UDCA, Excelencia y amor por la academia


Actualidad Educación

Por más de 30 años, el profesional Germán Anzola ha tenido bajo su responsabilidad el manejo de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA). En su papel como rector ha seguido de cerca el proceso de transformación que ha experimentado la institución para convertirse en un centro académico de excelencia con proyección nacional e internacional. Su mayor reto ha sido la formación de futuras generaciones que aporten al desarrollo sostenible del país.

La excelencia y el amor por el medio ambiente son la razón de ser de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA). Su historia ha reflejado un camino de trabajo para alcanzar la calidad de la que hoy gozan como institución de educación superior en Colombia. Pese a los grandes retos que se tienen frente al avance de la tecnología y la globalización, el centro de enseñanza ha aprendido a reinventarse para responder al desafío de formar profesionales altamente calificados para enfrentarse a un mundo mucho más abierto y competitivo.

La historia de la UDCA ha estado ligada a la tarea que ha cumplido Anzola por más de 30 años como rector de la institución. El ejercer el cargo por largo tiempo le ha permitido ser testigo del crecimiento de la universidad no solo en su parte académica, sino también física. En sus inicios, el centro de educación superior priorizó las ciencias agropecuarias, pero su portafolio se fue ampliando con el paso de los años, sin perder la vocación ambiental que lo ha caracterizado. “Algo que es fundamental para la universidad, que es la razón de ser de la misma es el tema ambiental. Todos sabemos que el mundo se ha propuesto lograr unas metas que se identifican como los objetivos del desarrollo sostenible y en eso estamos totalmente comprometidos”, asegura el directivo.

La excelencia se ha construido poco a poco. Su preocupación por contar con docentes de una alta preparación académica, así como brindar a los alumnos formación no solo en áreas de conocimiento científico, sino también en arte, cultura y humanidades, le han ayudado a la institución a cumplir con el objetivo que se ha trazado de entregar profesionales integrales a la sociedad.

Actualmente, la universidad tiene un 60% de sus programas acreditados, aunque su meta es alcanzar ese nivel de reconocimiento para el 40% restante. Por eso, la lucha “por alcanzar estándares de excelencia y mantener la calidad por encima de un promedio” en la universidad es permanente, reconoce el rector. El plus de la institución es haber alcanzado este prestigio académico también en el contexto internacional, donde la educación está en evolución continua y cada vez la competencia es mucho más alta.

En la UDCA el espacio para personas reinsertadas ha estado abierto desde hace ya un tiempo, pero con la entrada en vigencia de los Acuerdos de Paz, los cupos para acceder a la universidad han tenido una demanda mayor. Sin embargo, el proceso educativo con los desmovilizados es diferente, porque el proyecto de vida de cada exguerrillero exige una formación especial.

Anzola considera que, para aportar significativamente desde la academia a la transición de la guerra hacia la paz, se deben entender las necesidades y el trasfondo psicosocial de quienes buscan reintegrarse a la sociedad. “Son personas que vienen de otras disciplinas, de otra forma de asimilar y apropiarse del conocimiento. Es por ello que las universidades tenemos que hacer esos replanteamientos pedagógicos para poder atender a esa población”. Aclara que no todos están interesados en una vida como profesional. “Para algunos, su visión se enfoca en la de ser empleados y, si es así, se debería educarlos para que puedan alcanzar esas metas”.

Germán Anzola Montero. Es licenciado en Biología de la Universidad Pontificia Javeriana. Ha realizado cursos de postgrados en temas médicos, biológicos y pedagógicos. Cuenta con un diplomado del Programa Dies, Harvard Graduate School of Education. Ha desempeñado cargos directivos, administrativos y docentes en diferentes instituciones de carácter nacional e internacional. Actualmente ocupa el cargo de rector de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales U.D.C.A, en Bogotá. Es director ejecutivo de la Asociación de Universidades de América Latina y el Caribe; presidente de la sede Colombia para Virtual Educa; vicepresidente regional de la Organización Universitaria Interamericana; presidente de la Red Colombiana de Formación Ambiental y miembro del Consejo Directivo de la Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares