CONGRESISTAS COLOMBIANOS DEFIENDEN ACUERDO DE PAZ ANTE COLEGAS DE EE.UU. 

Gobierno y FARC firmaron un acuerdo que puso fin a 52 años de guerra

Cerca de medio centenar de senadores y representantes a la Cámara de distintos partidos políticos colombianos, enviaron una carta a sus colegas de Estados Unidos en la que defienden los acuerdos de paz firmados con las FARC y destacan el papel fundamental que ha tenido el Gobierno y el Congreso norteamericano, para sacar adelante el proceso.

En la misiva se resalta la importancia de mantener ese apoyo bipartidista y se aclaran “desinformaciones y dudas sembradas” en la comunicación enviada por el Centro Democrático a legisladores estadounidenses, en la que, a juicio de los congresistas colombianos, hay “tantas imprecisiones como afirmaciones sesgadas”.

De ninguna manera se ha evadido el orden constitucional ni el Estado de Derecho, sino que por el contrario, este proceso de paz se hizo bajo el amparo de la legislación colombiana y conforme a los estándares de justicia internacionales”

“Ante la serie de argumentos sesgados, contenidos en la carta que dirigió el Centro Democrático al presidente Donald Trump y al Congreso norteamericano, resultaba necesario que voces de todos los partidos explicaran a sus homólogos de Estados Unidos, la verdadera importancia de ese país en el proceso de paz y del apoyo bipartidista exitoso que ha mantenido durante estos años dicho gobierno frente al proceso de paz colombiano”, dijo el senador Roy Barreras.

Los legisladores colombianos decidieron establecer una comunicación interparlamentaria y mantener abierta esta vía para que la visión del Congreso estadounidense “sea equilibrada y no sean víctimas de la desinformación generada por intereses electorales” de la oposición.

La misiva, firmada por congresistas de los Partidos Liberal, Conservador, Partido Verde, Polo Democrático y Opción Ciudadana, señala que “quizá el mayor éxito que ha tenido la política exterior norteamericana ha sido el apoyo al proceso de paz de nuestro país, que significó el tránsito a la legalidad de la guerrilla más grande y antigua de América. Ese apoyo debe mantenerse como política de estado binacional y bipartidista”, agrega.

Aclara que “de ninguna manera se ha evadido el orden constitucional ni el Estado de Derecho, sino que por el contrario, este proceso de paz se hizo bajo el amparo de la legislación colombiana y conforme a los estándares de justicia internacionales”. Agrega que “la política de paz actual, es una política que ha demostrado resultados que no lograron administraciones pasadas, que ensayaron la vía militar como la de los diálogos, sin obtener resultados como los presentes, que son evidentes en los planos económico, social y del bienestar de los colombianos”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password