Así está el partidor para la Alcaldía de Bogotá


Actualidad Bogotá D.C. Gobierno

De cara a los retos políticos que se vienen para el próximo año a nivel regional con la renovación de alcaldes, gobernadores, Concejos y Asambleas departamentales, las elecciones presidenciales del 2018 dejan a las fuerzas independientes fortalecidas. Su ascenso vertiginoso durante la campaña que acaba de terminar podría llevarlas a quedarse en 2019 con el trofeo mayor: la Alcaldía de Bogotá.

La alta votación alcanzada en la capital colombiana por los entonces candidatos a la Presidencia, Sergio Fajardo -respaldado por la Alianza Verde, el Polo Democrático y Compromiso Ciudadano-, y Gustavo Petro -apoyado por el movimiento Colombia Humana- deja bien posicionadas a las fuerzas independientes en la puja por acceder al segundo cargo más importante del país. “Yo diría que hoy son las que tienen las mayores probabilidades de ganar la Alcaldía de Bogotá, luego de lo ocurrido en la elección presidencial”, afirma el politólogo y consultor internacional Fernando Giraldo.

Fajardo, quien se presentó como una alternativa política diferente, tomando como bandera el combate a la corrupción, se convirtió en la sorpresa electoral de la primera vuelta presidencial al obtener 4.589.696 votos en todo el país, un millón 240 mil 799 de ellos en Bogotá. Aunque el exgobernador de Antioquia ha descartado aspirar a la Alcaldía, los analistas creen que, si la alianza que lo apoyó el 27 de mayo pasado en su lucha por ganar la Presidencia se mantiene unida en el 2019, tiene muchas posibilidades de ganar las elecciones en la capital.

Un fortín político que se disputa con el exsenador de izquierda, Gustavo Petro, quien logró captar también el voto de opinión en una ciudad que se ha caracterizado por ir en contravía de los partidos tradicionales al momento de expresarse en las urnas.

 

Para Giraldo, profesor titular de la Universidad del Norte, es claro que el nuevo mapa político de Bogotá lo conforman tres grandes fuerzas representadas en Iván Duque, Gustavo Petro y Sergio Fajardo. En la primera de ellas se aglutinan los partidos tradicionales Liberal y Conservador que por décadas han ostentado el poder en Colombia, al igual que Cambio Radical y el Centro Democrático (esta última organización en la oposición, a lo largo de los ocho años de gobierno de Juan Manuel Santos). En las otras dos alternativas se congregan los sectores que buscan imponer una agenda de alto contenido social y un modelo económico centrado en la preservación del medio ambiente y el estímulo al campo y la educación, como los grandes motores del desarrollo del país.

Aunque la alianza que apoyó las aspiraciones de Fajardo se consolidó en la capital colombiana como la principal opción política de cara a las elecciones locales del 2019, Giraldo considera que los partidos que la integran tienen el difícil reto de seguir unidos en Bogotá para lo que se viene. Ya el senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro Wolff ha mostrado su interés de aspirar a la Alcaldía el próximo año y se espera que haga lo propio la fórmula vicepresidencial del exgobernador de Antioquia, Claudia López. Pese a arrancar con el favoritismo en el partidor, “las probabilidades de que se mantengan unidos, sin embargo, es remota”, sostiene el académico.

A pesar del revés electoral que sufrieron los partidos tradicionales, estos no renunciarán a tener candidato propio en la lucha por la Alcaldía de Bogotá. Una tarea nada fácil ante el valioso activo con que cuentan las fuerzas independientes y de izquierda en la capital. Pero la gran pregunta es si Fajardo y Petro permitirán que quienes representan la vieja forma de hacer política en el país, tomen “oxigeno” y recuperen el terreno perdido en la ciudad.

Ya el “profe”, como lo llaman cariñosamente sus seguidores, dejó claro su interés de “cuidar” su coalición política entre la Alianza Verde, el Polo Democrático y Compromiso Ciudadano para los desafíos que se imponen en el camino. “En el 2019, tenemos que seguir juntos y vamos a llegar a todos los rincones de Colombia”, dijo Fajardo en el mensaje que pronunció tras conocerse los resultados electorales de la primera vuelta presidencial, en la que alcanzó la tercera mayor votación, después de Iván Duque y Gustavo Petro.

Se espera una postura similar del exalcalde de Bogotá, quien logró una cifra histórica para un candidato de izquierda el 27 de mayo pasado, al pasar a segunda vuelta con 4’850.549 votos, logrado así su movimiento un crecimiento significativo en las urnas frente a la votación obtenida en 2010 cuando sumó 1’331.000 sufragios. Giraldo cree que el uribismo, con Duque a la cabeza, buscará fortalecerse en la capital del país -una plaza que le ha sido adversa en los últimos años- para mantener la curva ascendente del Centro Democrático en las regiones, donde logró consolidarse como fuerza electoral en la pasada campaña presidencial.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share