El Programa de Alimentación Escolar avanza en Norte de Santander

Actualidad Andina Educación

Desde que la Gobernación de Norte de Santander asumió en 2016 la operación del Programa de Alimentación Escolar (PAE), luego de que el Gobierno Nacional cediera la responsabilidad a las Entidades Territoriales Certificadas en educación, el 100% de los niños de las zonas rurales comenzó a tener acceso a su ración diaria, lo que significó un aumento del 45% en la cobertura, en relación con cuatrienios anteriores.

El notable crecimiento en los números, y el impacto positivo sobre nuestros menores, impulsó a la Gobernación a incrementar sus esfuerzos sobre el programa, con lo cual los beneficios se extendieron para llegar a todos los rincones del departamento, donde algunos niños, inicialmente, no recibían alimento en la sede educativa para hacerlo en sus casas.

Las reveladoras cifras, representadas en más pequeños accediendo a alimentación de calidad, requirió entonces un mayor fortalecimiento en la prestación del servicio. Se desarrollaron acciones de gestión e inversión que permitieron que el 90% de las sedes educativas del departamento obtuvieran equipos y el menaje necesario para mejorar las condiciones de preparación, servido y consumo de los diferentes menús.

Reconocimiento especial

El Ministerio de Educación Nacional (MEN) no pasó por alto el esfuerzo del Gobierno Departamental y en 2016 otorgó a Norte de Santander un reconocimiento especial por, incluso, fortalecer el monitoreo y seguimiento al PAE, a través de la implementación del sistema biométrico en las instituciones educativas de los 39 municipios de la región.

Docentes de las diferentes zonas del departamento se unieron al reconocimiento nacional y manifestaron que “por muchos años no se había realizado una tarea tan importante. Pero, ahora, el aporte es significativo”. Sus palabras dejaron entrever que los logros son reales. También han motivado a la Gobernación a seguir comprometida con el programa.

“Nos llena de satisfacción evidenciar, en campo, la gran aceptación y la positiva incidencia que genera el programa en la población estudiantil, que ha mejorado su orden nutricional. El programa está evitando la deserción escolar. Tenemos claro que la permanencia de nuestros menores en las instituciones educativas oficiales es una tarea que no vamos a descuidar”, aseguró el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales