San Andrés Comienza A Definir Su Futuro

Durante años, los colombianos han visto las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina como el paraíso insular del Caribe colombiano, con playas de arena blanca y un mar de siete colores que lo convierten en un lugar atractivo para turistas nacionales y extranjeros. Sin embargo, las dificultades han afectado a sus habitantes como en cualquier zona del país, por lo que su representante Elizabeth Jay-Pang tiene como norte fortalecer el trabajo con el Gobierno Nacional para ofrecer mejores condiciones de vida a los isleños.

Para la congresista Elizabeth Jay-Pang es claro que cuando se hacen las propuestas para San Andrés, Providencia y Santa Catalina, no se tienen en cuenta la sostenibilidad y la cultura, por lo que considera apremiante que en los planes que se desarrollen desde lo público para el archipiélago y sus habitantes, no se dejen de lado estos aspectos tan importantes, si se quiere garantizar un desarrollo social y económico para la isla que perdure en el tiempo. “Cuando legislan para el archipiélago siempre hacen lo que quieren. Por eso, el actual Gobierno está tratando de organizar la situación que se vive y que afecta especialmente la competitividad del departamento”, señala. Según la representante, las islas tienen que ser una plataforma para proyectar a Colombia hacia el Caribe Occidental, debido a que comparten fronteras marítimas con siete países de la zona. 

“Nos preocupamos mucho por la educación superior, por mejorar los colegios, que los programas de emprendimiento sean sostenibles, que puedan aportarle a esa empleabilidad que necesita el departamento. Estamos haciendo gestión a través del Congreso de la República para que el país dirija su mirada hacia ese territorio insular, olvidado en muchos casos por el Estado colombiano en el tema de inversión social”. 

Así, la representante ha conseguido visibilizar las necesidades del departamento ante entidades del orden nacional, con lo que ha conseguido defender el presupuesto del Servicio Nacional de Aprendizaje, que incluso aumentó en 80 mil millones, así como también obtuvo el equilibrio de las partidas de los Institutos de Formación Técnica Profesional con las Universidades.

Necesidad de unas soluciones propias

Defendimos los intereses y beneficios tributarios que eximen del cobro del IVA al territorio del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y que se derogaban en el Plan Nacional de Desarrollo presentado por el Gobierno Nacional, logrando que los isleños continúen gozando de estos beneficios

La sobrepoblación en las islas es uno de los problemas que necesita una estrategia real y aplicable, pues ha derivado en la inseguridad y la falta de oportunidades para la población insular. “La cosa es que nunca se tiene en cuenta cuántas personas realmente vivimos en el archipiélago. Por lo regular, dejan por fuera el 40% de las personas y, sin embargo, hay que darles atención”, expresa la parlamentaria. 

Pero las dificultades no paran allí. Jay-Pang asegura que la juventud de San Andrés está en crisis, pues con el recrudecimiento del narcotráfico, las bandas delincuenciales han ido en aumento y están reclutando en sus filas a jóvenes del departamento. “A veces en Colombia como no conocen muy bien como es la situación en San Andrés, creen que nosotros no tenemos víctimas, pero somos el último eslabón del narcotráfico y es en lo que está envuelta nuestra juventud”. 

En ese aspecto, la representante asegura que se está trabajando con el Gobierno Nacional para consolidar planes de choque que permitan desarrollar programas de empleabilidad en el archipiélago, como los que están relacionados con la conectividad. “San Andrés debe convertirse en un centro de información para las comunicaciones, para que crezca la posibilidad de consolidar negocios a través de internet. La conectividad es pésima en la isla y la necesitamos para que nuestros negocios de turismo puedan tener muchísimos más frutos y así personas de todo el mundo puedan llegar a la isla”, asegura.

San Andrés y los océanos, con capítulos propios en el PND

La puesta en marcha de los planes y programas de las entidades nacionales en el territorio insular son una prioridad para el desarrollo de las islas; uno de estos es el funcionamiento de la planta RSU con la cual se solucionaría una de las problemáticas criticas de la isla, las basuras.

Para solucionar parte de las necesidades de San Andrés, Jay-Pang trabajó fuertemente a la hora de discutir el Plan Nacional de Desarrollo. Durante los debates, la congresista de los isleños procuró que la exención del IVA del departamento fuera tenida en cuenta para que no se eliminara. Asimismo, logró congelar las tarifas del impuesto al consumo de licores, vinos, aperitivos y similares en el territorio del Archipiélago, contenido en el Artículo 148 del Proyecto de Ley del Plan Nacional de Desarrollo. 

No obstante, este no fue su único logro, pues la representante logró que las islas tuvieran un capítulo especial bajo el nombre Pacto Seaflower Region, además del Pacto por los Océanos, con el que se busca garantizar que el país vuelque su mirada hacia el mar como eje de desarrollo. “Con esto estamos cumpliendo un sueño compartido por todos los habitantes: un capítulo especial para el Archipiélago, el reconocimiento de la Reserva de Biosfera y de nuestra identidad diferencial y excepcional, son propuestas que vienen desde nuestra campaña y que ya se están materializando”, aseguró Jay-Pang Díaz.

El estatuto raizal, la deuda con la Isla

El estatuto raizal es una de las deudas más grandes que se tiene con el departamento y sus habitantes, ya que hasta ahora no ha logrado consolidarse como una carta que establezca la ruta para el crecimiento económico de esta población, así como la protección de sus tradiciones y costumbres ancestrales. Según la legisladora, por más de 50 años la comunidad ha proyectado tener un estatuto en el que se defiendan realmente la cultura y la lengua que tanto han sido avasalladas. 

El proyecto que está radicado en el Congreso es visto como incompleto por los raizales. Sin embargo, Jay-Pang destaca la voluntad del Gobierno Nacional para tener contacto con las comunidades y concertar las modificaciones necesarias. La congresista considera que los años de trabajo que se han dedicado en el estatuto no se pueden “echar por la borda”, pues han implicado tiempo y recursos de ambas partes. “Necesitamos ver cómo organizamos ese proyecto para que pueda tener frutos”, agrega.

Un día para reconocer la historia raizal

Desde la Comisión Accidental del Estatuto Raizal estamos garantizando que se reconozcan y salvaguarden los derechos, la cultura y la tradición del pueblo raizal del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

La congresista está al frente del proyecto de ley que establece el primero de agosto como el Día Nacional del Pueblo Raizal, pues considera que es un reconocimiento que les debe dar todo el país a los habitantes de las islas, con el que se busca mostrar y preservar la cultura e idioma de la región. “Estoy totalmente segura de que nuestra cultura ha influenciado muchísimo en la historia de Colombia y muy pocas veces nuestro país hace este reconocimiento. El archipiélago fue el primer lugar del país donde se dio la emancipación de los esclavos. Los liberamos por primera vez y por eso escogen ese día como el de la raizalidad. Eso allanó el camino para que en el resto del territorio se liberaran los esclavos. Ese es uno de los aportes que no se conocen”.

La salud que los isleños merecen

Los hechos de corrupción en el único hospital de la isla han llevado a que la calidad en la prestación de los servicios de salud, vinieran en detrimento y que no se pueda dar una atención oportuna a los pacientes que estén más delicados. En este sentido, la representante es enfática en señalar que se deben mejorar los equipos y elementos esenciales para el funcionamiento del Hospital Clarence Lynd Newball Memorial, por lo que ha propuesto que se tome el 5% del impuesto de turismo de las islas para actualizar la tecnología en el centro de asistencia médica local. 

“A través de ese recurso podríamos tener mejor equipamiento. No tenemos máquina de gases arteriales, de diálisis, el de tomografías se acaba de arreglar, pero no es moderno y la cámara hiperbárica no está funcionando, sabiendo que uno de los atractivos turísticos de la isla es el buceo”, sostiene. 

A pesar de la situación, la congresista celebra que al momento de debatir el Plan Nacional de Desarrollo (PND), el Partido Liberal consiguiera una partida monetaria dirigida a las EPS para que hicieran labores de promoción y prevención de las enfermedades. Esto permitirá que el monto, que llega a los 500 mil millones de pesos se dirija a las IPS, lo que beneficiará también a los centros médicos de las zonas más alejadas de la capital del país.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •