Con pedagogía, ACIPET llega a las comunidades

Presidente de la Junta Directiva de Acipet, Carlos Alberto Leal Niño.

Hablar de fracking en Colombia es difícil, más si se tiene en cuenta que al tema le ha faltado pedagogía para que la gente del común pueda entenderlo. Es por esto que la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) se ha puesto en la tarea de dar herramientas suficientes a las comunidades para que discutan y decidan sobre este y otros tipos de técnicas que son usadas en varios países del mundo para la extracción de gas y petróleo del subsuelo.

Para el presidente de la Junta Directiva de Acipet, Carlos Alberto Leal Niño, la pedagogía regional en el sector de hidrocarburos es el camino para lograr que las comunidades puedan entender, “más allá de los rumores y la información parcializada o errónea, el papel que la industria juega en el desarrollo sostenible de Colombia”. Es por ello que desde la asociación y en conjunto con Ecopetrol – Cenit, se está ejecutando un proyecto de socialización para llegar a las comunidades con talleres sobre manejo ambiental, capacidad de la gestión comunitaria y en general, información sobre la industria petrolera.

En 2018, Acipet realizó 1.148 talleres a nivel nacional, 28.700 personas fueron capacitadas y 236 municipios visitados a lo largo de las diferentes líneas de transporte de hidrocarburos, como parte del proceso de pedagogía iniciado.

“Queremos ofrecerles a las comunidades de zonas productoras conocimiento y capacitación para que puedan estructurar proyectos merecedores de mayor inversión económica”.

Lo que se tiene previsto para 2019

Para este año se tienen previstos 1.021 eventos similares a nivel nacional, que abarcan a la Región Andina con 259 talleres, Región Centro con 143, Región Caribe con 248, Región Occidente con 219, Región de la Orinoquía con 52 y la Región Sur con 100. El proyecto contempla la capacitación de 25.600 personas y la visita a 236 municipios a lo largo y ancho del país.

El alcance de la pedagogía llega a todos los municipios del área de influencia del transporte de hidrocarburos: oleoductos, gasoductos y poliductos.

Solo en marzo pasado fueron realizados 155 talleres en nueve departamentos (Cundinamarca, Santander, Valle del Cauca, Risaralda, Caldas, Atlántico, Bolívar, Casanare y Huila), que en resumen corresponden a 35 municipios y 69 veredas, así como a 3.850 personas capacitadas.

Esta iniciativa se articula con los beneficios que ofrece el gremio en cuanto a foros en las zonas de influencia petrolera, donde especialistas, estudiantes y técnicos llevan su experiencia y conocimiento sobre el tema, para lograr conciencia ambiental y capacidad de gestión de proyectos. “Lo que nosotros estamos haciendo también con esta pedagogía es dotar a la gente con conocimiento académico para estructurar proyectos en los que recursos, como los obtenidos por concepto de regalías no se conviertan en un despilfarro, como hasta ahora”, afirma Leal Niño. Y es que lo que la Asociación hace como cuerpo técnico consultivo del Gobierno Nacional es contarles la verdad a las comunidades frente a temas que pueden generar temor a la población. “toda actividad humana genera un impacto, lo importante es saber cómo mitigarlo para que no se convierta en un problema”, agrega.

Hablando de fracking

El ingeniero Carlos Leal considera importante crear una veeduría ciudadana frente a los temas que ocasionan mayor miedo en las comunidades como por ejemplo el fracking, aunque insiste en que algunas de las inquietudes de los habitantes de las zonas en las que se harían las exploraciones son infundadas, producto de la desinformación y el abuso de conceptos no técnicos sobre la implementación de los yacimientos no convencionales. “En Acipet estamos de acuerdo con la utilización del concepto de ‘urna de cristal’ en donde todos los públicos de interés puedan ver de manera directa el resultado de estos pilotos”, subraya.

Además, el presidente de la Junta Directiva propone que los órganos de control del Gobierno y las instituciones del sector tengan personal idóneo en todas las ramas del saber involucradas y cuenten con la formación y criterio claro de evaluación libre de cualquier interés político a la hora de sancionar el resultado y ejercer control de estos pilotos.

Para Carlos Leal es necesario incrementar la actividad exploratoria tanto en onshore como en offshore para aportar a la transformación energética desde el aumento de las reservas de hidrocarburos.

¿En que está Colombia en off-shore?

Acipet hace un llamado a la academia, gremios del sector petrolero y entidades gubernamentales a discutir sobre la exploración de yacimientos no convencionales para evitar la desinformación de la opinión pública.

“Colombia tiene que entrar ya al off-shore, porque tiene un gran potencial”, sostiene Leal Niño. En este momento, el país cuenta con proyectos exploratorios ya perforados por Ecopetrol y asociaciones como Anadarko y Petrobras con muy buenos resultados en términos de reservas gasíferas. Sin embargo, la producción de gas conlleva unos costos muy altos y la exploración y explotación costa afuera igual, por lo que no es rentable para la nación.

Por esta razón, el ingeniero Carlos Leal hace un llamado para que Colombia entre a la explotación de petróleo off-shore, aunque reconoce que el país tendría que promover la inversión extranjera. “Este tipo de proceso se hace en aguas profundas, donde seguramente vamos a tener unas reservas importantes de hidrocarburos, pero el costo es altísimo pues debe hacerse robotizado y la única forma de verificar que hay petróleo es perforando”, concluye.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •