Innovación y desarrollo desde la educación


Actualidad Educación Gestión

La institución trabaja por la consolidación de procesos innovadores para el desarrollo rural y aprovechamiento de los recursos naturales que posee el Chocó. Su afán como centro académico de la zona es formar técnicos, tecnólogos y profesionales que lleven a cabo acciones e iniciativas para el beneficio del departamento.

En un departamento históricamente afectado por la guerra, el abandono estatal y la indiferencia de todo un país, se levantó la Universidad Tecnológica del Chocó Diego Luis Córdoba, una institución que basa sus procesos en la excelencia y la búsqueda de la innovación para contribuir al desarrollo de actividades rurales de su región. Su rector, David Mosquera Valencia, ejerce su labor guiado hacia el propósito de alcanzar la acreditación y mejorar los índices de calidad educativa del departamento.

La Universidad Tecnológica del Chocó Diego Luis Córdoba ofrece unos programas de impacto para los procesos de docencia, investigación y extensión, entre los que se destacan la formación óptima en los niveles de doctorado, maestría y la introducción de jóvenes investigadores al área. También impulsa otro proyecto con el que busca incrementar el desarrollo tecnológico y la innovación en las cadenas productivas del departamento.

La institución lidera, además, varios procesos para el progreso de las zonas rurales de Chocó, como el fortalecimiento de la ganadería para construir paz en la región del Urabá y el mejoramiento productivo del recurso forestal desde la ciencia, tecnología e innovación. También, la generación de herramientas que contribuyan al posicionamiento de la biodiversidad del departamento para el desarrollo regional.

Adicional a ello, se implementa un programa de tecnología alternativa para el uso energético de los recursos naturales para la comunidad. Así mismo, la ampliación de cobertura en un 30% del programa de ondas de Colciencias en el Chocó.

Desde hace unas semanas comenzó a funcionar la nueva sede de la universidad en Bahía Solano, con el propósito de ampliar la cobertura en las zonas más apartadas de la región. Esto se ha podido llevar a cabo gracias a una articulación entre la alcaldía municipal y la institución de educación superior.

 

En las nuevas instalaciones se pondrá en práctica el b-learning, que es la combinación de clases presenciales y a través del internet. Además, se brinda ayuda a los habitantes de Bahía Solano, Jurado y Nuquí para facilitar su traslado al centro de desarrollo regional del Pacifico por intermedio de una casa de paso, gracias a un trabajo en equipo de las tres alcaldías. El rector explica que su trabajo como institución también consistirá en “hacer presencia institucional, apoyando las particularidades de la zona costera: marítima, medio ambiental y turística, con programas pertinentes a la región”.

Para ser efectivos en disminuir los índices de deserción escolar, el plantel decidió identificar las principales causas de este problema. Los estudios arrojaron que la escasez de recursos económicos y la situación académica de los estudiantes son los motivos más grandes de su abandono a la educación. Ahora, para atacar estos dos frentes se han puesto en marcha estrategias dirigidas a cada circunstancia.

Para combatir la falta de dinero, se han hecho convenios con entidades y organizaciones como Jóvenes en Acción, Fondo para la Permanencia, graduación y reparación de la población víctima del conflicto armado en Colombia, Jóvenes Rurales, Becas Negritudes y Comfachocó, entre otros. Además, se brindan incentivos como matrículas de honor, pago anticipado o descuento por grupo familiar y, cuando el caso lo amerite, la universidad es flexible con los tiempos de pago del semestre.

En cuanto a la situación académica de algunos estudiantes, la institución adelanta iniciativas como el acompañamiento a los alumnos de bachiller en jornadas de orientación vocacional, a los jóvenes universitarios en los procesos administrativos, la realización de cursos de nivelación de algunas áreas del conocimiento, acompañamiento psicológico a posibles desertores y la implementación de carreras técnicas o tecnológicas que permitan el ingreso al mundo laboral de forma más rápida.

Para conseguir la acreditación institucional, la universidad busca alcanzar los criterios que establece el Ministerio de Educación. Es así como se han puesto en marcha estrategias para lograr objetivos como el mejoramiento de los resultados de las pruebas Saber-Pro, el fortalecimiento de los grupos de investigación, apoyo a la formación de alto nivel de los docentes y, por supuesto, incrementar el conocimiento y manejo del idioma inglés en estudiantes y docentes.

Además, a través de la autoevaluación se trabaja en la optimización de los programas académicos y de todos los procesos institucionales. Por otra parte, las alianzas interinstitucionales como la hecha con Colombia Científica han sido fundamentales para el fortalecimiento de las iniciativas educativas.

David Emilio Mosquera Valencia. Magíster en Administración de Proyectos de la Universidad para la cooperación Internacional de San José de Costa Rica, especialista en Docencia Universitaria de la Universidad Cooperativa de Colombia y en Pedagogía de la Virtualidad de la Fundación Universitaria Católica del norte. Cuenta con diplomados en Manejo de Ambientes, en Gestión del conocimiento, Gestión Educativa y otros.  Ha sido decano de la Facultad de Ingeniería y director del programa de Ingeniería en Telecomunicaciones e Informática de la Universidad Tecnológico del Chocó, además de gobernador encargado del departamento en varias ocasiones. Se desempeñó como secretario de Gestión Administrativa del Chocó, director del Fondo de crédito del proyecto DIAR, gerente de la Federación Agropecuaria del Rio Atrato y asesor externo en el área de Sistemas en la Cámara de Comercio del Chocó, entre otros. A nivel académico tiene más de 25 años de experiencia en docencia universitaria.

Comparte este contenido en tus redes sociales
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares