La nueva Solita es un trabajo de todos

La nueva Solita es un trabajo de todos

El municipio de Solita, Caquetá, ha logrado abrirse campo en el desarrollo económico, social y turístico que ha experimentado el departamento con un adecuado manejo por parte de su alcalde Justo Pastor Martínez Ramírez de los recursos propios y los que han ingresado por concepto de regalías. Luego de ser un territorio utilizado para cultivos ilícitos, abandonado por el Estado y con grandes problemas de seguridad, esta zona revivió de las cenizas y volcó su economía a los sectores productivos ganaderos y de pancoger.

S olita es un municipio ubicado en el suroccidente del departamento de Caquetá, a orillas del majestuoso río del mismo nombre. Se caracteriza por su gente hospitalaria y amable, por su riqueza verde y biodiversa y su patrimonio cultural como la Parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo. Además, cuenta con una hermosa finca que lleva el nombre de San Isidro gracias al Padre Nelson Guzmán Arias, párroco de la época, ubicada a 1,5 km de la población a las afueras del municipio por la vía carreteable que conduce al núcleo Chontillosa Medio. Estos últimos, son recintos de devoción para turistas y oriundos que se llenan de visitantes en el mes de julio, cuando se conmemora el Día de la Virgen. 

“Igualmente contamos con un centro de memorias localizado en la Villa Olímpica, lugar para recordar y compartir en familia las raíces de nuestros fundadores”, explica el mandatario local, quien también se ha enfocado en fortalecer este tipo de turismo mostrando a Solita como el puerto más importante de esta región. “Aquí se proveen y adquieren los productos de la canasta familiar e igualmente el transporte para los habitantes de nuestros municipio vecinos como lo son Solano, Curillo, Milán y Guzmán (Putumayo) puesto que el río Caquetá nos conecta y marca la frontera entre el ambos departamentos”, añade. 

La Alcaldía mantiene el desarrollo integral logrado de la mano con la comunidad. “Si incluimos a todo el mundo en el cuento y administramos con toda la población es posible salir adelante”, asegura el mandatario. Por esto trabaja de manera mancomunada con las juntas de acción comunal y asociaciones comunitarias de la localidad, para lograr extender los recursos existentes a través de convenios solidarios y hacer nuevas alianzas que los hacen competitivos a nivel departamental y nacional. Ejemplo de esto, es el apoyo que con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) se les ofrece en los últimos años a los alumnos de educación básica para que tengan la oportunidad de continuar con sus estudios y lograr un espacio en la oferta laboral de la región.

Combatiendo la pobreza

Para el alcalde de Solita es imposible hacer frente a los elevados índices de pobreza que ostenta el municipio, sin darles a las personas las herramientas necesarias para salir de su condición actual. De acuerdo con el mandatario, cuando los grupos al margen de la ley se paseaban por todo el territorio y lo convirtieron en la despensa cocalera del país, por razones de abandono estatal, sus habitantes no tuvieron otra opción que basar su economía personal en los cultivos de uso ilícito. Ahora, con un acuerdo de paz en marcha y el regreso a la producción agrícola, ganadera y láctea, la administración ha logrado visibilizar la producción de “22 mil litros de leche al día y más de 130 toneladas de queso”, y ha materializado proyectos que incentivan una ganadería responsable y generadora de empleo. Esto “gracias a un proyecto de repoblamiento bovino que impulsamos con el comité de ganaderos de la época, cuando fui alcalde por primera vez de los solitenses período 2004-2007”, agrega.

Es necesario que también se otorgue una infraestructura suficiente para poder transportar los rendimientos de la ganadería, en concepto del alcalde. “Para eso, los recursos que el Estado nos gira, los hemos invertido correctamente y de la forma más equitativa posible para construir puentes, corredores, y sistema de alcantarillado, contratando con las Juntas de Acción Comunal mediante convenios solidarios”, explica Martínez.

El mandatario destaca principalmente el trabajo que se ha hecho para fortalecer la red vial terciaria. “Tenemos las rutas transitables. También se logró la electrificación rural que actualmente se encuentra en un 80% faltando pocas veredas y, unas viviendas en las llamadas ‘colas’ del territorio (…) es un municipio accesible con vía carreteable para la industria, el comercio y el turismo”, agrega. Y es que bajo el lema “¡Unidos de Corazón por Solita!”, la administración ha dado pasos importantes para fortalecer la región como centro ganadero, agrícola, cultural, turístico y amigable con el medio ambiente, pues, “es uno de los pocos municipios en Colombia en que cada familia del casco urbano clasifica sus residuos, para que la empresa de servicios públicos los recolecte en los horarios establecidos”, sustenta.

La administración se encuentra en desarrollo del proyecto del patinódromo para el municipio con recursos del SGR.
Se realizó la construcción de un restaurante escolar con recursos de regalías en zona rural del municipio, en la institución Educativa Chontillosa Medio.

Cómo volver a creer

La Alcaldía ha hecho un esfuerzo significativo para que los solitenses vuelvan a confiar en la administración pública, pues durante el conflicto armado, este municipio se vio envuelto en actos de violencia y asesinatos por los grupos mencionados, como ocurrió con el alcalde de la época Luis Carlos Caro Pacheco, desplazando a todos los funcionarios a laborar desde la ciudad de Florencia. Esta situación atrasó en años el buen funcionamiento de la gestión pública, económica, infraestructural, educativa y turística. 

El acercamiento con la comunidad ha sido fundamental para que la “gente vuelva a confiar”. Por esto, el alcalde acostumbra visitar periódicamente sus comunidades. Justo Martínez va a cada una de las veredas a socializar e inaugurar obras, hablar con los habitantes y a tratar los temas que ellos consideran pertinentes. “También vamos a las diferentes sedes educativas, a realizar los eventos culturales, celebramos los días importantes como es el día de la niñez y de la familia con las sedes rurales de la zona, en estas actividades trabajamos con mi coequipera y esposa, la gestora social del municipio”, Yaneth Soto Calderón, quien ha sido un apoyo fundamental para el alcalde, trabajando con las asociaciones y las poblaciones vulnerables en la generación de programas que le cambien la cara a la región. 

“Solita Sin Coca se llevó a cabo gracias a la iniciativa del Gobierno Nacional PNIS (Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito), y aunque los campesinos aún no han recibido el apoyo económico, la esperanza es grande en la comunidad”. La voluntad, característica de los solitenses, los llevó a realizar un acto, “en el que nos reunimos en el parque principal y quemamos las plantas de coca como símbolo de que ya no queríamos este cultivo en la región. Desde ese día no hay una sola planta de coca en el municipio”, resalta el mandatario, quien, sin embargo, considera necesario el apoyo de la nación para implementar un cultivo sostenible y devolverle la tranquilidad y estabilidad económica a su gente.

Esta administración adquirió vehículos nuevos que ingresan al banco de maquinaria del municipio para trabajar en las vías carreteables.
Se va a adquirir un carro compactador para el manejo de las basuras.
Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •