Gobierno decretó emergencia carcelaria

Actualidad

Desde hace dos décadas la cárcel La Modelo de Bogotá no presentaba escenas de violencia como las que se registraron la noche del sábado 21 de marzo. Hechos que fueron transmitidos por los mismos reclusos desde el interior de la prisión, en donde protestaban frente a las condiciones inhumanas en las que se encuentran, sumado al temor por la propagación del nuevo coronavirus, Covid-19, en el centro penitenciario.


La situación que demandó la intervención del Inpec, la Policía y unidades del Ejército, también se replicó en los penales La Picota y El Buen Pastor en la capital. El motín dejó un saldo de 83 heridos, nueve guardas lesionados y 23 internos muertos. Los disturbios que tuvieron lugar en Bogotá, empezaron al mismo tiempo en otras doce cárceles del territorio nacional como en Popayán, Jamundí y Cartago, donde no se reportaron heridos, ni fallecidos.

Los hechos que llamaron la atención de todo el país, obligaron a una reunión de urgencia entre el Inpec y los ministros de Justicia y Defensa, para decretar emergencia carcelaria, teniendo en cuenta que esta medida permitirá decisiones como el traslado de los internos.

La jefe de la cartera de Justicia, Margarita Cabello, y el director general del Inpec, Norberto Mujica Jaime, adelantan un censo de quienes saldrían en detención domiciliaria transitoria. Esto mediante el decreto que será emitido en las próximas horas por el Gobierno Nacional, para descongestionar las cárceles frente al coronavirus.

Los reclusos a los que cobijaría la iniciativa son adultos mayores de 60 años, madres gestantes, personas que padezcan enfermedades graves como VIH o cáncer y quienes estén en condición de discapacidad, así como los presos que hayan cumplido las tres quintas partes de la pena y cuenten con permiso de 72 horas.

Cabello dejó en claro que por ningún motivo se otorgará el beneficio a acusados de delitos de lesa humanidad, sexuales o contra el Estado. Se calcula que serían al menos 10.000 reclusos los que recibirían la detención domiciliaria transitoria.

Comparte este contenido en tus redes sociales