El retorno de un municipio visible y próspero

Educación Gestión Pacífico Paz

El municipio de Litoral de San Juan, ubicado en el departamento del Chocó, es un territorio en el que abunda la belleza natural y en el que se vive la cultura, la tradición y la idiosincrasia de la región del Pacífico. Allí, la guerra y el conflicto tuvieron una fuerte presencia que se prolongó por décadas, pero con la implementación de los Acuerdo de Paz, miles de familias que fueron desplazadas de sus tierras hoy retornan a su territorio.

Una de las principales metas de la actual administración, en cabeza del alcalde Wilinton Ibargûen Posso, ha sido sacar adelante los programas de seguridad diseñados para garantizarle a la comunidad no volver a sufrir ningún tipo de desplazamiento o cualquier hecho violento. “Se trata de brindarles acompañamiento, realizando rondas por todo el perímetro. Esto le hace mucha ilusión a las personas, pues anhelan volver a sus tierras”, explica el mandatario local.

Siendo el campo el escenario donde se originó la violencia, debe ser allí mismo donde se inicie la construcción de la paz. Es por eso que uno de los principales objetivos en la gestión del gobierno de Ibargûen ha sido promover  la educación para la paz y lograr una inversión social suficiente que garantice la producción y comercialización de los productos que impulsen la región.

Un municipio 100% pacífico

Esta bella región del pacífico ha sido destacada por tener un gran porcentaje de etnicidad. Por un lado, se encuentran las comunidades indígenas que representan el 50% de la población, siendo el otro 50% conformado principalmente por comunidades afrodescendientes. Los representantes de las agencias de inversión más famosas del mundo, así como los agregados comerciales de 25 países como Corea, Japón, China, Australia, Canadá, México, Perú y Brasil  han destacado las bondades de la región del pacífico como un modelo de inversión y una oferta exportable de mucho interés para el mundo entero. El alcalde está seguro de que la tierra es la mayor fortaleza del municipio para contrarrestar la guerra y encaminarse hacia el desarrollo socioeconómico. Con orgullo, comenta que las tierras de su región producen “un arroz muy bueno”, que podría ser exportado y “marcar la ruta para salir adelante”. “Queremos convertimos en grandes productores de arroz, para así abastecer a nuestro municipio, garantizar la seguridad alimentaria y así generar un excedente económico a nuestros pobladores”, explica Ibarguen.Con la ejecución de proyectos presentados al Ministerio de Agricultura, se ha buscado posicionar este y otros productos al mercado internacional y de esa manera dar el primer paso para entrar a competir en este. “Necesitamos un ejército de programas sociales que potencialice las oportunidades del Litoral del San Juan y permitan resolver todas sus necesidades”, manifiesta el dirigente local.

Por un Litoral en paz

Dada su riqueza cultural y social, la alcaldía le apuesta a una inclusión que contribuya a la reconciliación y la construcción de paz. “Queremos que, por un lado, se cultiven las condiciones humanas suficientes para entender la guerra y, por el otro, queremos sembrar la esperanza en el campo, que es el motor fundamental de la economía en las regiones”, destaca Ibarguen.

Como muchos otros colombianos, el mandatario local respalda la implementación del histórico acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC para poner fin al conflicto armado más antiguo de América. Considera necesario darles prioridad a los campesinos en esta nueva fase de posconflicto. “Ellos no se meten a los grupos al margen de la ley porque quieran, sino porque no quieren que sus hijos se mueran de hambre”, señala. La situación que vivían estas personas en las zonas afectadas  las obligaba a enfrentar una guerra que no les pertenecía, según el funcionario.

Un municipio de desarrollo y pujanza

Queda claro que la gestión que continúa Willinton Ibarguen espera en estos cuatro años dejar un municipio articulado para la comercialización de sus productos con otros municipios y las ciudades más importantes del país. El principal propósito ha estado enfocado en gestionar los recursos necesarios para culminar los 3 kilómetros de la vía Naval del pacífico que va de Buenaventura hacia Bahía Málaga. El alcalde está convencido de que este es un proyecto de impacto regional, donde se han visto beneficiados tanto al departamento del Valle como el Chocó.

“Hoy queremos decirle al mundo que el Litoral de San Juan existe, que Wilinton Ibarguen es un alcalde que seguirá gobernando para su gente y que va a hacer visibilizar el Litoral de San Juan, que existe una región pequeña con gran riqueza cultural y ecológica, interesada en salir adelante”, puntualiza Ibarguen, quien espera que, al finalizar su administración, su municipio sea una ventana al mundo de desarrollo y progreso.

Además, hace un llamado especial a los entes gubernamentales para que fije sus ojos en estas poblaciones pequeñas, que cuentan con grandes potencialidades y que son preservadores de áreas naturales.

Para continuar escribiendo el importante legado que quiere dejar en este territorio, Ibarguen asegura que en este tiempo se han dado pasos gigantes en pro del desarrollo de su municipio, resultado que también  agradece a la anterior administración, a su equipo de trabajo y a los funcionarios de la alcaldía, quienes ya se muestran orgullosos de los logros hasta ahora alcanzados.

Por su trayectoria pública, el pueblo litoralense ha visto en su gobernante local las cualidades administrativas y humanas que le han permitido gobernar con transparencia. Es un hombre trabajador, sencillo y humilde, a quien los indígenas de allí bautizaron “trochita”, por considerarlo un camino que contra viento y marea ha sabido dirigir con transparencia.

Playa Los Esteros, Chocó.
Comparte este contenido en tus redes sociales