Colombia considera inaceptable expulsión de diplomático por parte de Venezuela


Actualidad Diplomacia Internacionales

El Gobierno de Colombia consideró inaceptable la decisión de Venezuela de expulsar este jueves al diplomático colombiano Juan Carlos Pérez Villamizar, por supuestamente no contar con las credenciales necesarias. La medida fue anunciada por Caracas, luego de la también expulsión del ciudadano venezolano, Carlos Pino García, ordenada este miércoles por Bogotá.

“Es totalmente inaceptable, porque el señor Pino, a quien Colombia entregó a Venezuela, no tenía una función pública ni estaba acreditado como diplomático en Colombia, a diferencia de lo que está haciendo hoy el gobierno de Venezuela”, dijo la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, según publicó el diario El Tiempo en su página web.

En su concepto, “es una más de la arbitrariedades que se cometen en Venezuela, donde sabemos que no hay un gobierno democrático legítimo. Lo que hay es una dictadura criminal”. Para la vicepresidenta, se trata de una clara “provocación” del gobierno de Nicolás Maduro”.

Caracas calificó como arbitraria la expulsión de Pino García por parte de Colombia y decidió aplicar el principio de reciprocidad al fijar un plazo de 48 horas a Pérez Villamizar, quien se encuentra ejerciendo funciones consulares, para que abandone el vecino país.

Pino García fue trasladado a la frontera y entregado en la mañana de este jueves a las autoridades de Venezuela tras ser expulsado de Colombia por presuntamente realizar actividades que atentan contra la seguridad nacional.

A través de un comunicado, Migración Colombia informó que el operativo fue realizado por oficiales adscritos a la Regional Andina, quienes lo trasladaron a la zona fronteriza entre Norte de Santander y el estado Táchira.

De acuerdo con las autoridades, Pino no podrá ingresar por un período de 10 años al país a partir de la fecha.

Según el director de la entidad, Christian Krüger,  “todo el operativo se llevó a cabo dentro del marco legal con el objetivo de evitar cualquier riesgo para la población colombiana”.

El ciudadano venezolano, quien se encuentra casado con la exsecretaria de gobierno del entonces alcalde Gustavo Petro, Gloria Flórez, fue detenido en la tarde de este miércoles en Bogotá.

Su detención generó molestia en la Colombia Humana, liderada por el senador Gustavo Petro, quien consideró la medida del gobierno colombiano como “una evidente persecución sistemática” contra su movimiento.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •