Actualidad Gestión

“Construimos un municipio más humano”

Con la promesa de convertir el municipio de Dagua en un centro urbanístico pujante, moderno y productivo, el alcalde Guillermo León Giraldo ha impulsado proyectos de inversión para la construcción, recuperación y mantenimiento de la red vial tanto primaria como terciaria, esta última priorizada por el Gobierno Nacional, dentro del marco de la consolidación de la paz a nivel regional.

Aunque se caracteriza por ser una administración de corte social, el mandatario le ha dado al tema de infraestructura un tratamiento especial, para lo cual ha firmado varios convenios con la Agencia de Renovación del Territorio con el fin de implementar el proyecto de Red de Vías Terciarias para la Paz y el Posconflicto en esa región. Veredas como Machado, La Rosita y Jordancito figuran entre las poblaciones favorecidas con el esfuerzo gubernamental. En 2017, se reportó la intervención de 160 kilómetros, los cuales se suman al programa de mantenimiento rutinario de los caminos rurales.

Su segundo frente de acción ha sido la agricultura, sector que el alcalde quiere fortalecer con asistencia técnica y apoyo a proyectos agrícolas, que ya arrojan resultados positivos para la ganadería, la porcicultura y los cultivos de plátano, cacao y tomate. Pero su gestión va mucho más allá, con el impulso a los sistemas de riego para aumentar la productividad en las localidades de Zelandia, Santa María, El Tablazo y La Garza.

Desde que asumió el cargo, el alcalde se propuso disminuir el déficit habitacional, mediante el desarrollo de acciones que permitan promover la adquisición, construcción y mejoramiento de viviendas en el municipio. Fue así como se dio impulso al proyecto Nuevo Renacer para los afectados por la ola invernal, con 64 familias como beneficiarias.

También se fijó como meta la terminación del proyecto Los Chiminangos, para lo cual se emplearon recursos propios, así como el mejoramiento rural de El Queremal y la adecuación de vivienda rural, en la que se priorizó a los poblados El Palmar Atuncela, Loboguerrero, Cisneros, El naranjo, Peñas Gordas, El Piñal, Porvenir y Bellavista.

El alcalde de Dagua, Guillermo León Giraldo García, gestionó 200 viviendas para la población más vulnerable y necesitada del municipio de Dagua. Hoy se construyen las viviendas del Programa Altos de Dagua,  en 10 bloques de 20 apartamentos de 5 pisos, que benefician a  50 hogares damnificados por la ola invernal del fenómeno de la niña, años 2010 y 2011; 40 hogares de Red Unidos; 110 hogares para víctimas del conflicto armado, para un total de 200 familias beneficiadas.

Este programa hoy se encuentra asignado y se está realizando el acompañamiento social, donde se elabora con los beneficiarios el Manual de Convivencia que permite llevar una sana armonía entre los que habitarán esta nueva urbanización, primera en su género en el municipio de Dagua. 

En cuanto a mejoramiento de vivienda, se realizaron 33 mejoras en el corregimiento El Queremal; 33 en barrios de la cabecera municipal, como, Bellavista, Buenos Aires, Pro vivienda, Ricaurte, Porvenir, Campo Bello, La Gran Colombia, Avenida Los Mangos, y 40 para la población Red Unidos, discapacitados y hogares comunitarios.

Así, el alcalde Guillermo León Giraldo García le cumple a los habitantes del municipio de Dagua, en mejorar sus condiciones de habitabilidad, proporcionando vivienda nueva y mejoramiento a las ya existentes.

.

El propósito del alcalde es fortalecer la convivencia ciudadana en todo el municipio.

Ampliar la cobertura en salud y llevar a muchas más familias el servicio de acueducto y alcantarillado a las áreas rurales es uno de los retos que se ha trazado el mandatario. El propósito es darle un fortalecimiento integral para que haya un buen manejo de vertimientos y apoyo a la implementación de los planes de saneamiento básico. Es así como se ha ofrecido capacitación para respaldar las actividades de las 60 juntas administradoras de acueductos rurales del municipio y se han entregado materiales para su adecuación en las veredas El Cauchal, El Jordán y San Joaquín por un valor de $20.404.130; también para el corregimiento El Queremal, vereda Las Camelias; el corregimiento El Carmen, sector La Cancha, y la vereda San Vicente, con una inversión estimada de $7.114.952.

El objetivo es mejorar la calidad de vida de los grupos de población vulnerable del municipio, mediante el diseño e implementación de estrategias de atención integral que permita acceso a los programas y proyectos locales, departamentales y nacionales a lo largo del cuatrienio. Por eso, la gestión del alcalde se ha focalizado en el desarrollo comunitario y social, el mejoramiento de la atención en materia de salud, la cobertura y calidad de la educación y el impulso al deporte, la cultura y la vivienda en las zonas urbana y rural.

El propósito, según explica el mandatario, es fortalecer en un 100% la participación ciudadana y el control social sobre las decisiones políticas y administrativas.

Siguiendo esa línea de acción, se dio en el tema educativo un enfoque diferencial, garantizando la inversión de recursos dirigidos a elevar los estándares de las competencias básicas, condiciones de infraestructura, reducción de la tasa de deserción escolar y ampliación de la enseñanza básica. “Para avanzar en esa dirección, se suscribió el programa educación para la paz territorial dirigido a mejorar los indicadores, cobertura, calidad y permanencia educativa en el municipio”, señala el mandatario.

La recuperación de la red vial está en primer orden de la agenda del alcalde.

La administración se ha centrado en garantizar la cobertura en salud, mediante el diseño de programas y proyectos que fomenten el acceso y vinculación de la población al Sistema de Seguridad Social, y en reducir los índices de mortalidad infantil y de niñez, así como de las muertes asociadas al cáncer, VIH, tuberculosis y otras enfermedades, mediante la vigilancia epidemiológica.

Una estrategia que va de la mano con la creación de espacios que faciliten la actividad física, el deporte y la recreación mediante obras de mantenimiento, adecuación y construcción de escenarios deportivos y recreativos que permitan generar hábitos de salud y mejorar la calidad de vida de la población.

La idea es fortalecer la convivencia ciudadana en todo el territorio, priorizando la humanización y la resolución de conflictos para la construcción de la paz.  En aras de darle cumplimiento a lo establecido, se suscribió un convenio interadministrativo con la Policía Nacional, Comando Valle del Cauca, mediante el cual la Alcaldía realizó un aporte por valor de $67.000.000 para ejecutar el Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana 2016 – 2019 Para volver a creer.

En ese marco, se dispuso el aumento del pie de fuerza con la incorporación de 29 Auxiliares Bachilleres, se promovió un plan de desarme, se socializó en las instituciones educativas el proyecto “Sin drogas vas a estar mejor” y se fortalecieron las audiencias de conciliación, entre otras iniciativas.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 2
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares