Actualidad Andina Educación

“Hemos sembrado semillas de paz”, Escuela Normal Superior de convención

La Escuela Normal Superior de Convención es una institución educativa que a través de los años ha hecho historia no solo en el municipio, sino también en muchas regiones del país. Durante su funcionamiento, ha dejado huella impartiendo una enseñanza de calidad a niños y jóvenes y formando líderes idóneos con valores para la sociedad que hoy se necesita.

Su historia está unida a la de las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación que es una congregación religiosa de vida apostólica y de derecho pontificio, bajo la espiritualidad de la orden de Santo Domingo de Guzmán. Esta comunidad llegó a Colombia el 21 de junio de 1873, presidida por la Reverenda Hermana Paulina. Se estableció en Bogotá y desde entonces se ha extendido por todo el país.

Desde sus inicios, la congregación tuvo dos claras orientaciones: la atención a los enfermos para procurarles auxilio corporal y la formación de las niñas campesinas sin asilo y sin recursos, para educarlas en la moral y enseñarles a trabajar para ganarse la vida superando la miseria y la ignorancia.

El 13 de agosto de 1917 se firma en Bogotá un contrato entre las religiosas y el Gobierno para el funcionamiento del plantel, en donde se impartiría no solo las ciencias sino también el deber de cultivar la virtud, educando para la vida según el espíritu cristiano. Así, se funda el Colegio de la Presentación de Nuestra Señora”, siendo su primera directora la Madre Ana Candelaria, subdirectora la Hermana San Ambrosio y profesoras las Hermanas Lucía y Ana Josefina del Rosario.

Pensum académico

Desde su organización, el colegio enfiló su pensum a la modalidad de la enseñanza y es así como además de español, matemáticas, sociales, inglés y francés, complementó la labor de formación con normas pedagógicas, manualidades y programas especiales de alfabetización. Las primeras egresadas en 1926 obtuvieron el título de “Competencia para el Magisterio” y su tercer año de secundaria aprobado. Hasta 1953 sus maestros eran exclusivamente religiosos, pero al abrirse el cuarto año de la Normal, inicia una maestra seglar lo que dio la oportunidad a que otros seglares pudieran entrar a trabajar en la institución.

En las últimas décadas la escuela ha crecido en su población estudiantil y ha asumido un carisma diferente. Se caracteriza por la libertad de culto, igualdad de oportunidades sin ninguna discriminación, libertad metodológica para el docente innovar y el acceso a la educación del niño campesino de bajos recursos económicos.

Desde el año 2015 con la llegada de Hna. Marta Inés Laguado Ortega como rectora, la institución ha tenido grandes cambios en el mejoramiento de la infraestructura y en las gestiones directiva, académica, comunitaria, administrativa y financiera. El 2018 estará marcado por la vivencia de los 100 años donde maestros y estudiantes resaltan la labor ininterrumpida de las hermanas en la Escuela.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 1
  •  
  •  
  •  
    1
    Share