Hotel Neiva Plaza, una joya arquitectónica


Actualidad Turismo

El hotel Neiva Plaza es símbolo de tradición, confort y buena mesa. Por su riqueza histórica fue declarado por el Concejo de Neiva como Patrimonio Arquitectónico y bien de interés cultural de la ciudad. Fue construido en 1956 por el reconocido huilense Oliverio Lara Borrero, bajo la dirección del arquitecto Hernando Rojas Polanco. Actualmente, es considerado un ícono del departamento y se constituye en uno de los mayores atractivos de la plaza principal.

El hotel fue construido con unos espacios muy generosos, lo que permite que sus habitaciones gocen de amplios lugares para el descanso, un lobby imponente para la atención a los clientes y unas escaleras ajustadas a la época en la que se planificó y diseñó la edificación. Su riqueza cultural se ve plasmada en dos grandes obras de arte originales del maestro Enrique Gómez Campusano, que sobresalen en el enorme mural que adorna el salón de espera principal y que hacen juego con la escultura que rinde homenaje a La Rebeca, en uno de los bordes de la piscina central.

Capacidad Hotelera

El hotel cuenta con un total de 87 habitaciones: dos suites presidenciales, cinco junior suites, 66 VIP y 14 estándar. El restaurante Salón Azul y la Cafetería Plaza Café están abiertos no solo para los huéspedes, sino también para la gente de la ciudad de Neiva.

También posee tres salones de conferencia, donde se pueden hacer reuniones académicas y sociales, al igual que una terraza en el quinto piso donde hasta hace algunos años se celebraban las principales fiestas de la capital huilense. Asimismo, dispone de un gimnasio y un spa en convenio, que les permite a los clientes disfrutar de masajes relajantes.

Las instalaciones cuentan además con servicios turísticos, a través de agencias de viaje que son aliadas estratégicas para que la estadía de los visitantes sea aún más placentera, con el traslado desde el hotel al aeropuerto, transporte con fines empresariales y tours a San Agustín, Villavieja, desierto de la Tatacoa y la ruta de la Achira y el río Magdalena, entre otros atractivos.

 

Por el hotel han pasado, a lo largo de estos 62 años, personajes muy importantes de la vida nacional, entre ellos el expresidente Julio César Turbay Ayala y los exjefes de Estado, Ernesto Samper Pizano, Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe Vélez, entre otros. En sus habitaciones también se han alojado artistas internacionales como los cantantes Vicente Fernández y Marck Anthony, así como el actor Will Smith, la Premio Nobel de Paz Rigoberta Menchú y las candidatas al Reinado Nacional y Departamental del Bambuco que se celebra cada año en la ciudad de Neiva.

 

Las instalaciones fueron sometidas a un proceso de remodelación para colocarlas a tono con los estándares internacionales de servicio, conservando su parte exterior debido a que el hotel fue declarado “patrimonio arquitectónico y bien de interés cultural” para la capital huilense. Por ello, la invitación es a que la gente venga y conozca un lugar de descanso que enmarca historia, cultura, arquitectura, tradición, modernidad y confort.

 

 

Las suites presidenciales se diferencian de las otras habitaciones por su tamaño, mobiliario y confort. Además de sus 90 metros cuadrados, cuenta con dos terrazas, una de las cuales tiene vista al Centro Comercial Metropolitano y la otra al tradicional Parque Santander. Los huéspedes podrán disfrutar de una sala con dos sofás de tres puestos cada uno, un mueble de televisión, una mesa de comedor para ocho personas, un estudio y una habitación separada con cama King Size, además de un Jacuzzi doble con hidromasajes, es decir, con espacios muy confortables.

Por su parte, la junior suite tiene 60 metros cuadrados, comedor para dos o cuatro puestos, un sofá de tres asientos, un espacio de Tv y una cama Queen.

“No solo prestamos el servicio de alojamiento, sino también el servicio integral de turismo en nuestra ciudad y nuestro departamento”.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares