la aprobación de proyectos está obstaculizando la labor de las regiones y de sus gobernantes, que cumplen su labor con menos presupuesto y mayores compromisos,  perjudicando la entrega a tiempo de las obras y programas prometidos.

Comparte este contenido en tus redes sociales