Con infraestructura e inversión social transformamos el Meta: Marcela Amaya

Marcela Amaya, Gobernadora del Meta

A escasos siete meses de finalizar su administración, la primera mujer elegida por voto popular para gobernar el departamento del Meta, destaca los avances de los últimos años en materia de conectividad vial, el reverdecimiento de la agroindustria como mayor pilar económico de la región y el claro posicionamiento del Llano en el mapa turístico nacional.

No es ninguna casualidad que el eslogan de su administración sea ‘Tierra de Oportunidades’, porque Marcela Amaya, gobernadora del Meta, cita en cada una de sus frases estas palabras para describir al departamento del que hoy todos hablan en el país, y del que ella misma, con nostalgia, dejará de ser su mandataria en diciembre próximo. 

Y es que el Meta, líder en Colombia en producción de petróleo, casi que a la fuerza, tras la polémica reforma de la distribución de las regalías, debió apostarle a diversificar sus fuentes de ingreso. Entonces, fue prioritario en su plan de desarrollo apuntarle a los sectores agroindustrial y turístico, de la mano del mejoramiento de la conectividad vial y la calidad de vida de sus habitantes. “Bajo la máxima ‘Con Menos, Hacemos Más’, invertimos recursos que responden a las principales necesidades de las comunidades urbanas y rurales de los 29 municipios del departamento”, explica la mandataria.

Un territorio de oportunidades

Puente la Libertad, en Puerto Lleras.

En estas iniciativas sobresalen en infraestructura las dobles calzadas de Ocoa y Porfía, en Villavicencio, con una inversión de 307 mil millones de pesos. También en la capital, el Corredor Ecológico, el Parque de la Llanura y Memoria Histórica, y la segunda fase del Coliseo de Eventos del parque Las Malocas, además de la construcción de los puentes en la zona de Servimédicos y caño Grande en Guatapé, junto al mejoramiento vial en la vereda Buenavista, y un proyecto similar para la de El Carmen. 

En municipios, se destacan los puentes La Libertad, ya al servicio en Puerto Lleras, y el nuevo La Amistad, en plena obra, que unirá a Cubarral y El Castillo. La optimización de 40 kilómetros de vía entre Cabuyaro y Barranca de Upía; la imponente Torre Mirador Matapalo, a punto de inaugurarse en el Alto de Menegua, en Puerto López, y las innovadoras obras de ingeniería liviana, entregadas en Caño Cristales, en La Macarena.

Doble calzada Porfía en Villavicencio.

El Meta ocupa actualmente en Colombia el primer puesto en producción de palma de aceite, caucho, soya, sandía y maíz; es top 5 nacional en población bovina y porcina, en frutas y plátano, y en áreas sembradas de arroz y caña de azúcar, y además aporta 44 por ciento de los biocombustibles del país.

Una gobernadora cercana a su gente

Bioparques saludable con Convenios Solidarios.

Marcela Amaya trabaja a la par con las Juntas de Acción Comunal (JAC), que han ejecutado directamente más de 400 obras públicas, interviniendo vías y creando parques biosaludables para las familias, mediante la figura de Convenios Solidarios. “Las JAC son los contratistas más cumplidos que hay. Toda obra la entregan a tiempo. Como debe ser”, dice Amaya. 

La Gobernadora del Meta subraya los beneficios que la paz le ha traído al departamento y sus habitantes en cuanto a la seguridad y el turismo, y se emociona cuando habla del fortalecimiento del tejido social metense a través de ‘Mujeres Empoderadas’ y Envejecimiento con Oportunidades’. “Son programas integrales que comprenden apoyo financiero y unidades productivas para el buen desarrollo de las labores emprendidas”, afirma.

Comparte este contenido en tus redes sociales