Andina Bicentenario Estado Gestión Gobierno

Garagoa conoce el camino

El municipio de Garagoa, conocido como “La Sultana del Valle de Tenza”, está ubicado al sur del departamento de Boyacá y, a su vez, funge como la capital de la provincia de Neira. Encumbrado en la Cordillera Oriental, siendo un lugar equidistante y de obligatorio paso entre el altiplano cundiboyacense y la Orinoquía, cuenta con exuberantes paisajes y una amplia oferta turística y gastronómica. Julio Ernesto Sanabria Guerra, un ingeniero de vías y transportes que, por amor, se preparó para ser alcalde, vio el potencial geográfico, humano y cultural de la región para ponerlo al servicio de los colombianos.

Teniendo en cuenta el plan de desarrollo municipal propuesto en 2016 por el alcalde de Garagoa, el ingeniero Julio Ernesto Sanabria Guerra, que tomó como lema “Porque Conocemos el Camino”, se trazó una hoja de ruta en la que se priorizaron los temas sociales, agropecuarios y, en especial, de infraestructura, para contribuir al desarrollo del municipio en este cuatrienio. A pocos meses de finalizar su gestión, el mandatario expresa la satisfacción de haberles cumplido a los garagoenses, gracias a la reorganización administrativa que se propuso como meta. Desde luego, su ardua labor fue reconocida con la condecoración de la Orden al Mérito del Buen Ciudadano, otorgada en dos ocasiones por la Policía Nacional en la ciudad de Tunja, que destacó el trabajo mancomunado que realizó la Administración en favor de la comunidad para garantizar su seguridad.  

Granjas productivas

Proyectos productivos que enriquecen la economía regional.

El mandatario de los garagoenses informa que, con pocos recursos, pudo avanzar en el proceso productivo del campo y que gracias al apoyo de la FAO –Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación- y del Programa Mesoamérica sin Hambre se logró ejecutar el proyectos de las ECAS (Escuelas de Campo Agropecuarias), que apoyaron a  la tecnificación del campo, se impulsó el proyecto de la “Placita Campesina” que le apuesta a reducir la pobreza rural mediante un sistema agroalimentario autosostenible que también permite abastecer los mercados de la región. “Hemos venido trabajando con las 

asociaciones campesinas, ganaderas, lácteas, cañicultoras y agricultoras. 

Les hacemos entender que no están solas. Debemos ser constantes con esa comunidad y forjar espacios para tecnificar sus actividades, cambiar su mentalidad y ofrecer alternativas que les permitan generar mayores ingresos para sus familias”. 

Sin embargo, Julio Ernesto Sanabria le ha insistido al Gobierno Nacional, saliente y entrante, que le preste mayor atención al campo, en especial a quienes han padecido los rigores del conflicto armado. “Considero que el Gobierno debe destinar los recursos del Fondo Colombia en Paz con miras a fortalecer lo rural y dejar que la etapa del posconflicto siga su rumbo”.

Mejoramiento de la calidad de vida

Durante los cuatro años de mandato, el alcalde ha demostrado su compromiso con mejorar la calidad de vida de la población. Es por eso que su Administración ha dejado como resultado la construcción de la Institución Educativa San Luis; el Centro de Integración Ciudadana, en el barrio Santa Bárbara; la cubierta y graderías de la cancha, en el barrio Ciudad Jardín; la gestión en la ejecución del proyecto que pretende la implementación de la jornada única en la Institución Educativa Técnica Industrial Marco Aurelio Bernal; y el Estadio Municipal va a obtener un mejoramiento en sus instalaciones. 

La Administración Municipal se ha comprometido con la niñez garagoense, la población víctima del conflicto armado, los discapacitados y, en especial, a los adultos mayores, con un Centro Vida que se encarga de brindarles un envejecimiento activo. Asimismo, ha optimizado la vivienda rural y la asistencia técnica en el campo, 

al punto que la inversión en proyectos rurales para este 2019 va en $10.515.843.496 y se espera que supere los 13 mil millones de pesos. 

Desde su experticia como ingeniero y experiencia al haber trabajado para el municipio anteriormente en su práctica profesional, el alcalde continuó analizando cómo mejorar la calidad de vida mediante el suministro de agua potable para el sector rural, es por eso que se trabaja en la construcción de dos acueductos interveredales: el primero, que incluirá las veredas Quigua Arriba, Quigua Abajo, Resguardo Arriba, Resguardo Santa Bárbara, Fumbaque, Caracol, Cucharero, y posiblemente Curial, Escobal e Hipaquirá Norte; y el segundo, en Bancos de Páramos, Bancos de Arada, Bojacá, Arada Grande, Arada Chiquita, Guayabal, e Hipaquirá Sur, que beneficiarían aproximadamente a 5.012 personas.

Importantes obras sociales y de infraestructura le dieron un nuevo aire a “La Sultana del Valle de Tenza”

Apuestas ambientales

La Administración deja abonado el terreno en materia de energías renovables en la cabecera municipal de Garagoa y su área rural. Y no es para menos, durante los casi cuatro años de gestión, se han instalado sistemas de iluminación amigables con el medio ambiente en las principales calles y parques de la localidad, con los cuales se da un puntapié inicial en su implementación en la totalidad del territorio, en los próximos años. 

De igual manera, Julio Ernesto Sanabria estuvo al frente del proceso que puso en marcha la Planta Integral de Residuos Sólidos, un ejemplo nacional avalado por los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y de Vivienda, que no  solo le ha servido por más de 15 años a 

Garagoa sino a la región y busca su ampliación, en convenio con Fonade y el DNP, para tener una vida útil de 25 años y que sea aprovechada por el Valle de Tenza, la región de Márquez y municipios de Cundinamarca.

Otro aspecto fundamental para la alcaldía, es la protección de su principal afluente que ha sido vulnerado por la actividad minera, la cual según el mandatario es difícil combatir porque la Administración no tiene las competencias para otorgar licencias como sí lo puede hacer la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor). “Hemos luchado para que no se aprueben más licencias mineras, generamos conciencia a la comunidad y así, entre todos, cuidamos el río Garagoa, nuestra fuente hídrica”.

Atractivo bicentenario

La cultura y el deporte han sido pilares clave en la administración de Julio Ernesto Sanabria.

Gracias a su ubicación geográfica y climática, Garagoa es punto clave en el turismo cundiboyacense, debido a la pavimentación de la transversal que del Sisga conduce al Casanare y de la adecuación de las vías internas del municipio, sus habitantes están agradecidos con el mandatario. En la historia de Garagoa nunca se había registrado un avance en vías como el este periodo, que entrega más de 60.000 metros cuadrados distribuidos en pavimento rígido en vías urbanas y pavimento flexible en vías secundarias. Estas últimas, son obras para mostrarle al país. 

Varios de sus atractivos son: su gastronomía, que incluye la producción de garullas, pan de maíz, queso campesino y las génovas, entre otras. 

A raíz de esta riqueza culinaria y su biodiversidad, se han delimitado rutas paisajísticas, la primera es la del Café, donde hay una temperatura templada y circunda al río Garagoa y a los municipios de Chinavita y Pachavita; la segunda, es la del Pancoger, de un clima más frío y que está encaminada hacia el ecoturismo y cubre las zonas del cerro de Mamapacha y los sectores de Mundo Nuevo y Miraflores. 

Con esos potenciales, Garagoa jugará un rol trascendental en el desarrollo del Bicentenario de la Independencia y sus actividades adyacentes. Los municipios del Valle de Tenza también aportaron un reducto que formó parte del ejército libertador, como el caso de Ignacia Medina, una mártir que sirvió a la causa patriota en el suroriente de Boyacá, quien fue fusilada en Garagoa.

Comparte este contenido en tus redes sociales