El drama de los habitantes de Ciudad Bolívar para conseguir transporte


Columnistas Opinión Transporte

Germán García Maya
Concejal de Bogotá

 

54 mil usuarios, por hora, se verán afectados por desmonte del SITP provisional en Bogotá. En localidades como Ciudad Bolívar y San Cristóbal, los usuarios han evidenciado las deficiencias en la cobertura y la falta de alternativas de transporte.

Según cifras aportadas por las empresas propietarias de los buses, el SITP provisional moviliza diariamente cerca de 1.300.000 usuarios, especialmente en el sur de Bogotá.

Los usuarios están afectados por la falta de planificación que impacta la calidad y el uso del servicio, y por ende, afecta el día a día de las personas, quienes deben buscar otras formas de movilizarse ante la falta del transporte público. “En Ciudad Bolívar ya nos han quitado rutas, y debido a esto se nos están incrementando los gastos, porque debemos pagar varios pasajes para llegar a nuestros destinos, utilizamos más tiempo en los recorridos y en ocasiones debemos caminar. Muchas personas de la localidad trabajamos en el Norte y el transporte para esa zona es deficiente, debemos subirnos a los buses que más nos acerquen al sitio donde nos dirigimos”, señaló Olga Lucia Vivas, habitante del barrio República de Canadá.

De 5:00 a.m. a 7:00 a.m., y de 6:00 p.m. a 8:00 p.m. la situación se vuelve crítica para las personas. En el paradero del barrio El Tesorito en Ciudad Bolívar, las filas para subirse a un bus son interminables ante el déficit de rutas. Muchas personas deben utilizar servicios “piratas,” como transporte alternativo para llegar a sus lugares de destino.

Esta afectación se debe al proceso de desmonte del servicio Provisional del SITPR, que comenzó el pasado 15 de marzo con la eliminación de 11 rutas, y la salida gradual de circulación de 197 vehículos, según el cronograma establecido por Transmilenio.


54 mil usuarios, por hora, se verán afectados por desmonte del SITP provisional en Bogotá.


En la segunda fase del proceso, antes del 30 de abril, saldrán de funcionamiento 5 rutas adicionales, y las 13 faltantes tienen plazo hasta el 14 de septiembre. En seis meses, Transmilenio tendrá que sacar de circulación 29 rutas del SITP Provisional que funcionan en Bosa, Suba, San Cristóbal, Kennedy, Ciudad Bolívar, Fontibón y Usme.

En los próximos 3 años, dejarán de operar 136 rutas que corresponden a 5.512 vehículos que saldrán de circulación y deberán ser chatarrizados. El costo total del desmonte del esquema Provisional es de 900 mil millones de pesos.

El Plan de Desmonte de Rutas del SITP Provisional, que se realiza para integrar el Sistema de Transporte Público de Bogotá, ha generado afectación en la prestación del servicio en las zonas en donde han dejado de operar las rutas.

Como concejal, pido a las entidades respectivas investigar y tomar las medidas administrativas necesarias para que le cumplan a la comunidad con la prestación del servicio. “Integrar el trasporte público de Bogotá es primordial para brindarle un mejor servicio a la ciudadanía, en condiciones óptimas de calidad, seguridad y economía; un sistema que sea organizado y unificado, pero la falta de planificación y de un plan de contingencia efectivo no puede afectar la continuidad del servicio y la cobertura”.

Pido a la Superintendencia de Puertos y Transporte realizar un seguimiento al plan de desmonte de rutas del SITP Provisional, para evitar cualquier tipo de afectación en la prestación del servicio.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •