“APOYO DEL CONGRESO HA SIDO CLAVE PARA AVANZAR EN EDUCACIÓN”

María-Victoria-Angulo-González_Mineducación
Educación Gestión

Colombia tendrá el mayor presupuesto de la historia para la educación con metas claras como llegar a más de 336 mil beneficiarios con el programa “Generación E”, garantizar a 7 millones de niños las raciones de alimentación escolar los 180 días calendario e implementar la jornada única de forma gradual y con calidad en diversas regiones del país. La revista El Congreso Siglo XXI habló con la ministra de Educación, María Victoria Angulo, sobre las políticas que se han puesto en marcha para avanzar en esa dirección.

“Se busca cerrar en estos cuatro años la brecha salarial que ha existido en la docencia frente a otras profesiones y será un aumento gradual que incluye la bonificación, así como la protección a la vida e integridad de los maestros y el fortalecimiento del sistema de salud de manera estructural”.

MARIA-VICTORIA-ANGULO

María Victoria Angulo González

Es economista de la Universidad de los Andes (1992-1995), con maestrías en Desarrollo Económico de la misma institución (1996-1997) y en Análisis Económico Aplicado de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, España (1999-2001). Fue Secretaria de Educación de Bogotá, Directora de la Fundación Empresarios por la Educación (2011- 2015) y directora de Fomento de Educación Superior del Ministerio de Educación Nacional (2007 -2011). También se desempeñó como subdirectora de Apoyo a la Gestión de las Instituciones de Educación Superior del Ministerio (2004- 2007), Subdirectora de Desarrollo Sectorial, Dirección de Estudios Económicos de la Secretaría de Hacienda, y asesora del despacho (2001-2003). Ha sido asesora de la Dirección de Estudios Económicos y Subdirección de Política Monetaria y Fiscal del Departamento Nacional de Planeación (2007 - 2009). Ha trabajado como docente en las facultades de Economía de las universidades de los Andes, el Rosario y Javeriana, y de maestría en la Escuela Superior de Administración Pública. Tiene más de 18 publicaciones académicas. Siendo ministra de Educación ejerce la Vicepresidencia del Comité Directivo del ODS4-2030 (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

La apuesta del Presidente Iván Duque ha sido decidida, coherente y acompañada de recursos, medidas y transformaciones que quedaron plasmadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 y que hoy no solo le dejan ver al país esta prioridad que él le da, sino también resultados tangibles.

Colombia ha venido avanzando de forma más decidida en educación durante los últimos viente años. En ese sentido hoy vale la pena poner el foco en calidad y también en bienestar y permanencia de los niños y jóvenes con una perspectiva de trayectoria completa y proyecto de vida.

Justamente, debemos trabajar por dar pasos hacia adelante en la calidad, en democratizar el acceso a la educación superior, avanzar en la universalización de la atención integral a la primera infancia en la población más vulnerable, en conjunto con los territorios de forma gradual, seguir implementando con calidad la
jornada única, la doble titulación, el posicionamiento a nivel rural y visibilizar el papel transformador de los maestros y directivos.

Para posicionarnos en América Latina debemos seguir avanzando en estos temas, haciendo equipo con los distintos actores del sector, poniendo el foco en la formación integral, en hacer de los territorios escuelas con un concepto amplio de aprendizaje donde concurre el arte, el deporte, la lectura, la matemática, la ciencia y las competencias socioemocionales, tan importantes para garantizar el desarrollo integral y el desarrollo de una ciudadanía muy responsable de su entorno y de cómo aportar al desarrollo del país.

La línea estratégica “Educación de calidad para un futuro con oportunidades para todos” del Plan Nacional de Desarrollo propone siete objetivos y 26 metas con una inversión de $216 billones en el cuatrienio, cifra equivalente al 42% de las inversiones en equidad. Con estos recursos buscamos ampliar las oportunidades de acceso en todos los niveles, mejorar la calidad y reducir brechas. Para 2022 los recursos del sector serán de $44 billones (proyecto que se encuentra en discusión en el Legislativo) resaltando así el compromiso del Presidente y del Congreso con este sector y con la educación de niños y jóvenes del país.

Los recursos permitirán avanzar en educación inicial, bajo el liderazgo del ICBF y la
Consejería para la Niñez y Adolescencia, lograremos llegar a 2 millones de niños y niñas,de ellos 500 mil son del grado transición. Se priorizará un avance gradual y con calidad de la jornada única y en la doble titulación para los estudiantes de educación media llegando a 650 mil jóvenes en el cuatrenio.

De manera progresiva, se adoptará en enseñanza básica y media el concepto de
atención integral de educación inicial para aumentar el acceso y permanencia, con estrategias de bienestar estudiantil y entornos escolares para la convivencia. Fortaleceremos el PAE, apostándole a la transparencia en contratación, la calidad del servicio para 7 millones de niños a 2022 y la puesta en marcha de la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar. Mejoraremos el transporte y los ambientes de aprendizaje con más de 12.000 aulas funcionales, terminadas y
entregadas, con una política centrada en calidad y accesibilidad y llegaremos a 1,8 millones de alumnos en jornada única en 2022.
En educación media trabajaremos por la construcción de proyectos de vida, desarrollo de competencias socioemocionales, incorporación de una orientación socio-ocupacional renovada para los estudiantes y, junto con el SENA, ofreceremos doble titulación a 650.000 jóvenes.

Por último, resalto la agenda de impulso a la educación superior con el incremento en $4.5 billones para la educación pública en el cuatrienio, honrando los acuerdos con rectores, docentes y estudiantes. Igualmente avanzaremos gradualmente en gratuidad, 320.000 jóvenes en condiciones de vulnerabilidad iniciarán su trayectoria en educación superior y se reconocerá la excelencia académica de 16.000 alumnos más, para llegar a 336.000.

La meta que nos propusimos para este cuatrienio es llegar a más de 7 millones de niños atendidos con el Plan de Alimentación Escolar, los 180 días calendario. Hemos tenido un avance gradual tomando medidas importantes: primero, duplicar los recursos para el programa y segundo, iniciar estudios y análisis de costos y hacer revisiones de las minutas rurales y urbanas de la mano del Ministerio de Agricultura con proyectos pilotos en cuatro regiones del país, porque hay demasiados encadenamientos productivos que se pueden potenciar

Y algo muy importante, el Congreso de la República aprobó la Unidad Especial de
Alimentación Escolar que iniciará en enero de 2020 y busca dar lineamientos de política para acompañar a todas las secretarías de Educación, trabajar contra la corrupción y lograr que el programa tenga mecanismos plurales de asignación encaminados a garantizar la calidad. Debemos apoyar técnicamente a todas las entidades territoriales para que tengan la capacidad de operar y ejecutar el Plan de Alimentación Escolar y en conjunto llegar a la meta propuesta de niños y jóvenes atendidos en el programa con la consigna de hacerlo con transparencia y calidad. 

“Los maestros son la piedra angular para detonar transformaciones positivas en la calidad de la educación”

El Gobierno del Presidente Iván Duque ratifica su compromiso con la transformación social y el desarrollo de las regiones, a través del fomento a una educación superior incluyente y de calidad que crea oportunidades de acceso, permanencia y bienestar a jóvenes de los distintos territorios del país.

Con sus tres componentes, Equidad, Equipo y Excelencia, el programa Generación E avanza y llega a 67.250 jóvenes estudiantes de universidades e instituciones públicas y privadas. El propósito es garantizar que 336.000 puedan acceder a sus beneficios de aquí al 2022.

Con el componente de Equidad, con su estrategia de avance gradual en la gratuidad en educación superior, el Gobierno llega hoy a 63.719 jóvenes que provienen de 992 municipios y que por sus méritos académicos y condiciones de vulnerabilidad socioeconómica ingresaron a realizar estudios en 61 instituciones del país. En este componente, el Estado cubre hasta el 100% del valor de la matrícula y, además, se brinda un apoyo de sostenimiento que será financiado por el Departamento de Prosperidad Social a través del programa Jóvenes en Acción y con recursos del Ministerio de Educación. La meta en Equidad es apoyar a 320.000 jóvenes colombianos en el cuatrienio En el componente de Excelencia, el avance
es de 3.531 jóvenes, los cuales se encuentran estudiando en instituciones de educación superior públicas o privadas de alta calidad. La meta es beneficiar a 16.000 estudiantes de todas las regiones del país en estos cuatro años. Este
componente reconoce a los bachilleres con excelentes resultados académicos apoyando la financiación de los estudios a quienes no cuentan con recursos económicos.

Con una propuesta que ofrece formación integral, Generación E acompaña a sus estudiantes por medio de un programa de mentorías y una plataforma de innovación social para potenciar sus proyectos de vida y fortalecer un liderazgo que transforme realidades, en tres temas de su interés: empleabilidad, emprendimiento y soluciones locales a retos locales. Así, los jóvenes tienen la oportunidad de participar en espacios en donde la innovación es la clave para potenciar sus talentos.

De otra parte, el trabajo articulado entre el Ministerio de Educación Nacional y el DPS ha permitido que el sector público y privado se sume a este Programa de impulso a la educación superior, que permitirá que los alumnos complementen su proceso de formación con más y mejores herramientas de cara a un desarrollo integral, en experiencias para el disfrute del tiempo en familia, la cultura, el arte y el entretenimiento. 

Uno de los aliados de Generación E es Ecopetrol que, junto con el Ministerio y el ICETEX, suscribió un convenio para apoyar el financiamiento del programa en su componente de Excelencia, con un aporte de 36.000 millones de
pesos para financiar a los jóvenes que acceden al programa.

 

 

El Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior
(Icetex) sigue trabajando con las familias, estudiantes y las instituciones de educación superior, no solo para dar esas oportunidades, sino para construir una reforma integral que avanza en la propuesta de un cambio organizacional que se caracterizará por ser profundo, incluyente, riguroso y responsable con el acuerdo, las expectativas de los usuarios, las necesidades del sector y el país, pero sobre todo, que logra un balance armónico entre su función de fomento de la Educación Superior y su rol de financiador del sistema.

El Gobierno del Presidente Iván Duque ha sostenido de manera permanente un diálogo respetuoso con el magisterio con resultados concretos que se evidencian en el cumplimiento de los temas pendientes de los acuerdos anteriores y los que estamos realizando durante este año; nuestra prioridad es darle dignificación y mayor apoyo a los maestros y directivos, entendiendo que ellos son la piedra angular para detonar transformaciones positivas en la calidad de la educación.

Asumimos compromisos pendientes con los maestros que logramos honrar en materia de bonificación docente; cierre de brechas salariales, protección a la vida, seguridad e integridad; evaluación con carácter diagnóstico formativa, mayores oportunidades de formación posgradual, continuada y situada, así como estrategias de bienestar para mejorar su calidad de vida.

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre la prestación del servicio de salud a los docentes. La realidad es que las peticiones y molestias no son nuevas. Frente a esta situación este gobierno, con compromiso y responsabilidad, camina en una solución estructural y concertada por medio de la Comisión Nacional de Salud, el avance en los pagos y liquidaciones de los prestadores, la definición del defensor del usuario (este comité ha tenido presencia en más de ocho regiones del país determinando las áreas y acciones de mejora), la apertura de procesos administrativos por incumplimiento por parte de la Superintendencia Nacional de Salud, informes periódicos, destinación a través del Plan Nacional de Desarrollo de un billón de pesos para el pago de la sanción por mora, así como la optimización del pago de cesantías y el análisis de lo que serán los nuevos pliegos y condiciones para el 2021.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •