Consejo de Estado decreta pérdida de investidura a Plinio Olano y Bernardo “Ñoño” Elías


Actualidad Corrupción

Bernardo Miguel Elías no respondió a la acción interpuesta por Pablo Bustos Sánchez.


El Consejo de Estado decretó a través de la Sala Especial de Decisión la pérdida de investidura de los excongresistas, Plinio Olano y Bernardo Elías, por tráfico de influencias comprobado dentro del proceso contractual de La Ruta del Sol II.

La medida la tomó la Sala al resolver la solicitud de pérdida de investidura presentada por el ciudadano Pablo Bustos Sánchez contra Bernardo Miguel Elías Vidal, elegido representante a la Cámara por la circunscripción electoral de Córdoba, para el periodo constitucional 2006-2010 y senador de la República, para los periodos 2010-2014 y 2014-2018, y contra Plinio Olano Becerra, elegido senador de la República para los periodos 2006-2010 y 2010-2014.

Para Sánchez, Bernardo Miguel Elías como congresista obtuvo dineros ilegales de contratos simulados celebrados entre Odebrecht y Gabriel Dumar a través de un Consorcio llamado SION, para recibir coimas por un valor cercano a los diez mil millones de pesos ($10.000.000.000).

Mientras que Plinio Olano Becerra, en su calidad de senador, se comprometió a favorecer y privilegiar irregularmente los intereses contractuales de Odebrecht al punto de erigirse como la pieza clave de esa organización criminal de corrupción al interior del Congreso de la República.  Olano antepuso, al interés general, los intereses privados en contratos como el de la concesión Ruta del Sol II y su otrosí para el tramo Ocaña-Gamarra, solicitando, acordando y percibiendo millonarias contraprestaciones ilegales.

“La actividad de Olano se concretó, según afirmó el confeso exviceministro Gabriel García Morales, en las presiones que ejerció antes de la firma del contrato Ruta del Sol II y su otrosí, Ocaña-Gamarra, toda vez que era considerado ‘el hombre de Odebrecht en el Congreso’”, aseguró el documento.

El apoderado del congresista Plinio Edilberto Olano Becerra presentó escrito de defensa en el que se opuso a la petición de pérdida investidura que formuló el actor y manifestó que nunca fue instrumento para beneficiar intereses ilícitos propios ni de terceros, sino del bien común y general, como lo exige la Constitución Política.

Olano “afirmó que nunca recibió ningún tipo de soborno o beneficio por parte de los señores Eduardo Martinelli, Eleuberto Martorelli, Luiz Bueno Junior y Carlos Batista Filho”, ejecutivos de la multinacional.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •