Actualidad Atlántica Gestión

En Zona Bananera “cada día somos más”

Desde la postulación de su nombre a la alcaldía, Holmes de Jesús Echeverría de la Rosa tuvo claro que quería trabajar por un mejor futuro del municipio de Zona Bananera. Su programa de gobierno descansó sobre los pilares de cinco áreas para el desarrollo, en el que se privilegiaron los temas económicos, sociales, medio ambientales, administrativos y de convivencia, que pasaron de las proyecciones de una campaña a cambiarle la vida a miles de los zoneros.

Con 47.971 hectáreas y una población de 61 mil habitantes, Zona Bananera se erige como la tercera entidad territorial más grande del departamento del Magdalena. El gran reto de su alcalde, Holmes de Jesús Echeverría de la Rosa, fue convertir al municipio en “un territorio competitivo, próspero, con oportunidades de empleo digno, ambientalmente sostenible y garante de los derechos de los niños y las niñas”. Con eso en mente, Echeverría de la Rosa le apostó a promover un desarrollo territorial, que fuera en la línea con el Plan de Desarrollo del Presidente Juan Manuel Santos Todos por un Nuevo País, y de los objetivos del milenio acogidos por Colombia ante el mundo.

El alcalde, junto a sus colaboradores, inaugurando una de las múltiples obras entregadas durante su mandato.
Echeverría de la Rosa ha sido destacado como uno de los mejores alcaldes del país.

Entendiendo que los esfuerzos para promover el desarrollo del municipio deben hacerse de manera coordinada, el mandatario ha enfocado sus acciones en implementar una política que articule los enfoques territoriales, sociales y ambientales. Esto, con el fin de convertir a Zona Bananera en un municipio que ofrezca calidad de vida a sus habitantes y, fundamentalmente, que contribuya a erradicar la pobreza extrema en Colombia. Una de las líneas estratégicas a destacar es la que orienta el desarrollo social de los zoneros, y por la que la administración municipal ha puesto en marcha grandes proyectos que, gracias a la gestión responsable de su alcalde, hoy son una realidad. Por mencionar algunos se encuentran los acueductos de Riofrío, Soplador, La Gran Vía, Julio Zawady y Prado Sevilla, por inversiones superiores a los  13 mil millones de pesos; la entrega de 17 mil textos escolares con 5.000 computadores para los colegios y la construcción del Polideportivo Orihueca, por un valor de 3 mil 800 millones de pesos.

Teniendo en mente la coyuntura del país y las transformaciones que vienen para Colombia tras la firma en 2016 de los acuerdos del Teatro Colón, la administración Echevarría de la Hoz ha privilegiado la construcción de paz “con desarrollo social e inclusión”. Hace más de un siglo, en tierras que hoy son jurisdicción de Zona Bananera, se suscribió el pacto que dio fin a la Guerra de los Mil Días en 1902, una de las grandes confrontaciones de la historia del país. A 115 años de ese hito, el municipio se ha comprometido a contribuir a la construcción de una nueva Colombia donde se “fortalezca el diálogo, a través del reconocimiento del otro, la promoción de la participación, de la incidencia política y a la promoción de prácticas no violentas en los diferentes escenarios sociales”.

Holmes de Jesús Echeverría de la Rosa

Nació en Zona Bananera, el 10 de Enero de 1980. Bachiller académico del Colegio Diocesano San José, de Santa Marta, y abogado de la Universidad Sergio Arboleda de la misma ciudad. Se ha desempeñado en cargos públicos como secretario de Gobierno de los municipios de Algarrobo y Zona Bananera, del cual fue elegido alcalde, luego de dos intentos fallidos, con el respaldo de 14.876 votos, según la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil. En su plan de gobierno, que comenzó a ejecutar en 2016 y se implementará hasta el 2019, Holmes Echeverría de la Rosa, tiene como objetivo liderar un proceso de gestión administrativa fundamentado en principios que garanticen credibilidad y acreditación.

Con el objetivo de garantizar la situación de orden público en el municipio, la administración ha construido tres nuevas estaciones de policía en los corregimientos de Riofrío, Tucurinca y Soplador, por valor de 1.500 millones de pesos, y ha dotado “con motos, estaciones de Policía y gestión de vehículos” a la Fuerza Pública, para darle herramientas en la lucha contra la ilegalidad. Sin embargo, consciente de que la seguridad no se reduce exclusivamente al mantenimiento del orden público, el municipio trabaja constantemente para garantizar otros frentes como la seguridad social, la seguridad alimentaria y la seguridad sanitaria. Aún quedan dos años para seguirle transformando la vida a los zoneros, y en esa dirección seguirá trabajando Holmes de Jesús

Como parte de su gestión para cerrar brechas sociales en el municipio, el alcalde firmó un convenio con Gases del Caribe para abastecer del servicio a San José, Palomar, veredas de Caño Mocho, Iberia y La Barca, entre otras. Serán más de 1.500 familias las que mejorarán su calidad de vida en la zona rural. “Gracias a esta inversión, muchas familias dejarán de cocinar con leña, lo cual afecta su salud; y otras ahorrarán dinero, ya que un tanque de gas que muchas veces no alcanza para el mes vale 60 mil pesos”, asegura el mandatario.

Obras de infraestructura

  • Construcción de 11 acueductos (más de 30.000 millones de pesos).
  • Vía Gran Vía a Orihueca (3.700 millones de pesos).
  • Vía Orihueca a Guacamayal (3.800 millones de pesos)
  • Vía a Palomar (4.600 millones de pesos).
  • Vía al Corregimiento de Valera (1.500 millones de pesos).
  • Vía Río a Zawady (2 mil millones de pesos).
  • Alcantarillado Riofrío (11.700 millones de pesos).
  • Alcantarillado de Soplador (2.5 millones de pesos).
  • Megaparque Guacamayal (6.700 millones de pesos).

La administración le ha apostado a la inversión en infraestructura deportiva para todos los zoneros.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 5
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares