Así quedan las regiones en el Plan de Desarrollo

El alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía; el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita; la directora de Planeación, Gloria Alonso y el Presidente Iván Duque, durante la sanción del Plan Nacional de Desarrollo “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad” en la ciudad de Valledupar.

El Plan Nacional de Desarrollo “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, sancionado por el Presidente Iván Duque, que contempla inversiones por 1.096 billones de pesos, fue construido con una visión de progreso para los territorios, que contarán en estos cuatro años con 851,9 billones de pesos, es decir el 78% del valor total de los recursos anunciados, para mejorar la educación y la conectividad, apostarle al emprendimiento y lograr una mayor productividad con miras a garantizar un nivel de crecimiento sostenible. El desafío será consolidar un cambio social que permita cerrar las brechas que existen entre el campo y la ciudad.

Para avanzar en la transformación de Colombia, bajo los principios de legalidad, emprendimiento y equidad, el Gobierno Nacional espera sacar a más de tres millones de personas de la pobreza extrema y monetaria en este cuatrienio, así como crear 1,6 millones de empleo, duplicar los estudiantes en jornada única en colegios oficiales y cubrir a 2 millones de niños con educación inicial. También se propone convertir la productividad en la fuente primordial de crecimiento de los próximos cuatro años, aprovechando las potencialidades de las regiones para mejorar su competitividad y conectividad.

La administración central priorizará, además, a los sectores de la salud, vivienda, servicios públicos, transformación digital e infraestructura. En el primero de ellos se buscará elevar el índice de desempeño de los 922 hospitales públicos para mejorar la atención a los usuarios y se implementarán proyectos de telesalud dirigidos a las poblaciones apartadas del país, mientras en el segundo, se beneficiará a 600.000 hogares con el mejoramiento de su vivienda, se otorgarán subsidios de arrendamiento para ahorrar y adquirir casa nueva a 200.000 familias y se iniciarán 520.000 unidades habitacionales de interés social para brindar mayor bienestar a la población urbana y rural.

En servicios públicos, el Gobierno mantendrá los subsidios de energía para los estratos 1, 2 y 3, proveerá de agua potable a tres millones de colombianos nuevos, beneficiará a 150.000 hogares con programas de sustitución de electrodomésticos de mayor eficiencia energética y vinculará a otras 100.000 familias al servicio de electricidad y a un millón al servicio de gas.

Transformación digital e infraestructura

Para el Presidente Iván Duque, la transformación digital es tal vez una de las metas más grandes que tiene por alcanzar en estos cuatro años de gestión. Es así como se propone lograr que 11,8 millones de hogares (70%) estén conectados a internet (hoy lo están 7,4 millones), que la administración pública se modernice con la digitalización y automatización masiva de trámites y que se utilice el Big Data en la lucha contra la corrupción. En infraestructura, la estrategia gubernamental plantea otras fuentes de financiamiento para la sostenibilidad de los distintos medios de movilización. También el apoyo del Estado a la implementación de sistemas de transporte público colectivo o masivo, tanto terrestres, marítimos o fluviales en cualquier lugar del territorio nacional y la cofinanciación por parte de la Nación, cuando se usen vehículos de cero emisiones, es decir eléctricos.

Sector agro y productividad

En esos dos frentes, que serán clave para el crecimiento regional, el Gobierno se dispone pasar de 200 a 4.000 el número de empresas apoyadas a través del programa de fábricas de productividad, aumentar el porcentaje de las que sean innovadoras al 25% para romper la tendencia a la caída de los últimos 10 años e incrementar la productividad laboral de sectores no minero-energéticos en el país.

Como parte de las acciones que buscan fortalecer el campo colombiano, el PND contempla la asistencia técnica a 550.000 productores, para lo cual se espera que, al terminar el segundo semestre de 2019, alrededor de 20.000 de ellos hayan sido atendidos con el servicio público de extensión agropecuaria, así como beneficiar a 300.000 productores con agricultura por contrato. Hasta la fecha, gracias al programa de “Coseche y Venda a la Fija”, se han firmado 5.746 entre agricultores y compradores.

Pero lo que tiene en mente el Gobierno va mucho más allá, como por ejemplo, expandir y rehabilitar cerca de 150.827 hectáreas en el cuatrienio, aumentar el área de cobertura de los distritos de riego y avanzar en la formalización de 24.350 títulos sobre predios privados y 24.160 títulos que otorgan acceso a tierras.

Bogotá, a la cabeza en recursos

En los próximos cuatro años, las inversiones para Bogotá en el Plan Nacional de Desarrollo ascenderán a 119.6 billones, recursos que estarán dirigidos a la construcción del Metro, la ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales Salitre, las troncales de Transmilenio y la extensión del aeropuerto Eldorado, entre otras obras. Pero también la capital del país le apostará a proyectos de apertura y ampliación de vías para mejorar la movilidad de ciclistas y peatones, y a la intervención del hospital San Juan de Dios, el Instituto de Inmunología y el Materno Infantil, como patrimonio cultural de la Nación.

Plaza de Toros la Santamaría y planos del Metro que se construirá en Bogotá.

No menos importante, será la descontaminación del río Bogotá, la financiación de parques regionales y la operación del Sistema Integrado de Transporte Masivo (Transmilenio) por la Troncal Avenida Ciudad de Cali- Soacha y la Troncal de la Avenida Boyacá desde la 170 hasta la Autopista Sur. Del total de 119,6 billones de pesos, 83,4 billones irán para el pacto por la equidad, 6,3 billones al transporte y 8,4 billones a la descentralización y conexión de territorios.

Departamentos con mayor presupuesto

Antioquia, el departamento con mayor aporte al Producto Interno Bruto (PIB) nacional se ubica en el primer lugar en materia de inversiones en el Plan de Desarrollo 2018-2022, con un total de 96 billones de pesos, que estarán encaminados a formalizar el trabajo y el desarrollo humano, así como a la formación técnica para fortalecer el sector laboral de esa región. Se atenderá como reto en el cuatrienio, el acceso con calidad a los servicios de agua potable y saneamiento básico para la población vulnerable.

Al igual que en las demás zonas del país, la equidad será priorizada en el presupuesto con mayor cobertura en los servicios de educación y salud, desarrollo integral de niños y adolescentes y el acceso a soluciones de vivienda, para lo cual se contará con 61,9 billones de pesos. Otros 10 billones se emplearán en la construcción y mejoramiento de acueductos veredales y sistemas de alcantarillado.

Plaza Botero de Medellín.

En el transporte se intervendrán varias vías que conectan al departamento con otras regiones colombianas, como la ruta Bucaramanga- Barranca-Yondó, mientras se adelantarán acciones dirigidas a la restauración de ecosistemas estratégicos, así como a combatir la extracción ilícita de minerales y a erradicar y sustituir cultivos ilícitos mediante proyectos alternativos.

Plaza principal de Cali.

Valle del Cauca, con la mejor conectividad terrestre y aérea en la Región Pacífico, es el segundo departamento con mayores recursos en el PND, documento en el que se contemplan inversiones por 52,9 billones de pesos para recuperar las vías, modernizar aeropuertos y disponer de más escenarios deportivos. Entre sus apuestas, figuran el fortalecimiento de los sectores turístico y agroindustrial para impulsar su desarrollo económico y social, el mejoramiento del Programa de Alimentación Escolar (PAE), la implementación de la jornada única en los colegios públicos y la conectividad vial.

Para ello, se proyectan inversiones en la doble calzada Buga-Buenaventura y en la construcción de la vía 4G Mulaló-Loboguerrero, al igual que la intervención de corredores como Cali-Yumbo y Palmira-Buga. También en la modernización del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón y el de Buenaventura.

En el Plan Plurianual de inversiones (PPI), Cundinamarca aparece en el tercer lugar con $46,7 billones, de los cuales 24,8 serán para el pacto por la equidad y $6,6 billones para la puesta en marcha de por lo menos 20 proyectos del sector transporte, incluido el Plan Vial Departamental (redes secundarias). Entre las iniciativas, se destacan la construcción del parque ecoturístico Nimaima/Neusa, la conservación y aprovechamiento del Páramo de Sumapaz, el fortalecimiento de las casas de justicia de los municipios del departamento y 13 proyectos que facilitarán la movilidad desde y hacia Bogotá con Girardot, Villavicencio, Manizales, Guaduas y Autopista Norte.

Recursos para la Orinoquía y la Amazonía

Parque Nacional Serranía de Chiribiquete.

El Plan Nacional de Desarrollo, que se constituye en la hoja de ruta del Gobierno del Presidente Iván Duque durante estos cuatro años, mejoró la inversión para todas las regiones, incluida la Orinoquía y la Amazonía, donde la gran apuesta es elevar la calidad de vida de sus habitantes con mayor cobertura en educación y salud, acceso a soluciones de vivienda, emprendimiento y aumento en la productividad.

 

En el caso del departamento del Amazonas, que tendrá $3,8 billones en el PND para la implementación de los distintos programas, se priorizará el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado de Leticia, las vías de ingreso, la reducción de la pobreza y la calidad en los servicios de salud y educación.

Mientras tanto en el Putumayo, que contará con 9,7 billones de pesos, se fortalecerá la infraestructura vial. Por ejemplo, se intervendrá el corredor Santana-Mocoa-Neiva, se mejorará y terminará la variante San Francisco- Mocoa, así como el aeropuerto de Villagarzón y se conservará el patrimonio y el bilingüismo para las comunidades indígenas. En el Vaupés, donde viven cerca de 45.367 personas, de las cuales 12.460 son pobres, se le apuntará a reducir sustancialmente la pobreza. De los $4 billones asignados para ese departamento, 2,5 billones de pesos irán al mejoramiento del sistema educativo, a la modernización de los servicios de salud y a la atención a la población migrante y retornada. Por su parte, Vichada dispondrá en el PND de $3,6 billones, de los cuales la equidad jalonará 2,6 billones de pesos.

El Meta, con 28,9 billones de pesos, se fortalecerá como el gran conector de la Orinoquía (Arauca, Casanare y Vichada) con el centro del país, a través de tres obras importantes de infraestructura, incluida la intervención de la vía Bogotá-Villavicencio. La construcción del acueducto alterno de la capital del departamento es otra de las metas para mejorar el acceso de la población al agua potable. Otras iniciativas tienen que ver con la apertura de complejos deportivos en los municipios que antes fueron afectados por el conflicto armado interno, como La Macarena, Mapiripán y La Uribe. Se impulsará con fuerza el ecoturismo y el sector agropecuario.

Arauca no se queda atrás y es así como el Gobierno Nacional le ha asignado $9,6 billones, que el departamento destinará a la construcción y dotación de nuevas instituciones educativas, así como a la implementación del Plan de Alimentación Escolar (PAE). Además de mejorar la infraestructura hospitalaria y los parques, se proyecta fortalecer su cultura y riqueza histórica, para conmemorar con bombos y platillos el Bicentenario. Finalmente, Guaviare tendrá $3,7 billones en el PND para la conectividad de la región. Para ello, se contempla la construcción de la terminal del transporte de la capital del departamento, la apertura y recuperación de las vías secundarias, el mantenimiento de la infraestructura fluvial y el mejoramiento del aeropuerto de San José de Guaviare.

El reto de Guanía serán las comunicaciones, para lo cual contará con 3,2 billones de pesos, que se orientarán además a la implementación de comedores comunitarios y a la consolidación de la infraestructura productiva, deportiva y educativa, mientras el del Caquetá será el ordenamiento productivo, para lo cual dispondrá de 10 billones de pesos en estos cuatro años, 6,7 de ellos reservados al pacto por la equidad. El Casanare, por su parte, tiene previstos recursos por $28,3 billones, que se ejecutarán en la construcción de aulas, conectividad y conservación y sostenibilidad de bienes de interés cultural y sitios históricos, con motivo del Bicentenario de la Independencia.

Llanos Orientales colombianos.

Plan de inversiones para el Eje Cafetero

Paisaje finca cafetera (Quindío y Caldas)

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), Risaralda le apostará a la equidad y la inclusión social, con recursos que ascienden a 14,9 billones de pesos. En educación, el departamento le apuntará al bilingüismo en las instituciones de enseñanza, tanto públicas como privadas. También a la justicia, cultura, vivienda y transporte. Se destaca, por ejemplo, la construcción de la cárcel regional en Pereira, el fortalecimiento de las escuelas de formación cultural y la conservación del paisaje cafetero. En materia vial, se incluyen las Autopistas del Café y el proyecto 4G Conexión al Pacífico III.

 

A Caldas se le asignaron 15,7 billones de pesos, que se invertirán en la modernización vial y la reducción de la inequidad, con la cobertura universitaria, el incremento de la productividad agropecuaria y la implementación de proyectos y programas sociales, como la calidad y eficiencia en los servicios públicos. En el Quindío, los recursos ascenderán a $9,9 billones, los cuales se reservarán para enfrentar el desempleo y la informalidad laboral, empujar el emprendimiento y la productividad, así como mejorar la red vial y promover el desarrollo turístico en la región.

Paisaje finca cafetera (Quindío y Caldas)

Los santanderes y Nariño

Santuario de Las Lajas (Nariño).

El turismo y la cultura serán los sectores más beneficiados con el Plan Nacional de Desarrollo en el departamento de Norte de Santander, que además le apuntará a la preservación de los recursos naturales y al mejoramiento de la infraestructura vial. Para ello contará con $22,9 billones. Una de las iniciativas clave para el renglón del turismo, será la terminación del parque Gran Colombiano en Villa del Rosario, que se sumará al plan de manejo del Páramo de Santurbán. Los mayores recursos (14,9 millones) se destinarán a la equidad, seguido del transporte y la conectividad.

Por su parte, su vecino Santander contará con inversiones que rondan los $39,1 billones, para el mejoramiento de la infraestructura educativa rural, la intervención de la Autopista Río Magdalena, la variante San Gil, la conexión Ruta del Sol-Puente Pumarejo, el Sistema Integrado de Transporte Masivo, la intervención del Aeropuerto Palonegro, la modernización de la Refinería de Barrancabermeja, la implementación de la red digital en la región y los planes de manejo de páramos.

Con la puesta en marcha de proyectos como la vía 4G Rumichaca-Pasto, la adecuación de los aeropuertos de Ipiales, Pasto y Tumaco y la intervención de corredores estratégicos para volver más competitivo y productivo el departamento, Nariño fortalecerá su economía a través de la conectividad tanto al interior de su territorio como con el centro del país. Para ello, dispondrá de $31,7 billones, en los que también se priorizará el sector educativo y el transporte.

Monumento a la Santandereanidad (Parque Chicamocha).

Tolima, Huila, Cauca y Chocó

Monumento de La Gaitana (Neiva).

El departamento del Tolima, al igual que otros del país, se prepara para la conmemoración del Bicentenario de la Independencia. Por esa razón, se hará énfasis en la promoción cultural y turística de esa región. El Gobierno Nacional proyecta inversiones por 23,5 billones de pesos en ese territorio, los cuales estarán orientados también al mejoramiento de la infraestructura educativa, a la construcción de escenarios deportivos y recreativos, a la intervención de corredores viales y a la modernización de aeropuertos.

El Huila, a su vez, le apunta a fortalecer su turismo con conectividad vial y la denominada economía naranja, estrategia que complementará con proyectos de alto contenido social. Para avanzar en esa dirección, se tienen previstos $22 billones en el Plan de Desarrollo para inversiones en ese departamento durante este cuatrienio.

En el Cauca se destinarán 24 billones de pesos, de los cuales la mayor parte (16 billones) se focalizarán en programas de educación, escenarios deportivos, inclusión social, vivienda, entornos dignos y proyectos con enfoque diferencial de género. Mientras tanto en el Chocó, el monto de los recursos asignados alcanza los $15,2 billones para mejorar la eficiencia y calidad de los servicios públicos, construir el muelle de Curbaradó-Carmen del Darién, modernizar la infraestructura deportiva, vial y aeroportuaria, ejecutar programas sociales y mejorar las condiciones económicas del departamento.

Parque de la Música (Ibagué).

Boyacá, en la ruta del Bicentenario

La conmemoración de los 200 años de la Independencia, ubicó a Boyacá en la lista de los departamentos priorizados en materia de inversión para proyectos de inclusión social, transporte, educación, cultura y comunicaciones. Es así como se avanzará en la construcción y dotación de colegios y bibliotecas, en el mejoramiento del aeropuerto de Paipa y en la intervención de la transversal del Sisga que hace parte de la actual ruta alterna al llano. Los recursos naturales también estarán en primer orden con la implementación de planes maestros de alcantarillados, plataformas logísticas ambientales y fortalecimiento de acueductos regionales. La restauración de monumentos y sitios históricos, estará en la agenda de proyectos a ejecutar, para lo cual se contará con 23,4 billones de pesos durante los próximos cuatro años, de los cuales 14,3 billones estarán dirigidos al pacto por la equidad y 2,2 billones al pacto minero-energético.

Puente de Boyacá.

San Andrés, nueva región

Johnny Cay (Caribe colombiano)

El desarrollo comercial, industrial y turístico, será el reto del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, convertida en una nueva región (Seaflower), para la cual están previstas inversiones por $3.5 billones en el cuatrienio 2018-2022, un aumento de 23,5% en comparación con el periodo 2014-2018. El territorio insular tiene contemplada la ejecución de proyectos encaminados al mejoramiento de vías de ingreso, la calidad del transporte urbano y la modernización del aeropuerto local. Las obras que se adelanten en el canal de acceso marítimo de Providencia y la Circunvalar de San Andrés, serán fundamentales para la reactivación y el crecimiento del archipiélago. Se proyecta, además, una mayor cobertura en educación y salud, oportunidades de vivienda, mejoramiento de la infraestructura de transporte marítimo y fluvial, así como calidad en los servicios públicos que se prestan. Allí está incluido un programa de eficiencia energética.

Comparte este contenido en tus redes sociales