Con vivienda y agua revolucionamos al país

Columnistas Ministerios Opinión Personajes Vivienda

Camilo Sánchez Ortega
Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio de Colombia


El gobierno Santos pasará a la historia no solo por la firma de la paz sino por haber hecho la más grande inversión en vivienda, agua y saneamiento básico, logrando una revolución en la sociedad.

La paz no se consolida sin igualdad, esa fue la visión del Presidente, por eso la meta de construir 1,7 millones de viviendas, hoy ya iniciamos más de 1.749.433 millones de viviendas urbanas y rurales, que incluyen 94.174 del Minagricultura y 45.560 del Fondo de Adaptación, de éstas, el 60% se financiaron o cofinanciaron por parte de la Nación, cambiando la vida a más de 5 millones 500 mil colombianos.

Los programas y subsidios de Minvivienda alcanzan una inversión de 7,3 billones de pesos.

Gracias a este aumento en la escala de producción de vivienda redujimos el déficit habitacional cuantitativo urbano, pasando de 12,6% en 2005 a 5,6% en el 2016 y 5,2% en 2017, estamos seguros que en el 2018 el déficit bajará al 5%, superando con creces la meta del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 que era de 5,5%.

Esto fue posible gracias a la Ley 1537 de 2012, punto de quiebre en materia de política pública de vivienda.

En la Fase I de Viviendas Gratis entregamos 100 mil unidades, y fue tan exitoso que empezamos la Fase II en la que iniciamos 30 mil  casas en los municipios más pequeños y apartados. En total, entre viviendas gratis rurales y urbanas, superamos las 275 mil soluciones habitacionales.


Pero entregar casas no es nuestro único fin, también nos esforzamos en dar acceso a servicios públicos y sociales a través de equipamientos(…)


Este año gestionamos ante el CONFIS la aprobación de más de 1,2 billones, logrando 77.670 cupos de coberturas a la tasa en todos los programas, lo que dio seguridad a constructores y compradores. Además, en Mi Casa Ya hay aún 64 mil cupos de subsidios para cuota inicial.

Pero entregar casas no es nuestro único fin, también nos esforzamos en dar acceso a servicios públicos y sociales a través de equipamientos, en ese propósito se han invertido 987 mil millones de pesos para la construcción de 34 colegios, 46 CDI, 68 parques recreo-deportivos, 13 bibliotecas públicas, entre otros. Estamos comprometidos en construir comunidad y crear ciudades dentro de las ciudades.

También consolidamos el Plan Nacional de Titulación. A la fecha generamos más de 163 mil títulos, aportando así a que Colombia sea un país de propietarios legales.

Otra prioridad ha sido dar seguridad a los actores del mercado, por esta razón se expidió la Ley de Vivienda Segura (1796 de 2016), que bajo un enfoque preventivo, genera medidas para la protección y amparo del comprador de vivienda, el aumento de la seguridad de las edificaciones y el fortalecimiento de la función que ejercen los curadores urbanos.

Esta política integral no estaría completa sin prestar atención a un derecho fundamental: el agua potable y el saneamiento básico. Durante este gobierno, por primera vez 6,8 millones de colombianos pudieron contar con agua potable y 7,4 millones accedieron a saneamiento básico, lo que significó un aumento del 54,5% en acueducto y 64,4% en alcantarillado frente al Gobierno anterior. A la fecha, entregamos 1.663 proyectos de acueducto, alcantarillado y aseo, con una inversión que no tiene precedentes y asciende a 7,9 billones de pesos.

Además, pusimos en marcha el programa de Conexiones Intradomiciliarias, que beneficia familias de estratos 1 y 2 al instalarles inodoros, duchas, lavamanos, lavaderos y lavaplatos. Se invirtieron 169 mil millones de pesos, con los que construimos 32.161 conexiones, beneficiando a 143.089 personas.

Esta revolución pacífica de llevar viviendas y agua potable a quienes más lo necesitan ha significado la consolidación de la paz en todo el territorio nacional y un gran legado para el siguiente Gobierno.

Comparte este contenido en tus redes sociales