Duque arranca con pie derecho


Actualidad Gestión Gobierno Presidencia

El presidente Iván Duque pasó la prueba en su primer mes de Gobierno, durante el cual visitó más de 20 lugares, reafirmando su compromiso con las regiones, inició una cruzada contra el consumo de drogas y la corrupción y esbozó las líneas generales de lo que será su programa de recuperación económica, sobre la base de menores impuestos a las empresas, mayor generación empleo y el impulso al emprendimiento.

La seguridad estuvo en el primer orden de la agenda del mandatario en los primeros 30 días, con la puesta en marcha del Plan Diamante y “El que la hace la paga”, una estrategia ofensiva para combatir los 10 delitos de mayor impacto a nivel nacional, entre los que se encuentran el hurto, homicidio, secuestro, abuso de menores y narcotráfico. Se espera que las autoridades realicen alrededor de 582 operaciones contra el crimen organizado en todo el país, varias de las cuales han permitido ya desmantelar importantes redes del microtráfico a nivel regional.

El Presidente Iván Duque propone un gran "Acuerdo Nacional" por Colombia.

En el arranque de la administración, las regiones también han tenido un papel preponderante, a través de los denominados talleres “Construyendo País”, que le han permitido al presidente Iván Duque conocer las necesidades de los territorios y plantear salidas, de la mano de los alcaldes, gobernadores y entidades tanto públicas como privadas. “Colombia necesita recuperar el diálogo social. El Estado tiene que llegar a la comunidad. El Estado no puede llegar con espíritu milagroso. Tiene que llegar a buscar soluciones con las autoridades locales y departamentales, con el sector privado, con los líderes sociales, con las madres cabeza de familia, con los emprendedores”, dijo el Jefe de Estado. Los encuentros ya dejan sus frutos: Se han concretado 153 compromisos relacionados con diferentes necesidades de las zonas visitadas, en infraestructura, emprendimiento, salud, educación, deporte, legalidad, servicios públicos, cultura y turismo. Esta dinámica, en la que más de 15 mil personas han participado, representa la oportunidad para que las comunidades sean escuchadas y formen parte de la solución de los problemas que aquejan a sus regiones.

El mandatario le ha apostado igualmente a recomponer la seguridad y el orden público, para lo que puso en marcha un plan de choque por 100 días. Es así como realizó ocho consejos de seguridad en San Andrés, Tibú (Norte de Santander), Tumaco (Nariño), Carepa (Antioquia), Cartagena, Miranda (Cauca), Bogotá y Bucaramanga. “Hemos logrado demostrarle al país que vuelve a tener Comandante en Jefe en las regiones para enfrentar el crimen organizado con toda la determinación”, afirmó el Presidente.

Para que esos planes tengan resultados efectivos es necesario, según el gobernante colombiano, seguir fortaleciendo la red de participación cívica para que la ciudadanía colabore en el papel que están cumpliendo las autoridades. De acuerdo con las cifras del Ministerio de Defensa, en estas primeras cuatro semanas, la Policía Nacional capturó a 152 personas involucradas en los delitos de secuestro y extorsión. Así mismo, la institución informó que en el marco de la ofensiva contra el microtráfico fueron arrestadas 453 personas y se produjo la incautación de más de 880 kilos de droga.

La ofensiva militar y policial en contra el ´Clan del Golfo´ permitió la captura de 186 de sus integrantes, entre ellos tres cabecillas: Alias Ernesto, quien controlaba la minería criminal y las rutas del narcotráfico en el Atrato. Alias Platino, encargado del negocio de la droga en Antioquia y alias Cometa, a cargo del tráfico de material de guerra y el cobro de extorsiones en la zona noroccidental de Urabá.

Alejar a los vendedores de droga de los parques e instituciones educativas, en el marco de una cruzada contra el consumo de estupefacientes, que incluye la facultad a las autoridades para decomisar incluso la dosis mínima, ha sido otro de sus propósitos. “Queremos una política integral para que tengamos prevención desde la familia y el colegio, también que la Policía tenga instrumentos para decomisar la que hay en las calles, sin judicializar al consumidor, pero quitando la droga”, explicó Duque.

Duque también mostró al país las líneas generales de un programa de recuperación económica que empieza con la lucha frontal contra la corrupción, eliminación de trámites burocráticos innecesarios, impulso al emprendimiento y un sistema tributario más equitativo y progresivo.

El Gobierno se propone, además, reducir en un 10 por ciento los gastos en el presupuesto, para que los recursos de ahorro beneficien a los colombianos más vulnerables. La iniciativa hace parte del programa de reactivación económica que el Ejecutivo pondrá a consideración del Congreso de la República y cuyo objetivo es jalonar los sectores productivos para que generen recursos que se inviertan en los proyectos sociales y se construya más justicia y equidad social en el país.

Para el jefe de Estado, hay cuellos de botella que afectan la economía, como el exceso de impuestos que asfixian a la micro, pequeñas y medianas empresas, la proliferación de trámites que dificultan hacer negocios y la ausencia de un programa fuerte de crédito y acceso a mercados. Duque ha insistido en que se debe “bajar la carga tributaria a los que generan empleo en nuestro país; que podamos exigirles a los que no están pagando y que tienen altísimos ingresos, que paguen un poco más, que paguen lo que deben, y que por esa vía tengamos esos ingresos que nos permitan hacer esa reducción”.

Los analistas consideran el combate a la corrupción como uno de los temas de mayor importancia para el presidente en los primeros 30 días de estar en el poder. En esa línea de acción, el gobernante logró reunir a las distintas fuerzas políticas, incluido el naciente partido FARC, para alcanzar un gran acuerdo que permita atacar el problema de raíz. Pese a que la consulta anticorrupción logró una votación histórica (11,6 millones de votos), no alcanzó el umbral, lo que llevó a Duque a impulsar un pacto nacional para sacar adelante en el Congreso de la República las propuestas que avalaron los colombianos en las urnas el pasado 26 de agosto. Los expertos creen que con eso el mandatario está enviando un mensaje de unidad al país que le podría asegurar gobernabilidad.

 “Avanzamos para darle un mensaje a los colombianos. Se va a dar impulso a los proyectos anticorrupción que radicó el Gobierno, la Fiscalía y la Procuraduría; se trata de tres iniciativas que tienen coincidencias con la Consulta Anticorrupción. Adicionalmente, se van a presentar otros cuatro proyectos de la consulta”, anticipó.

Con unas mayorías simples en el Legislativo, luego que Cambio Radical y el liberalismo se declararon en independencia, mientras el Polo Democrático, Alianza Verde, la Lista de los Decentes y el Partido FARC, se alinearon en la oposición, el Presidente espera seguir construyendo país de la mano de la ciudadanía, bajo los pilares de la legalidad, el emprendimiento y la equidad. También tendrá como aliados al Centro Democrático, el Partido Conservador, un amplio sector del partido de la U, el partido MIRA y el movimiento Colombia Justa Libres.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •