Hospital General del Medellín, catalogado como “El Hospital Público #1 de América Latina”


Actualidad Salud

Hace 69 años, en una casona en la carrera Palacé de la capital de Antioquia, se le dio vida al Centro de Atención Obstétrica, con 20 camas y áreas de servicio reducidas. Este fue el inicio del Hospital General de Medellín, institución médica reconocida hoy a nivel nacional e internacional por su sostenibilidad financiera y por la excelencia en su administración y servicio.

Por novena vez, la institución médica fue elegida como el mejor hospital público de todo el continente latinoamericano, según la revista América Economía. Este reconocimiento es el resultado de una gestión basada en la cultura de calidad, en donde cada detalle es importante para ofrecer el mejor servicio a los usuarios. Su gerente general, Jesús Eugenio Bustamante Cano, un hombre apasionado por lo que hace, es consciente de que la excelencia debe primar en la tarea que realiza el personal. Es por ello que su administración se ha orientado a la optimización de los procesos y en sacar adelante los proyectos investigativos y financieros.

El Hospital General de Medellín puede decir con orgullo que ha logrado un saneamiento de sus finanzas hasta el punto de no tener deudas para garantizar su operatividad. Esto ha sido el resultado de una administración que busca alternativas para mejorar las relaciones, bajar la cartera y disminuir costos a los pacientes. “Hay que tener un ejercicio muy juicioso y responsable del manejo de los dinero públicos, el hospital tiene más de 80 mil millones de pesos en títulos de valores para respaldar su funcionamiento”, asegura el director.

En el tema de recuperación de cartera, se consiguió disminuir considerablemente el valor de la deuda. Pero su gestión fue mucho más allá, con resultados altamente positivos. Bajo su administración se dio vía libre a un equipo para supervisar los turnos médicos y evaluar la gravedad de los pacientes, con el fin de descongestionar la sala de urgencias. “Se va rotando la camilla de urgencia y baja el costo para el paciente, para la EPS y para mí no aumenta tanto la cartera”, explica el directivo.

Otra estrategia que ha contribuido a conseguir esa sostenibilidad financiera es la de prestar los servicios médicos a todo tipo de asegurador. Por ejemplo, a la Policía, las Fuerzas Militares y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) se les presta el servicio en el Hospital y con ello la administración recibe los pagos a tiempo. “Un ejercicio financiero juicioso no es solamente cobrar tarifas altas, sino hacer un buen trabajo para que los costos no aumenten y, aun así, hemos podido mejorar las condiciones económicas a nuestros trabajadores”, sostiene.

Los reconocimientos del hospital no son pocos. Además del ranking en el que ubican al centro médico en la lista de la revista América Economía, cuenta con varias certificaciones, una en buenas prácticas en el manejo de gases medicinales, otra entregada por el Invima por su banco de sangre y una más por el Icontec en el área ambiental y de seguridad en el trabajo. “Por segunda ocasión, somos reconocidos como uno de los hospitales seguros del país, que lo da la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas”, lo que refleja la labor que se está desarrollando, destaca el directivo.

En México también le fue otorgada a la institución un galardón por el proceso de higiene de manos que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y, desde hace cinco años están certificados con responsabilidad social empresarial por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco). “Estamos como una de las entidades que está cumpliendo con los estandares de transparencia y eso está unido a un índice internacional”.

Su trabajo a futuro se enfoca en seguir fortaleciendo la atención a pacientes de alta complejidad. Además, está desarrollando un laboratorio de cocreación basado exclusivamente en temas de innovación médica. Este proyecto tiene como objetivo llevar soluciones para pacientes y profesionales de la medicina. “Estamos buscando alianzas con entidades extranjeras para mejorarlo y para poder darle soluciones no solamente a los usuarios del hospital, sino de otras instituciones”, agrega.

Otra de las metas trazadas es aumentar la capacidad de la unidad de cuidados intensivos de adultos, para lo cual se proyecta habilitar 14 camas nuevas. En el área cardiovascular, se trabaja en el desarrollo de un laboratorio especializado en el tema. El Hospital Universitario ha sido y sigue siendo su foco. Por ello, se buscarán más convenios con instituciones de educación superior acreditadas. Los programas abarcan la parte materno fetal de alta complejidad, área en la que siguen siendo reconocidos. “Tenemos un programa madre canguro y un banco de leche materna que son referentes para el Ministerio”, puntualiza.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares