En Tibú se teje la paz

Alcalde de Tibú, Jesús Alberto Escalante.

Tibú, uno de los municipios que es parte de la zona del Catatumbo, lleva tres años trabajando por cambiar su imagen y mostrarle al país la fuerza de una tierra de gente pujante y trabajadora que ha sido estigmatizada por culpa de la violencia que ha golpeado por décadas a esa región. Su alcalde, Jesús Alberto Escalante Ascencio, quiere tener éxito en donde otros fracasaron y convertir a Tibú en un territorio de paz.

Para lograrlo, la alcaldía de Escalante Ascencio ha puesto a funcionar una fórmula que ya ha dado muestras de efectividad. Se trata de darle a las obras sociales y de infraestructura un enfoque de construcción de paz. De esta manera, con el objetivo de embellecer al municipio y de convertirlo “en una especie de centro comercial a cielo abierto en donde todo esté dispuesto para el goce y el disfrute de la ciudadanía”, el mejoramiento de la red terciaria, de escenarios deportivos, de parques, y la construcción de hospitales, de colegios y de manera infinitamente más relevante, de electrificar la zona rural del municipio, se están poniendo todas al servicio del posconflicto y se han constituido como la esencia para poder potencializar las bondades del municipio y de los tibuyanos.

“Nosotros hemos sentido el posconflicto. Aquí tenemos un Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR), así como planes de sustitución de cultivos y hemos visto que los ex miembros de las Farc se han mantenido firmes en su promesa de no recaer en los cultivos ilícitos pero por ejemplo no tienen luz entonces, nosotros tenemos que mostrarles la presencia del Estado y estamos trabajando por eso”, señaló el alcalde.

El presidente de Colombia, Iván Duque, visitó la zona del Catatumbo y se reunió con el alcalde Jesús Alberto Escalante.

Refiriéndose específicamente a la electrificación, uno de los puntos que gestionó la alcaldía durante la visita presidencial el pasado mes de agosto, el alcalde señaló que el 70% de la zona rural del municipio está sin electrificar y que por eso fue uno de los temas que más gestionó para que se llevaran a cabo.

“En esta era es imposible creer que haya tanto déficit en el territorio. Casi 14.000 familias en todo el Catatumbo están sin electrificación y celebramos que comencemos la electrificación de 2.500 familias porque antes de nosotros no se había gestionado absolutamente nada. Ya comenzamos con el Gobierno Nacional y ojalá otras entidades como Empresas Públicas de Medellín (EPM) puedan ayudar con esta iniciativa porque la paz no va a ser una realidad si uno no proporciona servicios básicos como la luz”, dijo el alcalde.

Reconociendo que una cosa es mirar los problemas del municipio por fuera de la alcaldía, y otra muy distinta es trabajar por su región en calidad de alcalde, Escalante Ascencio es un fiel convencido del servició público y tiene claro que no quiere dejar de trabajar por su región. “Por ejemplo a mi ningún exalcalde, nadie, a mí nadie me preparó para lo que sería la locura de conseguir recursos a nivel nacional, pero se ha logrado y es una experiencia que me gustaría compartir con la persona que llegue porque tendrá que gobernar para todos los tibuyanos”, dijo el alcalde.

Por la seguridad de los líderes sociales

Así mismo, el alcalde de Tibú está trabajando con el ministerio del Interior para implementar una ruta rápida que genere un mecanismo de defensa y protección a los líderes en el territorio. Haciendo un llamado frente al hecho de que en Colombia se habla de líderes sociales pero no se mencionan los concejales de los municipios quienes, al ser los representantes de la voz del pueblo, viven constantemente en peligro, Escalante señaló que “todos estamos en peligro y en la mira de unos y de otros. Es que, el primer defensor de los líderes sociales es el alcalde municipal pero lamentablemente no tenemos ni las herramientas ni los mecanismos para defendernos a nosotros mismos. Nosotros desde la Unidad de Víctimas y la Personería estamos en constante comunicación con los líderes y buscamos la manera de protegerlos y de llevarlos a la Unidad Nacional de Protección, pero hay casos en los que ni siquiera nos enteramos de que estaban en riesgo por sus actividades como líder y no podemos hacer nada”, puntualizó el alcalde.

Con el objetivo de embellecer al municipio, la alcaldía de Escalante ha supervisado personalmente las obras.

Infraestructura al servicio de la paz

La alcaldía municipal ha promovido las actividades al aire libre buscando que los tibuyanos hagan uso de los espacios sociales.

Al comenzar este año, la administración de Escalante Ascencio inauguró la reconstrucción del Puente Largo de la red terciaria, que comunica Tibú con Astilleros. Al mencionar la necesidad que tiene el municipio por tener puentes de última generación, nos comentó que su equipo de trabajo lleva varios meses trabajando con INVIAS para poner en marcha la construcción de cuatro proyectos, los cuales cambiarán de manera significativa la vía central del municipio.

Adicionalmente, el alcalde ve con buen agrado, ojos y esperanza, “que el presidente está enfilando baterías para conseguir los recursos para la vía, Astilleros-Tibú y Tibú-La Gabarra”. El gobierno está priorizando esta ruta y está comprometido en conseguir los recursos para esta carretera, todo ello con miras al compendio completo de Astilleros-Tibú, Tibú-El Tarra, Convención, La Mata lo que traerá grandísimos beneficios para nuestro municipio.

Adicionalmente, esta administración mejoró los espacios públicos, las vías internas, los andenes, los parques infantiles, recuperó el parque principal (absolutamente olvidado y destruido) e hizo una excelente gestión frente a los escenarios deportivos.

A este particular respecto, desde el 2016 la administración de Escalante Ascencio arregló diez espacios de deporte y este año planea dejar entregados otros 16 para “sacar a las personas del televisor y permitirles espacios de recreación al aire libre”.

El Parque Principal, que se encontraba en el olvido, volvió a la vida con la restauración que le hizo la alcaldía.
Durante los últimos tres años se pavimentaron vías terciarias y se fortaleció la infraestructura vial.

Con el claro objetivo de embellecer la casa, hay otras obras que por falta de recursos no se pudieron materializar como la construcción de un segundo hospital y un colegio para el municipio, pero que ya están gestionados para ponerse en marcha este 2019. “Esperamos que este año se concreten y sabemos que así será porque no podemos dejar de segur trabajando en el territorio”, puntualizó con optimismo. Frente a este tema en particular, el alcalde se refirió a la ola de migrantes venezolanos y dijo que esa problemática ha afectado el aspecto social de toda la región. “Estos tres años han sido muy difíciles. El crecimiento de nuestra población por la venida de nuestros hermanos de Venezuela ha complicado y ha dificultado la situación económica de los tibuyanos y los estamos ayudando en lo que podemos pero sí es un nuevo factor a tener en cuenta”, finalizó diciendo.

Adicionalmente, de acuerdo con el alcalde la falta de recursos, la violencia, los problemas de orden jurídico y sobretodo las dificultades frente a la legalización de predios ha complicado la implementación de programas sociales, pero no por ello se han dejado de llevar a cabo. “Hemos logrado fomentar el crecimiento del ser humano desde los colegios (hay uno que vamos a reconstruir con Ecopetrol) a través del fortalecimiento de docentes y estudiantes con Wifi en los colegios y estamos gestionando con el Gobierno nacional para que se instale una sede del SENA en nuestro municipio”, dijo.

Así mismo, un hospital fue construido durante los últimos tres años y otro está en construcción pero ojo, una de las más grandes denuncias hechas por Escalante Ascencio la hizo frente a las prestadoras de salud, sobre las que argumentó que las personas se están muriendo por la falta de cumplimiento de las mismas. “El servicio no mejora ojalá los alcaldes pudiéramos cerrar las EPS que no cumplen y que asesinan porque si, la palabra es fuerte, pero están dejando morir gente de una manera tan indolente que uno no sabe qué hacer”, finalizó.

Desde el 2016 la actual administración ha arreglado 10 espacios deportivos y planea entregar otros 16 para este 2019.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 659
  •  
  •  
  •