Hospital Emiro Quintero Cañizares: Por un servicio más humano

Actualidad Andina Salud

El Hospital Emiro Quintero Cañizares es la entidad prestadora de salud más importante del departamento Norte de Santander, calificada en mediana complejidad, pero con prestación de servicios de alta complejidad. Hoy en día cuenta con una capacidad acorde a la demanda de servicios que requieren los usuarios, para ello se dispone de infraestructura, equipos biomédicos y definición de procesos que cumplen con los estándares de calidad requeridos por la normatividad vigente.

Dentro del portafolio de servicios, se encuentran: consulta externa general y especializada, detección temprana y protección específica, hospitalización, cirugía, apoyo diagnóstico y complementación terapéutica, urgencias, entre otros.

Actualmente la Gerencia del Hospital Emiro Quintero Cañizares, en cabeza de su titular Doctor Jairo Pinzón López, ha gestionado de manera constante el desarrollo y ejecución de proyectos en pro de la salud de la región de Ocaña y Sur del Cesar. “Por un servicio más humano” ha sido el propósito de la administración, razón por la cual ha intensificado sus esfuerzos en todas las áreas de la Empresa Social del Estado, para así brindar al paciente un trato con respeto, confianza y estimación.

 

Jairo Pinzón López, el actual gerente del Hospital Emiro Quintero Cañizares, es originario del municipio de San Calixto, Norte de Santander y cuenta con una larga trayectoria profesional que le ha brindado la experiencia académica y laboral necesaria para desempeñar su cargo con excelencia. Es abogado y especialista en Derecho y Contratación Estatal de la Universidad Libre de Colombia, en su sede de Cúcuta, y se encuentra haciendo una maestría en Gestión de Servicios de Salud en la Universidad de Santander.

Adicionalmente, tiene formación como tecnólogo en Obras Civiles de la Universidad Francisco de Paula Santander, en su sede de Ocaña y ha asistido a seminarios de Presupuesto PAC, Tesorería, Fortalecimiento Fiscal; Finanzas Municipales para el Desarrollo Institucional y al Congreso de Administración de Fondos y Bienes en el Sector Público. Igualmente, Pinzón tiene experiencia en el sector público, pues ha sido jefe de control interno, secretario de Hacienda y alcalde de San Calixto, en un periodo de 7 años, donde se destacó como un gran líder en beneficio de la comunidad. Actualmente, se encarga de la Gerencia del Hospital Emiro Quintero Cañizares.

En el plan de desarrollo institucional apunta a producir servicios de salud eficientes y efectivos, que cumplan con las normas de calidad establecidas de acuerdo con las reglamentaciones que se expida para tal propósito. Además, buscará garantizar, mediante un manejo gerencial adecuado, la rentabilidad social y financiera de la empresa. Jairo Pinzón López se caracteriza por ser un hombre con visión humanista, alto sentido de responsabilidad, mediador y conciliador, leal, orgulloso de sus principios, su ética y formación profesional. Está capacitado para servir en el desarrollo de alternativas, en búsqueda siempre de lo correcto y lo legal, pues está preparado para afrontar los retos que la profesión y el servicio le depare.

Con especialidades como anestesia, angiología, cardiología, cirugía general y especializada, dermatología, endocrinología, gastroenterología, geriatría, ginecobstetricia, medicina interna, nefrología, oftalmología, ortopedia y/o traumatología, otorrinolaringología, pediatría, perinatología, psiquiatría, urología, neurocirugía, maxilofacial, apoyo diagnóstico y complementación terapéutica, se ofrece una mejor calidad de vida a todos los habitantes de esta región del país.

Por otra parte, se ha permitido que, de forma activa, se cumpla con los programas de promoción y prevención. Es así como, en el 2017, se obtuvo el 100 % de las estrategias de prevención que existen, como es la vacunación, logrando aplicar 40.000 en la provincia de Ocaña, lo que genera situaciones positivas en la población, como disminuir la brecha de desigualdad, debido a  que se logró llegar a todas las zonas rurales y urbanas. Además, prevenir enfermedades, evitar complicaciones severas en el estado de salud, disminuir costos en el sistema de salud del país y evitar mayores complicaciones, como la muerte en la población infantil. 

Su preocupación es por la calidad de la atención en el Hospital. Por eso, el gerente ha dejado notar su interés por dotar y mejorar la infraestructura de los centros de salud en el sector rural y urbano con los que cuenta la Empresa Social del Estado. Con la nueva dotación, se permitió reforzar la atención en el área de gastroenterología, ortopedia, endocrinología, urología, fonoaudiología, radiología, quirófano, ginecología oftalmología, laboratorio clínico, rehabilitación y cardiología, odontología, con la adquisición de equipos de última tecnología, como litotriptor, densitómetro, equipo de rayos X, equipo automatizado de potenciales para la dimensión auditiva, estación de cápsula endoscópica y telemetría, entre  otros avances.

 Así mismo, se han logrado crear 7 dispensarios médicos en las veredas de los municipios de san Calixto, Teorama y Hacarí. La ubicación de este servicio busca brindar una oportuna atención, siempre y cuando no se requiera de hospitalización. También se prestan primeros auxilios, tratamientos sintomáticos, curaciones, inyecciones, suturas, y toma de signos vitales. Igualmente, se está trabajando en el proyecto de reposición de infraestructura de la unidad mental.

En cumplimiento de los objetivos del hospital, se han gestionado los diseños arquitectónicos por parte del Ministerio de Salud y Protección Social para la reposición de la infraestructura de la Unidad Mental.
El hospital se ha fijado como meta mejorar la infraestructura de los centros de salud con los que cuenta la Empresa Social del Estado.

La administración del Hospital Emiro Quintero Cañizares, durante sus dos años, ha logrado mantener la clasificación “sin riesgo financiero” otorgada por el Ministerio de Salud y Protección Social, gracias al análisis de ingresos recaudados en relación a gastos y costos operacionales y no operacionales. Sin embargo, la deuda que presentan las Empresas Responsables de Pago asciende a $74000 millones, por lo que la Administración se ha visto en la necesidad de cancelar contratos con algunas Empresas Prestadoras de Salud, siendo conocedores del contexto actual, la Gobernación de Norte de Santander, el Instituto Departamental de Salud y la opinión pública en general. Por otra parte, no se presenta ningún problema latente en el pago de sus proveedores, comenzando con el recurso humano tanto asistencial como administrativo.

Cumpliendo con los logros estratégicos que se tienen proyectados en el Plan de Desarrollo Institucional, se encuentra la gestión para fortalecimiento de la capacidad de respuesta Institucional de la ESE. Así mismo, continuar en el proceso de acreditación, con diferentes estrategias no solo en el área hospitalaria, sino también en la ambulatoria, con el fin de llegar a todos los rincones de la región de Ocaña y el área de influencia Teorama, San Calixto y Hacarí, en Norte de Santander. 

El objetivo es fortalecer el Hospital, con enfoque en la parte financiera, en la estandarización de los procesos y procedimientos, la adquisición tecnológica, la sensibilización del personal, seguridad del paciente y responsabilidad social.

Comparte este contenido en tus redes sociales