El Casanare merece mayor atención

Senadora de la República, Amanda Rocío González Rodríguez

La senadora por el Centro Democrático, Amanda Rocío González Rodríguez, es oriunda de Aguazul (Casanare), estudió medicina y tiene una amplia experiencia en esa rama. Es la primera mujer de su departamento en formar parte del Congreso de la República, donde pertenece a la Comisión Sexta, encargada, entre otros temas, de las comunicaciones, los servicios públicos, el espacio aéreo, la educación, la cultura y el desarrollo turístico. Desde allí ha defendido los intereses de la comunidad llanera que clama mayor atención por parte del Estado.

Uno de los principales propósitos de la senadora Amanda González, como integrante de la bancada llanera, es trabajar en unión para generar beneficios a esa rica y extensa zona del territorio colombiano, pero sobre todo, comprometer al Gobierno con el Casanare y demás departamentos que hacen parte de la región de la Orinoquía, que pese a su gran aporte al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, presentan problemas socioeconómicos que reclaman soluciones urgentes por parte del Estado.

El bloque de congresistas ha adelantado reuniones con la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Gloria Alonso, a quien le expusieron cinco ejes estratégicos para esa zona del país: Infraestructura de Transporte, Logística y Servicios Públicos; Competitividad y Proyección Internacional; Seguridad Alimentaria y Economía Rural; Sustentabilidad y Gestión del Riesgo; y el pilar más importante, el Social. Según la legisladora, “estos aspectos se tuvieron en cuenta en el Plan Nacional de Desarrollo”, que fue sancionado en mayo pasado por el Presidente Iván Duque en Valledupar.

Infraestructura vial

Con respecto al tema de integración vial regional, se está terminando la vía Cusiana, cuya obra está en fase de ejecución. Igualmente, quedó incluida la mejora del corredor fluvial Meta – Orinoco y sus afluentes, así como el del río Vaupés. “Hemos promovido la construcción vial de los tramos Puerto Gaitán -Puerto Carreño, Primavera (Vichada) -Paz de Ariporo (Casanare), Bocas del Pauto (Casanare)-Santa Rosalía (Vichada) –El  Viento -Santa Rita e impulsamos la intervención del anillo vial Aguazul -Puerto Gaitán -Santa Rosalía -Pore, incluído el puente sobre río Meta; y la variante del Bicentenario que se encuentra en proceso de formulación”, asegura la congresista, quien también busca fortalecer las cadenas productivas de fomento, agroindustria y comercialización.

Proyectos de ley

Bancada llanera en el Congreso de la República.

En su rol como senadora, Amanda González ha radicado varias iniciativas, entre ellas un proyecto de ley relacionado con el Bicentenario de la Independencia de Colombia, que rinde homenaje a los héroes llaneros y al general Juan Nepomuceno Moreno, quienes fueron protagonistas en la gesta libertadora. “De esta forma, queremos exaltar las acciones de

aquellos que lucharon por la libertad. Para ello, proponemos que, a través de los  ministerios de Cultura, Educación y la Imprenta Nacional, se publique un libro biográfico acerca de estos héroes de nuestra historia.De igual manera, solicitamos que se elabore un cuadro del general, para que sea expuesto en la Asamblea Departamental de Casanare, con el fin de hacerle un gran reconocimiento a este líder tan valioso en el proceso de la independencia”, subraya.

La legisladora radicó, además, una iniciativa que pretende modificar el artículo 32 de la Ley 03 de 1986, en la que se ajusta la destinación de la Estampilla Pro Desarrollo Departamental, creada como un tributo territorial. “Actualmente, los recursos están dirigidos a  la financiación de la construcción de infraestructura educativa, sanitaria y deportiva; lo que se quiere es que no solo se oriente en lo ya contemplado, sino que también se tengan en cuenta programas de atención a personas en condición de discapacidad. Al modificar la destinación de este tributo territorial, los gobiernos departamentales podrán disponer de recursos para esta población que necesita apoyo, para garantizarles una atención integral”, señala.

Defensa a las regalías por hidrocarburos

Como vocera de una de las regiones productoras de hidrocarburos más importante del país, Amanda González consideró necesario hacer una modificación al artículo 361 de la Constitución, a través de un acto legislativo, con el fin de devolverle las regalías a los departamentos productores de crudo para impulsar su crecimiento y aumentar su competitividad a nivel nacional. “Era indispensable hacer unos ajustes en lo que se refiere a la asignación de recursos a las entidades territoriales frente a lo que se venía recibiendo antes del 31 de diciembre de 2011. Mientras tres departamentos de nuestra región (Arauca, 6%; Casanare, 20% y Meta, 49%) producen75% del total del petróleo y el Casanare el 73% de la producción de gas, tan sólo reciben un 6% del total de ingresos de regalías, casi los mismos recursos que el sistema destina para su funcionamiento”, explica.

Y es que precisamente, uno de los grandes problemas que se quiere corregir, es el referente a la licencia  social para el desarrollo de nuevos proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos, que se ha presentado por el recorte a los ingresos de regalías de las regiones productoras, lo que no sólo amenaza la autosuficiencia energética del país, sino también el flujo de regalías hacia el futuro. “Por eso, hoy nuestras

comunidades se resisten ante la explotación de hidrocarburos, porque no encuentran que eso les represente mejores condiciones de vida y progreso. Con su modificación, se conducirá a un equilibrio en la distribución de los recursos, garantizando que se dispongan los suficientes para atender sus problemáticas de desarrollo, especialmente sociales y ambientales, generadas por la extracción de recursos naturales no renovables”, dice la congresista.

Congreso de Mujeres de la Orinoquía y la Amazonía.

Vocera de las mujeres en el Congreso

Los Llanos Orientales tienen una amplia representación en el Legislativo.

En noviembre de 2018, la senadora estuvo al frente del primer Congreso de Mujeres de la Orinoquía y la Amazonía, que tuvo el apoyo de las integrantes de la Comisión de la Mujer, la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, y la Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Ana María Tribín Uribe. El encuentro arrojó un documento que fue tenido en cuenta dentro del Plan Nacional de Desarrollo, en el que se propuso cerrar las brechas socioeconómicas y establecer un empoderamiento de la población femenina que habita en la zona rural del país. 

En el evento se planteó, además, la necesidad de fortalecer la economía del cuidado para los métodos de protección social y crear el “Sistema Nacional de Mujeres”, el cual estará integrado por representantes del Gobierno Nacional, la Comisión Legal para la Equidad de la Mujer del Congreso de la República, la Comisión de Género de la Rama Judicial, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, los organismos internacionales y las secretarías de la Mujer a nivel territorial. “Desde ya estamos trabajando para realizar el segundo Congreso con el objetivo de empoderar a ese sector de la población en el desarrollo turístico de la región”, sostiene.

Por un Casanare competitivo

En septiembre del año anterior, la Comisión Sexta del Senado realizó dos sesiones descentralizadas, una en la ciudad  de Villavicencio en la cual se debatió sobre el impacto de los derrumbes y cierres frecuentes de la vía al Llano en la economía de la región de la Orinoquía, y la otra en Yopal, para revisar los temas referentes al corredor del Sisga, la transversal de Cusiana y la doble calzada Villavicencio -Yopal. Allí se solicitó al Gobierno Nacional y a las concesionarias, la reactivación de la construcción de estas vías, las cuales son de gran importancia para los departamentos de la zona, por su conexión con el centro del país.

Con la sanción presidencial del Plan Nacional de Desarrollo, Casanare tendrá el presupuesto más alto en toda su historia, con un crecimiento en el presente cuatrienio de un 240%, frente a lo aprobado en el PND anterior. Además, se han dejado relacionados los principales proyectos de inversión que esa región requiere para mejorar su competitividad y conectividad con el país. “Por supuesto, los complejos problemas de desarrollo del departamento no solo requieren el concurso del Gobierno Nacional y territorial, sino también un entorno externo favorable en lo económico, en los temas migratorios y de seguridad y una actitud proactiva de la sociedad y el sector privado, que nos ayude a salir adelante”, afirma.

Para potenciar el turismo del Casanare, la legisladora promueve la creación del sistema de inventarios turísticos del departamento, el cual permite identificar en cada uno de los municipios sus grandes atractivos como fincas,

hoteles, restaurantes y lugares de interés. “El ideal es gestionar recursos para programas de intercambio cultural, capacitaciones de atención al cliente y marketing digital, así como cursos de idiomas con el fin de fortalecer el capital humano y brindar un valor agregado al servicio que se presta. Del mismo modo, estamos trabajando en un proyecto que busca la creación de la plataforma web turística del Casanare, donde pretendemos posicionarlo en el mercado turístico internacional. En ella se encontrarán los servicios hoteleros, de transporte, alimentación, aventura y de historia. De esta manera, buscaremos incrementar el número de visitantes nacionales y extranjeros a nuestra región”.

Una mirada positiva por el futuro de Casanare.
Comparte este contenido en tus redes sociales