DE CAFESALUD A MEDIMÁS, DE GUATEMALA A GUATEPEOR

Por, Jorge Iván Ospina

Jorge Iván Ospina

Pareciera que el Congreso de la República y especialmente la Comisión Séptima del Senado estuviera pintada en la pared con respecto a las soluciones de la problemática del sistema de salud, más allá de adelantar debates de control político, de tratar de modernizar y ajustar las leyes a las necesidades del pueblo colombiano y realizar las gestiones pertinentes para encontrar respuestas, las mismas no se obtienen con la celeridad que se demanda y las personas en Colombia mueren o empeora su situación de salud por el servicio deficiente de las Empresas Promotoras de Salud – EPS, que como Medimás vulneran flagrantemente el derecho a la salud.

Somos unos pintados en la pared cuando Saludcoop en Liquidación, la Superintendencia de Servicios de Salud y otras entidades del Estado no responden con claridad, oportunidad y con las evidencias suficientes los cuestionarios que distintos congresistas de diferentes bancadas les formulamos y presentamos.

Es inaudito que estas EPSs y entidades estatales también se burlen y desconozcan las recomendaciones de entes de control como la Procuraduría General de la Nación. No existe explicación alguna para que la Superintendencia ignorara el control de advertencia presentando por la Procuraduría ante la venta de Saludcoop/ Cafesalud, no acatara la recomendación y hoy los estragos y las evidencias están sobre la mesa.

Solo podría argumentar que detrás de la seudo-venta de Saludcoop/ Cafesalud a Medimás debe haber un interés enorme, no existe otra explicación para que vendieran y compraran la entidad sin tener estudios de incidencia y prevalencia, caracterización y perfil epidemiológico de su población, lo que a todas luces demuestra las dificultades de su gestión por la alta demanda, así como la imposibilidad de ser rentable para sus adquirentes. Efectivamente, quien compra una empresa a “ojo cerrado” tiene sin duda alguna un perverso y oculto interés.

Se conocía lo que iba a suceder con Medimás, alertamos que quieneshabían adquirido a SaludCoop/Cafesalud no disponían de la tecnología, la experiencia, los recursos, ni la red prestadora de servicios para atender con dignidad a los usuarios, hoy se siguen perdiendo vidas. No han pasado 2 meses y ya Medimás cambió a su Director General, lo que refleja la improvisación con millones de pacientes. En definitiva, la Superintendencia jamás debió haber entregado Saludcoop a una entidad tan limitada, lo que debió hacerse era la división de todos los usuarios de Cafesalud en las EPSs bien calificadas que han venido adelantando la tarea con responsabilidad y no entregar a los mismos con las mismas más de 5 millones de usuarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password