El Banco, Magdalena, recoge sus cosechas

En el punto donde confluyen los ríos Magdalena y Cesar se encuentra el puerto que ha tenido cinco nombres a lo largo de su historia, hoy conocido como El Banco, un cálido pueblo que es parte de la “Depresión Momposina”, cuenca hidrográfica que nutre las ciénagas que rodean el municipio. Allí, Víctor Rangel López asumió la tarea de guiar durante cuatro años la población ribereña, decisión que le significó un duro trabajo, pero también una gran satisfacción por los logros alcanzados en lo económico y social.

En el punto donde confluyen los ríos Magdalena y Cesar se encuentra el puerto que ha tenido cinco nombres a lo largo de su historia, hoy conocido como El Banco, un cálido pueblo que es parte de la “Depresión Momposina”, cuenca hidrográfica que nutre las ciénagas que rodean el municipio.
Allí, Víctor Rangel López asumió la tarea de guiar durante cuatro años la población ribereña, decisión que le significó un duro trabajo, pero también una gran satisfacción por los logros alcanzados en lo económico y social.

Cuando Rangel López juró como alcalde de El Banco, sabía que debía trabajar sin pausa para traerle prosperidad a ese municipio del sur del Magdalena. Hoy, luego de tres años de gestión, tiene la certeza de haber recogido los mejores frutos para que la región camine hacia el desarrollo y la equidad social. “Hemos recogido los frutos en este tercer año, tras lo cultivado en los dos primeros años de administración. Fueron tiempos muy difíciles en los que nos dedicamos a planear y a estudiar la oferta institucional que nos ha permitido traer hoy obras importantes para nuestro municipio”, señala el mandatario, para quien el reconocimiento al trabajo realizado es el ascenso en el Ranking de Desempeño Fiscal del Departamento Nacional de Planeación (DNP), en el cual El Banco pasó del puesto 891 al 390. 

Y es que para conseguirlo, el alcalde se dedicó a ampliar el ingreso tributario de una ciudad de más de 50 mil habitantes, para de esta forma poder financiar obras que permitan una mejor cobertura en educación, salud y saneamiento básico y, sobre todo, mejorar la infraestructura general del municipio.

La maximización de ingresos igual a más obras

En el municipio había un alto nivel de pobreza y endeudamiento, por lo que revisar las cuentas fue prioridad para el mandatario en el arranque de su administración. Fue así como se enfocó en hacer un análisis de los ingresos y los gastos que se generaban en la región, de tal forma que pudieran optimizarse y los dineros solo se utilizaran en obras absolutamente necesarias para la población. 

“Nos preocupamos por maximizar los ingresos, invertirlos de manera eficiente para que llegaran a donde tenían que llegar y recoger esa deuda que el municipio tenía con la gente. También quisimos recaudar entradas que estaban por fuera de toda la oferta del municipio. En El Banco no se cobraba la estampilla del adulto mayor y así empezamos a implementarlo”, explica. 

Desde su primer año de mandato, Rangel priorizó la atención del adulto mayor, beneficiando a 250 de ellos de manera directa, por medio de intervenciones a la zona rural, lo que le permitió sacarlos de condiciones casi que de mendicidad. Por otra parte, el municipio hizo una actualización catastral, lo cual contribuyó a aumentar el recaudo y a cobrar el impuesto predial de manera justa y equitativa a la población. 

Según el alcalde, se empezó a cobrar el aporte tributario correspondiente a Industria y Comercio en sectores donde no se había hecho, lo que permitió “el aumento del recaudo en casi un 2.000% con respecto a los recursos propios y nos dio la posibilidad también de invertir de manera directa en la gente”.

Escenarios como la Ludoteca le dan oportunidad a los niños de El Banco para desarrollarse plenamente.
La maximización de recursos ha permitido la construcción de parques infantiles para atender a los más jóvenes.

Los niños: un futuro que se atiende hoy

En El Banco, las tasas de deserción escolar incrementaron con el hacinamiento en las instituciones educativas, de modo que se debía aumentar la cobertura de la enseñanza con mejor infraestructura para así frenar el retiro de los jóvenes de las aulas de clase. “Encontramos un municipio cuya cobertura en el Sistema Integrado de Matrícula del Ministerio de Educación (Simat) era de 12.500 y hoy lo tenemos en 16.500. Hemos invertido en educación y volvimos a hacer aulas”, para atraer a más estudiantes, señala el mandatario. Escenarios como la Ludoteca le dan oportunidad a los niños de El Banco para desarrollarse plenamente. La maximización de recursos ha permitido la construcción de parques infantiles para atender a los más jóvenes.

La gestión realizada por Rangel le permitió al municipio alcanzar un cubrimiento escolar del 100% y reducir de manera significativa la tasa de deserción que venía escalando en los últimos años. Un hecho soportado, también, en los esfuerzos por asegurar la alimentación de los niños y adolescentes y proporcionarles a quienes viven en las zonas más apartadas, elementos como bicicletas o cupos en transporte terrestre y acuático para que se trasladen diariamente a los centros de enseñanza de las zonas urbana y rural. “Tenemos más de 10 mil niños cubiertos y esa era la meta, hoy ya va a ser rebasada, vamos a llegar a 12 mil por año. Eso ha motivado a que nuestros infantes ingresen al colegio, no se vayan y que aumente la cobertura, como se aumentó en salud”.

La construcción de nuevas aulas y la entrega de implementos escolares, como uniformes, son acciones orientadas a disminuir la deserción escolar

La salud se ve en el campo

Los habitantes de tercera edad, que habitan en el campo, podrán acceder más fácilmente al servicio de salud con el funcionamiento de puestos de atención médica.

Como parte de las acciones emprendidas por la Alcaldía para aumentar la cobertura en salud, la administración dio paso a la apertura de un nuevo puesto de atención médica en la zona rural, en donde se recibe de manera directa a más de diez mil personas. Este está ubicado en el corregimiento de Menchiquejo y beneficia más de seis mil usuarios de las zonas vecinas de Caño de Palma, El Cedro y Aguaestrada. Se le considera el más moderno a nivel rural en el Magdalena, a raíz de los servicios que presta en medicina especializada, urgencias, consulta externa, sala de parto, y odontología, entre otros. Si llega a existir una urgencia que necesite ser remitida al segundo nivel, el municipio cuenta con ambulancias acuática y terrestre para sortear cualquier emergencia. 

“Los avances en cobertura de salud han sido posibles gracias a la recuperación de cartera con las EPS. La manera eficiente cómo organizamos nuestros gastos nos da la oportunidad de invertir mejor nuestros recursos y traer más beneficio a la población”, expresa el mandatario.

Saneamiento básico, una necesidad apremiante

Como parte de las acciones emprendidas por la Alcaldía para aumentar la cobertura en salud, la administración dio paso a la apertura de un nuevo puesto de atención médica en la zona rural, en donde se recibe de manera directa a más de diez mil personas. Este está ubicado en el corregimiento de Menchiquejo y beneficia más de seis mil usuarios de las zonas vecinas de Caño de Palma, El Cedro y Aguaestrada. Se le considera el más moderno a nivel rural en el Magdalena, a raíz de los servicios que presta en medicina especializada, urgencias, consulta externa, sala de parto, y odontología, entre otros. Si llega a existir una urgencia que necesite ser remitida al segundo nivel, el municipio cuenta con ambulancias acuática y terrestre para sortear cualquier emergencia. 

“Los avances en cobertura de salud han sido posibles gracias a la recuperación de cartera con las EPS. La manera eficiente cómo organizamos nuestros gastos nos da la oportunidad de invertir mejor nuestros recursos y traer más beneficio a la población”, expresa el mandatario.

Incrementar la cobertura de acueducto y alcantarillado en el municipio fue uno de los principales retos del alcalde al asumir el cargo.

Infraestructura para vivir mejor

Dentro de las obras de infraestructura que se entregaron a los banqueños en los tres años de gobierno de Rangel, se cuenta la pavimentación de 10 kilómetros de vías en la zona urbana, un paso definitivo hacia el progreso de los habitantes de El Banco. Igualmente, para preservar la seguridad en el municipio, la administración aumentó el alumbrado público en lugares donde su ausencia generaba un ambiente propicio para los hurtos y otro tipo de delitos. “Esos lugares han sido recuperados dando la posibilidad de mostrar el banco como una urbe”, afirma el mandatario. 

En temas de recreación, la alcaldía ha buscado apoyo de instituciones como Coldeportes, lo que permitió la construcción del parque del barrio La Paz, que contó con una inversión de más de 1.500 millones de pesos. Allí los ciudadanos disfrutan, desde el pasado mes de diciembre, de juegos infantiles, equipos biosaludables y senderos peatonales. El gobierno local también inició la construcción del Parque para la Paz, con un área de más de tres mil metros cuadrados, con el que se quiere modernizar el paisaje de entrada al municipio.

La pavimentación de las vías en las zonas urbanas y rurales han mejorado la calidad de vida de los habitantes de El Banco.
Los espacios deportivos son fundamentales para que los jóvenes puedan hacer un uso adecuado de su tiempo.

No son promesas de campaña, son realidades

Los programas sociales que impulsa la alcaldía han abierto las posibilidades de los banqueños.

Para finalizar, el alcalde Rangel sostiene que las metas de su plan de desarrollo se han cumplido en un 80 %, de modo que su ejecución “justa, equitativa y proporcional, ha recuperado la confianza en su administración, teniendo en cuenta que hemos llegado a rincones donde nunca se había llegado”. 

Hoy se muestra un municipio más fuerte y moderno, gracias a la colaboración del Gobierno Nacional y a la constante búsqueda de aprovechamiento de los proyectos de inversión desde el Ejecutivo, como complemento a las finanzas de la región. “A pesar de que fue un periodo muy difícil porque la oferta institucional fue reducida, podemos decir que tenemos la satisfacción del deber cumplido. En sondeos de opinión tenemos aceptación de la gente y ellos avalan nuestra gestión. Los próximos alcaldes tendrán un gran reto, porque tendrán que hacer las cosas en la misma proporción o más”, enfatiza el mandatario

Comparte este contenido en tus redes sociales