¡BIENVENIDO!

El Papa Francisco llega con un mensaje de unidad y reconciliación, pero ante todo de esperanza frente a los caminos que se emprenderán en el país para construir una Colombia con justicia y equidad social. Una visita apostólica que se da en medio de una profunda polarización entre los que han decidido sanar heridas, tras 53 años de confrontación, y los que aún se niegan a perdonar.

El cardenal primado de Colombia, Rubén Salazar espera que la visita del Sumo Pontífice ayude a vencer la polarización política que se ha generado en el país por el proceso de paz con las FARC, la cual podría agudizarse con el inicio de la campaña electoral, en la que el tema será el eje central. “Los colombianos deben acoger el mensaje de amor y el llamado a la equidad del Papa Francisco y dejar a un lado el ambiente de confrontación”, afirma el purpurado.

Para el nuncio apostólico en Colombia, Ettore Ballestero, la clave del mensaje del Santo Padre -quien incluyó en su periplo a las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena-, es el perdón de la sociedad. En ese sentido, el representante del Vaticano consideró que se debe dar un primer paso hacia una Colombia “más incluyente”, sobre la base de la exhortación a la reconciliación.

Los retos que plantea el posconflicto son enormes, en especial para las regiones que por años sufrieron los rigores de la guerra. El primero de ellos será crear una cultura de tolerancia y convivencia, en un país lleno de tantos odios; el segundo, la transformación del campo, y el tercero, la implementación de un nuevo modelo en los territorios; en el cual se fortalezca la capacidad de gestión de alcaldes y gobernadores y se de mayor participación a las comunidades en el impulso de programas productivos y sociales.

Cómo se percibe en Colombia la visita

El alcalde de Villavicencio, Wilmar Orlando Barbosa espera que el Papa Francisco se lleve el mensaje de una sociedad reconciliada, con la perspectiva de seguir escalando en lo social para poder ofrecerle mejores condiciones de vida a la población. Sin embargo, el mandatario es consciente de que los logros en esa materia dependerán de la implementación de los acuerdos de paz y, en especial, del “compromiso y voluntad de cada ser humano”.

La presencia del máximo jerarca de la iglesia católica será inspiradora para continuar avanzado en la transformación social de Medellín, según su alcalde, Federico Gutiérrez, quien considera que además de un voto de confianza para el país, su llegada encarna un mensaje de respeto por el otro.

El Papa Francisco es reconocido en todo el mundo como un influyente líder que predica un mensaje de humildad, por lo que su discurso ayudará a que la ciudad avance hacia la justicia y equidad social. Medellín camina hacia el fomento de valores como el respeto y la sana convivencia, dos pilares fundamentales para alcanzar mayores niveles de tolerancia.

Expertos en teología no dudan en calificar la visita del Santo Padre como un punto de partida para comenzar algo nuevo en el país, con esperanza. El primer Pontífice en pisar suelo colombiano fue Pablo VI, el 22 de agosto de 1968. Luego, vino Juan Pablo II en 1986. Al igual que el del Papa Francisco, su legado quedará para la historia en Colombia, el continente y el resto del mundo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password